Literatura

El escritor que no publica y que difícilmente escribe

José Luis Hernández

06/09/2012 - 11:01

 

Mantengo en la Universidad y en la ciudad en general unas conversaciones muy animadas con ciertos amigos. La literatura suele ser el motivo de ciertos encontronazos, lo reconozco, y eso se debe a ciertas diferencias de percepciones y criterios que no cabe abordar en esta columna, pero también porque algunos de los que empiezan a opinar se empecinan en adoptar el título de escritor como si esto les diera la razón en todo lo que dicen.

Y acá quiero dejar plasmado mi primera duda. El término de escritor se puede adjudicar a una persona que escribe con frecuencia, que trabaja diariamente para pulir su obra y, finalmente, publicar lo que ha hecho o por lo menos divulgarlo de manera amplia y así enfrentarse al público y la crítica.

Sin embargo, el escritor que escribe ocasionalmente, que no se obliga a sentarse y no publica –aunque sea autoeditado–, no puede considerarse un escritor sino un escribiente. Es decir una persona que escribe como simple pasatiempo.

Sé que esta definición puede provocar muchas asperezas. Me imagino que estas últimas líneas habrán ofendido a los que en la soledad de sus casas persisten en considerarse escritores, pero seamos realistas: ser escritor no se improvisa de un día para otro y publicar es una de las etapas indispensables para poder entender lo que implica esta profesión.

Por ende, el oficio de escritor supone toparse con las opiniones del público, exponerse, entender los entresijos del mundo de la edición, aprender la mejor forma de presentar y vender su libro. La publicación es un factor central en este oficio.

Para darles un ejemplo, tomemos el caso de un señor que dice ser músico, pero que no sabe leer la música. Ese señor, por muy buen oído y agilidad que tenga, no es un músico sino un intérprete que logra transmitir las emociones de una canción. Ser músico significa también escribirla y poder leerla.

Cada palabra tiene un significado y el “escritor” tiene como principal fin publicar sus escritos o sus opiniones y encontrarse con los lectores. Un escritor debe tener un pie en metido en un medio de comunicación y otro escribiendo en su casa. No puede sentir vergüenza o miedo a la hora de expresarse en una columna. ¿Acaso lo tuvieron Álvaro Mutis, Gabo, William Ospina, Juan Gabriel Vásquez, Caycedo y otros escritores nacionales?

Éstas son algunas reflexiones que dejo escritas para que mis colegas docentes, que tan rápidamente se entronizan con la etiqueta de escritor, se pongan las pilas y escriban de verdad.

José Luis Hernández

Sobre el autor

José Luis Hernández

José Luis Hernández

La Lupa literaria

José Luis Hernández, Barranquilla (1966). Abogado, docente y amante de la literatura. Ofrece en su columna “La Lupa Literaria” una perspectiva crítica sobre el mundo literario y editorial. Artículos que contemplan y discuten lo que aparece en la prensa especializada, pero aplicándole una buena dosis de reflexión y contextualización.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Tres poemas de Yolaida Padilla

Tres poemas de Yolaida Padilla

Yolaida Mercedes Padilla es –además de docente–, una poetisa con una energía y una sonrisa indoblegable. Nacida en San Diego, her...

Rutas de desamor

Rutas de desamor

Debo confesar que no llegué a la novela El Lugar del Aire (Lumen, 2012) por referencias de escritores, lectores o amigos gracias a q...

Las efemérides del Boom

Las efemérides del Boom

Lo mío no será tachar al Boom, como se ha puesto de moda entre tanta gente de mi generación. Al contrario: lo mío será subrayarlo...

La Ruta de Gabo tiene como destino Barrancas en La Guajira

La Ruta de Gabo tiene como destino Barrancas en La Guajira

  Barrancas, municipio del centro de La Guajira, es destino este fin de semana de la Ruta de Gabo. Familiares, amigos, investigador...

El olor a libro nuevo (que se volvió perfume)

El olor a libro nuevo (que se volvió perfume)

  El aroma de un libro recién impreso es el mejor del mundo”, Karl Lagerfeld Los que aman los libros lo saben. Sólo pueden esta...

Lo más leído

El tamal, un plato típico del Tolima

Alba Llorente Majana | Gastronomía

Los grandes triunfos de Freddy Molina

Eddie José Dániels García | Música y folclor

Un paseo por el cementerio San Miguel de Santa Marta

Joaquín A. Zúñiga Ceballos | Turismo

Del vallenato lírico, el vallenato romántico y el vallenato llorón

Luis Carlos Ramirez Lascarro | Música y folclor

El Vallenato como género literario

Luis Carlos Ramirez Lascarro | Música y folclor

El reconocimiento de la diferencia

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

Cucambas, diablos y negros danzan en Atánquez

María Ruth Mosquera | Turismo

Ya ni se versea, pollo ronco…

Fabio Fernando Meza | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados