Literatura

La felicidad

Redacción

20/04/2020 - 04:45

 

La felicidad
Una dalia amarilla / Foto: Pixabay

Hola      

amiga dalia,

dalia amarilla;

tú que despiertas cada día

con la sonrisa de oreja a oreja,

y gritando al mundo tus azules melodías,

explícame algo que mis ansias han estado

buscando por mares, ciudades y caseríos,

por montañas y ríos,

pero se esconde y no la he podido encontrar;

 se me escapa cuando apenas alcanzo

a tocarla,

explícame con tu simplicidad,

¿qué debo hacer

para sentir

en todo momento las suaves caricias de la felicidad?

               

II

…La

Felicidad,

amigo poeta,

no se puede encontrar;

la felicidad hay que construirla,

hay que elaborarla día a día

como quien teje el canto de una begonia,

pétalo por pétalo,

en el pentagrama fluyente y altibajo del tiempo.

La felicidad es una actitud de vida,

tienes que sentirla en toda decisión,

en todo intento y toda acción

que realizas cada mañana, cada tarde,

bajo la luz azul

de cada

lucero, de cada sueño que tú mismo dibujaste.

 

III

para

hacer la felicidad,

amigo poeta,

necesitas tres cosas:

primero algo imprescindible,

algo que no te puede faltar jamás,

una rosa roja en tu alma;

para que sientas el gorjeo tenue del arco iris 

en todo momento,

para que tu corazón palpite al compás

de las vibraciones musicales del universo;

una rosa roja en tu alma

para compartirla con tus hermanos,

cada vez que en la lucha

de la fiesta diaria

alguien necesite el apoyo fraternal de tu mano.

 

IV

La

segunda

cosa que debes hacer

poeta,

es no olvidar la guitarra,

la guitarra que te regalaron al nacer,

las trinitarias rosadas;

para tocar en la orquesta con tus semejantes,

para celebrar la gran fiesta;

para componer la canción que tendrás que vivir

día a día,

la canción que debes confeccionar

con cada nuevo intento,

con cada derrota superada;

con la sonrisa de cada

triunfo,

el triunfo de sentir los latidos de tu vida cada madrugada.

 

V

La

tercera cosa

que no te puede

faltar, es tu mochila,

tu linda mochila arhuaca al hombro,

para llenarla de sueños, llenarla de luceros;         

luceros multicolores

que te susurren al oído cada vez

que tropieces y caigas en el camino:

¡Levántate y anda! ¡Levántate y anda!

Una mochila para llenarla de esperanzas,

para llenarla de fulgentes estrellas,

estrellas que iluminen

cada peldaño de la cuesta;

estrellas que te canten

sin descanso:

¡Que viva la vida carajo! ¡Que viva esta grandiosa fiesta!

 

Gaspar Pugliese Villafañe

Tomado del libro de poemas “Canto a la Vida 1.0” (en venta en Amazon,

Casa del Libro y Libros C.C.).

1 Comentarios


Gaspar Pugliese Villafañe. 20-04-2020 09:39 AM

Hola Panorama. Gracias por la publicación del poema "La Felicidad" Gracias por el apoyo. Gaspar.

Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Escribir desde los pueblos

Escribir desde los pueblos

  Los municipios de la costa Caribe colombiana han sufrido una serie de cambios que pasan por las diferentes áreas y disciplinas so...

Meditaciones de André Maurois sobre la novela

Meditaciones de André Maurois sobre la novela

Cuando se reflexiona sobre la pasión por la literatura de ficción, tanto desde la perspectiva del escritor como del lector, se observ...

La noche luce ciega, de Luis Alberto Murgas Guerra

La noche luce ciega, de Luis Alberto Murgas Guerra

Cada sábado entre nueve y doce de la mañana en el taller de RELATA, el poeta Luis Alberto Murgas Guerra nos invita a sobrevolar el in...

El adiós y otros poemas, de Yolaida Padilla

El adiós y otros poemas, de Yolaida Padilla

En su último poemario, la docente y poetisa de San Diego, Yolaida Padilla, explora la fuerza de un reencuentro y el dolor de una parti...

Fiesta

Fiesta

El grupo se fue diluyendo con el paso de la noche. A las once sólo quedaban Manuel y JuanGé. —Deje de estar metido en esa vaina....

Lo más leído

Vida y trayectoria de Rafael Pombo

Redacción | Literatura

Las 5 canciones más queridas de José Barros

Redacción | Música y folclor

José Barros navega en La Piragua del recuerdo

Juan Rincón Vanegas | Música y folclor

La irrupción del Cine en la sociedad cartagenera

Waydi Miranda Pérez y Osiris María Chajin Mendoza | Cine

El tabaco: una historia americana

María Solórzano | Historia

Historias de amores: John Lennon y Yoko Ono

Juan Carlos Boveri | Ocio y sociedad

Cuando Robin Hood fue prohibido

Juan Carlos Boveri | Literatura

Julio Cortázar: el mejor saxo alto

Fabio Martínez | Literatura

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados