Literatura

Ni brujas, ni hechiceros

José Luis Ropero de La Hoz

25/10/2012 - 15:17

 

Cubierta de Ni brujas, ni hechicerosLa diversidad cultural es una de las guardas de la civilización, el hecho de que siempre haya un enfoque alternativo garantiza la disponibilidad de soluciones a los retos que afronta la humanidad, de la misma manera que en un ecosistema la biodiversidad es garantía para la estabilidad y prosperidad de las especies que lo conforman.

Por ello resulta de un gran valor la jornada que se vivió el pasado 17 de octubre en la Biblioteca Departamental Rafael Carrillo Lúquez, con el lanzamiento del libro “Ni brujas, ni hechiceros” del escritor wayuu Celestino Pushaina Palacio; una obra que en palabras de su autor busca “abarcar el asunto de la medicina tradicional wayuu como una práctica diferente a la medicina occidental, pero también digna y fundamentada en el conocimiento de la naturaleza y la antiquísima tradición oral guajira”.

La presentación estuvo a cargo de Andrés Camacho García, historiador regional oriundo de Curumaní y gran amigo del autor, quien relató las impresiones que le dejó la lectura, resaltando que se trata de “una obra investigativa ajustada a las recomendaciones de los historiadores que prefieren rectificar las ideas y conceptos de la mano de sus protagonistas, partiendo de los sucesos locales para reconstruir el ideario nacional atado a la realidad”.

Consideró, además, que la importancia del trabajo está en que fue realizado desde dentro de la comunidad wayuu convirtiéndose en “una muestra de autenticidad apartada de los cánones procedentes de oscuros escritorios capitalinos”.

Luego, el turno fue para el escritor, un manaurero de humor fácil, que se define como un inquieto de la historia y de su identidad guajira, que habla con el corazón y por su pueblo.

Desde su actividad profesional como pedagogo, Celestino Pushaina se ha esforzado durante 14 años por encontrar la manera de diseñar procesos educativos de calidad, compatibles con el lenguaje y el folclor ancestral, es en este enfoque como surge la idea del libro “se me ocurrió que los modelos exitosos utilizados en la educación wayuu podían utilizarse de alguna manera para conservar la riqueza de la medicina tradicional de nuestras comunidades indígenas (o etnomedicina), pero aprovechando los avances de la ciencia occidental y sin caer en la negación de sus procedimientos”.

Respecto a la obra, puede decirse que es un entretenido ensayo de 92 páginas,  impreso con letras grandes, ideal para ser leído tranquilamente en una tarde; en su narrativa puede observarse además el carácter y el origen de su autor, que sin miedos gira desde la tercera a la primera persona cuando lo considera necesario; y su contenido traza un camino a través de las ideologías, la historia y la organización social sin apartarse nunca de su tema central.

El subtitulo “paralelismo, transformación o negación de la medicina tradicional wayuu” es el punto de partida en un examen de dos sistemas aparentemente antagónicos, desde ahí el autor propone una vía para que el patrimonio inmaterial se reconozca y se perfeccione, tomando lo mejor de las prácticas modernas. Una obra indispensable para todos los inquietos de la cultura y un pretexto ideal para visitar con más frecuencia la biblioteca pública, donde ansiosa espera sus lectores.

Sobre el autor

José Luis Ropero de La Hoz

José Luis Ropero de La Hoz

Enfoque directo

Valledupar (1985). Profesor y comunicador por vocación, su columna “Enfoque directo” ofrece una mirada del acontecer cultural sin formalismos. Admirador de la naturaleza y el talento humano.

@Roperodelahoz

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Poemas de Álvaro Miranda

Poemas de Álvaro Miranda

  Álvaro Miranda nació en Santa Marta, Colombia, en 1945. Licenciado en Filosofía y Letras de la Universidad de La Salle. Su pri...

La Hora Literaria, especialmente dedicada a las mujeres

La Hora Literaria, especialmente dedicada a las mujeres

Con ritmo y serenidad, la Hora Literaria se afianza en Valledupar como un momento clave de la literatura. La cita se ha convertido en u...

Un nuevo club de escritura creativa en Valledupar

Un nuevo club de escritura creativa en Valledupar

  Liderada por el ‘Colectivo Juglar’, se promueve en Valledupar una nueva iniciativa para la estimulación y el disfrute de la ...

“Yo he sido más lector que escritor”: Luis Alberto Murgas

“Yo he sido más lector que escritor”: Luis Alberto Murgas

  Para Luis Alberto Murgas Guerra la poesía es todo, porque definirla es quedarse corto. Es la creación de la creación; el géne...

Acerca de la literatura infantil en el Cesar

Acerca de la literatura infantil en el Cesar

  El estudio de las literaturas regionales se convierte en una necesidad urgente en un país como Colombia: país de regiones. El olv...

Lo más leído

El tamal, un plato típico del Tolima

Alba Llorente Majana | Gastronomía

Los grandes triunfos de Freddy Molina

Eddie José Dániels García | Música y folclor

El Vallenato como género literario

Luis Carlos Ramirez Lascarro | Música y folclor

El reconocimiento de la diferencia

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

Cucambas, diablos y negros danzan en Atánquez

María Ruth Mosquera | Turismo

Ya ni se versea, pollo ronco…

Fabio Fernando Meza | Música y folclor

Vallenato: un lenguaje musical en constante evolución

Héctor Manuel González Cabrera | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados