Literatura

Consejos para jóvenes escritores

José Luis Hernández

05/04/2021 - 05:45

 

Consejos para jóvenes escritores

 

Desde mi experiencia personal, no existe una escuela para ser escritor. Uno aprende con la vida y las lecturas, afilando a diario sus herramientas y cultivando la perseverancia.

Los talleres son una buena forma de experimentar y crearse una red de conocidos, pero no porque uno haya ido a un taller literario puede decir que es u buen escritor y él que lo haga es inconsciente.

A continuación enumero algunos consejos para que los jóvenes escritores – esos que se consideran en plena formación y que desean acabar una obra o ponerse a escribir seriamente–encuentren recursos.

Se trata de una lista elaborada sobre la base de muchas otras listas recopiladas en numerosos talleres literarios. Decidí hacer la síntesis de lo que considero más importante, pero recuerden: son consejos y no mandamientos.

Es importante ser creativo y adaptar estas recomendaciones a nuestro entorno y a nuestra realidad. Así es como nacen obras distintas y realmente interesantes.

Sólo indico 25 consejos. Podrían ser más o podrían ser menos. Lo importante es generar ideas y sentir el deseo de escribir en todo nuestro ser.  Espero les ayude.

  1. Mirar los objetos de nuestra casa como si pertenecieran a otro mundo y escribir sobre la nueva forma de percibirlos.
  2. Contar lo diferente y no lo obvio de cada día.
  3. Plantearse la mayor cantidad posible de formas de soledad existentes para desarrollar en un texto la que más nos conmueva.
  4. Observar lugares bucólicos y describirlos. Extraer noticias truculentas de periódicos sensacionalistas y ambientar los sucesos en dichos lugares.
  5. Estar alerta a nuestras sensaciones durante el día para la esencia de cada una de ellas.
  6. Rescatar la espontaneidad del niño. Jugar y crear con todo lo que se tiene a mano.
  7. Inventar situaciones, personajes, conceptos que nos permitan transgredir las funciones del lenguaje.
  8. Escribir sin estar pendientes del calendario, del reloj ni de lo que consigamos; simplemente, hacerlo.
  9. Practicar el aislamiento durante un período programado de tiempo que puede ir desde un día completo hasta una semana, un mes... y anotar lo que experimentamos en ese lapso.
  10. Encontrar las palabras que más placer nos produzcan o más significaciones nos provoquen para constituirlas en componentes de una imagen.
  11. Inventar imágenes inexistentes, con mecanismos similares a los productores de frases hechas, y desplegarlas literalmente en un texto.
  12. Tomar una idea conocida y asombrarse frente a ella como si nos resultara desconocida como método para conseguir material literario.
  13. Coleccionar refranes de distintas procedencias para trabajar con ellos en un texto.
  14. Inventar refranes y jugar con su sentido literal.
  15. Prestar atención a los episodios cotidianos, y convertir cada mínimo movimiento ocurrido en un espacio común -un bar, el metro, un edificio, la playa- en un episodio capaz de desencadenar otros muchos.
  16. Inventariar palabras a partir del alfabeto y crear entre ellas un itinerario, el esqueleto de una historia.
  17. Tomar todo tipo de secretos: un "secreto de familia", un "secreto de confesión", "el secreto de estado", "el secreto profesional", como motores de un texto.
  18. Hurgar en nuestro mundo interior, rescatar de él algún aspecto que no nos atrevemos a expresar y ponerlo en boca de un personaje.
  19. Confeccionar una lista de afirmaciones y otra de negaciones como posible material para un texto en el que se omita algo específico.
  20. Invertir el mecanismo lógico: secreto/confesión, es una manera de enfrentar la ficción. En consecuencia, partir de una confesión para luego inventar el secreto.
  21. Emborronar folios durante diez minutos exactos cada día. Al cabo de cada mes (y por ninguna razón antes) leer lo apuntado. Dicha lectura constituirá una grata sorpresa para su autor. Dado que escribió asociando libremente, el material acopiado será heterogéneo y muy aprovechable para ser transformado en texto literario.
  22. Trazarse un boceto de escritura "en ruta" y atrapar las ideas susceptibles de ser incorporadas a nuestra futura obra.
  23. Recopilar anécdotas ajenas y apropiarse de algún detalle de cada una o de su totalidad.
  24. Del intercambio de textos con otros escritores pueden surgir propuestas y comentarios reveladores.
  25. Imitar una página del texto de un escritor consagrado y comprobar el ensamblaje de las palabras.

 

José Luis Hernández 

Sobre el autor

José Luis Hernández

José Luis Hernández

La Lupa literaria

José Luis Hernández, Barranquilla (1966). Abogado, docente y amante de la literatura. Ofrece en su columna “La Lupa Literaria” una perspectiva crítica sobre el mundo literario y editorial. Artículos que contemplan y discuten lo que aparece en la prensa especializada, pero aplicándole una buena dosis de reflexión y contextualización.

1 Comentarios


Berta Lucia Estrada 06-08-2015 03:05 PM

Creo que el faltó el ingrediente más importante: ser un excelente lector. Eso no quiere decir que un buen lector será un buen escritor, pero un mal lector será un pésimo escritor. Atte, Berta Lucía Estrada, autora de la columna FRACTALES

Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Ahora que traes lluvias

Ahora que traes lluvias

  No quería tropezar con Carolina, pero me vi obligado a ir al edificio administrativo.   —¿Adónde va, Samuel? —me pregunt...

Tu cuerpo y otros nanorelatos de Ana Milena Alandete

Tu cuerpo y otros nanorelatos de Ana Milena Alandete

Ella mezcla literatura y erotismo con desenvoltura. Explora los universos más secretos de la mente y de la anatomía para elaborar cue...

El ser más rico de la Tierra

El ser más rico de la Tierra

  Un día cualquiera Adriel Dadil se dio cuenta que era el ser más rico de la Tierra. Era más rico que Ardila Lule y Luis Carlos S...

Cuento de Nochebuena, de Rubén Darío

Cuento de Nochebuena, de Rubén Darío

  El hermano Longinos de Santa María era la perla del convento. Perla es decir poco, para el caso; era un estuche, una riqueza, un a...

Un poema de Álvaro Cepeda Samudio

Un poema de Álvaro Cepeda Samudio

  Alvaro Cepeda Samudio fue un escritor y periodista costeño (Ciénaga, Magdalena, marzo 30 de 1926-Nueva York, octubre 12 de 1972)....

Lo más leído

Santander y su historia

Antonio Acevedo Linares | Historia

Puro sabor sabanero: el recorrido de Aníbal, Lisandro y Alfredo Gutiérrez

Alejandro Gutiérrez De Piñeres y Grimaldi | Música y folclor

Aproximación a la definición del Arte

Eduardo Vásquez | Artes plásticas

Los dichos de Poncho Zuleta, por supuesto

Juan Rincón Vanegas | Música y folclor

Los ciclos de la violencia en el departamento del Cesar

Jhon J. Flórez Jiménez | Historia

La labor del gestor cultural

Samny Sarabia | Otras expresiones

Miguel López supo ponerle oficio a los bajos de su acordeón

Juan Rincón Vanegas | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados