Literatura

La revista Letras y su quinta edición

Redacción

17/09/2012 - 10:11

 

Portada de la revista LetrasLa literatura tiene esa virtud de cambiar los escenarios, hacerlos de repente más cercanos, más entendibles. Con ella las situaciones más oscuras recuperan la luz, y se difunden en los lugares más inesperados.

La literatura es también una excusa para el encuentro y una tacita de café. Eso es lo que celebramos justamente con cada lanzamiento de la revista Letras: un espacio para la reflexión, la proximidad y el conocimiento del otro.

Ese acercamiento, promovido por el editor William de Ávila, se hace necesario. Imprescindible, en una ciudad donde todo debería girar en la persona. El ser humano, la palabra y el sentimiento. Así pues, recibimos el  número 5 de la revista Letras el pasado viernes 14 de septiembre en el café de las Madres, con el calor de un tinto y la intimidad de la noche.

Los textos se entrelazaron en un sinfín de anécdotas y opiniones, con esa expresión característica de los círculos donde priman el pensamiento y las artes. El último número de la revista fue la columna vertebral y gracias a él volvió a brillar la memoria de Germán Piedrahita: un artista al que se rinde homenaje.

Entre los invitados, estaban Silvia Betancourt, Angela Piedrahita, José Anibal Moya, Mauricio Zequeda, José Luis Molina, Pedro Olivella, Alvaro Maestre, Yadira Vega, Yolaida Padilla y muchos otros que, por cuestiones de espacio no podremos mencionar, pero que, en todo momento, hicieron de esta noche un encuentro inolvidable, como cada lectura.

A continuación les dejamos leer las líneas del editorial de la nueva revista y les invitamos a descubrir el trabajo apasionado de un editor que abre espacios a la literatura regional:

“Con el número cinco de la Revista Letras inauguramos el segundo año de permanencia literaria, lo que nos compromete aun más en la labor de divulgación de las letras locales y las nacidas de autores de la Región Caribe que empiezan a asomarse desde estas páginas.

“No hay quinto malo”, dirán algunos, lo cierto es que en nuestro caso se cumple esta expresión al pie de la letra, ya que este número viene cargado de opinión, ensayos, narrativa, poesías, fotografías, ilustraciones y mucho corazón.

Gracias a los colaboradores, patrocinadores, amigos y en especial, a los escritores, quienes confían sus creaciones a este proceso que espero y lleve nuestras letras lejos del entorno del Valle del Cacique Upar y en otros lares puedan conocer de nuestros sueños, memoria, fantasía y realidades.

Encuentro en el Café de las MadresEn esta edición recordamos el talento creador y gestión cultural del fallecido artista plástico Germán Piedrahita Rojas, a quien le dedicamos la portada y algunas páginas donde quedan plasmados sus hechos y recuerdos y también su creación con el cuento 'El Hacedor de Santos', texto que desde hoy deja de ser inédito, para abrirse su propio camino literario.

El abogado Edgardo José Maestre expresa su opinión sobre el compositor Leandro Díaz Duarte y la filosofía de sus cantos. José Aníbal Moya hace una radiografía del panorama artístico desde lo político y las designaciones de los coordinadores o administradores de la cultura, junto a la soledad de los creadores. Nelson Ramírez, en su labor de historiador, descubre la trama de un hecho violento contra un ciudadano italiano en la Aguachica de fines del Siglo XIX, donde hubo una oscura participación de las autoridades locales. José Luis Molina ilustra de manera periodística al artista plástico Kajuma, en una crónica que le mereció distinción como finalista en el concurso organizado por el portal panoramacultural.com.co.

Además, la narrativa de César Enrique Parejo, con el cuento 'Al borde de la tarde', y de Pedro Olivella Solano, con 'Las cinco esquinas del ciego', enriquecen este número especial donde hemos tratado de destacar más a los autores mediante amplias fotografías tomadas por el Director-Editor y Mádinso De Ávila Rodríguez, además de otras 'tomadas' de sus archivos personales o de algún portal internáutico.

La poesía tiene asiento en las páginas de Letras con las voces de Andrés Ustáriz Zuleta, José Sarabia Canto, Ulises Ospina Arzuaga y Armando Arzuaga Murgas, a quienes se les publica por primera vez. También son nuevos con sus letras en Letras: Hernán Araújo Ariza, Edgardo José Maestre y César Enrique Parejo. De Pedro Olivella Solano, es la primera incursión como narrador. José Aníbal Moya, también se 'inaugura' como ilustrador”.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Bohemian Rhapsody, de Carlos Pardo Viña: parábola de la fragilidad humana

Bohemian Rhapsody, de Carlos Pardo Viña: parábola de la fragilidad humana

  Para ningún colombiano, al menos los que seguimos de cerca el mundo de la literatura y de la cultura, el nombre de los Pardo nos...

Lucía Estrada: “La poesía es el conocimiento esencial”

Lucía Estrada: “La poesía es el conocimiento esencial”

A menudo tendemos a restringir el significado de las palabras, a ver en ellas un uso eminentemente práctico y diario. Olvidamos que pu...

La memoria contra el olvido

La memoria contra el olvido

Reseña del libro Luisa vuelve y baila de Rubén Vélez (Silaba Editores).  No sé por qué los poetas tienen la costumbre de escri...

Clásicos colombianos: La balada de María Abdala

Clásicos colombianos: La balada de María Abdala

Entre la vasta y densa literatura colombiana, queremos destacar la obra de Juan Gossaín “La balada de María Abdala”. Una novela e...

Ni brujas, ni hechiceros

Ni brujas, ni hechiceros

La diversidad cultural es una de las guardas de la civilización, el hecho de que siempre haya un enfoque alternativo garantiza la disp...

Lo más leído

Los caribes colombianos

José Javier González de la Paz | Pueblos

Sobre la naturaleza egoísta del hombre

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

El manifiesto cultural

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

Macondo: perfil de Gabo

Oscar Pantoja | Literatura

Por el mismo camino

Alberto Muñoz Peñaloza | Música y folclor

La oscura nube del Cerrejón en La Guajira

La Liga contra el silencio | Medio ambiente

Un pueblo con dos patronos

Diógenes Armando Pino Ávila | Patrimonio

La revelación póstuma

Álvaro Yaguna Nuñez | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube