Literatura

Si, un poema inspirador de Rudyard Kipling

Redacción

26/08/2019 - 05:35

 

Si, un poema inspirador de Rudyard Kipling
El poeta Rudyard Kipling

 

Si guardas en tu puesto la cabeza tranquila,

cuando todo a tu lado es cabeza perdida.

Si tienes en ti mismo una fe que te niegan

y no desprecias nunca las dudas que ellos tengan.

 

Si esperas en tu puesto, sin fatiga en la espera.

Si engañado, no engañas.

Si no buscas más odio, que el odio que te tengan.

Si eres bueno, y no finges ser mejor de lo que eres.

 

Si al hablar no exageras, lo que sabes y quieres.

Si sueñas y los sueños no te hacen su esclavo.

Si piensas y rechazas lo que piensas en vano.

Si alcanzas el triunfo o llega tu derrota,

y a los dos impostores les tratas de igual forma.

 

Si logras que se sepa la verdad que has hablado,

a pesar del sofisma del Orbe encanallado.

Si vuelves al comienzo de la obra perdida,

aunque esta obra sea la de toda tu vida.

 

Si arriesgas de un golpe y lleno de alegría,

tus ganancias de siempre a la suerte de un día,

y pierdes, y te lanzas de nuevo a la pelea,

sin decir nada a nadie lo que eres, ni lo que eras.

 

Si logras que los nervios y el corazón te asistan,

aún después de su fuga, en tu cuerpo en fatiga,

y se agarren contigo, cuando no quede nada,

porque tú lo deseas, lo quieres y mandas.

 

Si hablas con el pueblo, y guardas la virtud.

Si marchas junto a Reyes, con tu paso y tu luz.

Si nadie que te hiera, llega a hacerte la herida.

Si todos te reclaman, y ninguno te precisa.

 

Si llenas el minuto inolvidable y cierto,

de sesenta segundos, que te llevan al cielo.

Todo lo de esta Tierra será de tu dominio,

Y mucho más aún …

¡Serás un hombre, hijo mío!

 

PanoramaCultural.com.co 

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Cáscara de nuez, de Ian McEwan

Cáscara de nuez, de Ian McEwan

  Soy una lectora asidua de la literatura anglófona, regularmente me sumerjo en las páginas de algunos de sus autores; aunque no ...

Perfumes migratorios

Perfumes migratorios

  Sólo los domingos de enero se repite la escena. Una mujer coqueta con su ropa fucsia de deportes trota por el parque y deja su p...

Ojos fraternos y otros poemas de Luiz Mizar

Ojos fraternos y otros poemas de Luiz Mizar

Luis Mizar nació el 8 de julio de 1961 en el tradicional barrio Cañaguate de Valledupar y su niñez la vivió al lado de sus padres e...

Y a usted, ¿ya le regalaron una poesía?

Y a usted, ¿ya le regalaron una poesía?

El papel está enrollado y atado con cinta, su contenido ha extasiado a cientos y muchos son declamados con el acompañamiento de una...

Los 10 mejores poemas de Gustavo Adolfo Bécquer

Los 10 mejores poemas de Gustavo Adolfo Bécquer

  Gustavo Adolfo Bécquer nació en Sevilla (España) en 1836 y murió en la misma ciudad, a los 34 años, en 1870 a causa de tubercu...

Lo más leído

Santander y su historia

Antonio Acevedo Linares | Historia

Tankas, versos de sexo subliminal

Elena Puchalt Ruiz | Literatura

Los suplementos literarios en Colombia

Antonio Acevedo Linares | Periodismo

Infamias y eternidades: las dos historias de Borges

Gabriel Jiménez Emán | Literatura

Érase una vez Bruce Lee

Diego Niño | Cine

El vallenato no es cualquier cosa: es asunto de amor

Edgardo Mendoza | Música y folclor

La Guillermina y el travestismo en el Son de Negro

Álvaro Rojano Osorio | Música y folclor

No hay orden

Andy Romero Calderon | Opinión

Las sentencias del doctor Panzza

Eddie José Dániels García | Ocio y sociedad

Síguenos

facebook twitter youtube