Literatura

J.R.R. Tolkien y el largo camino hacia la publicación de El Señor de los anillos

Alí E. Rondón

03/01/2022 - 06:30

 

J.R.R. Tolkien y el largo camino hacia la publicación de El Señor de los anillos
Dieciséis años de laboriosa escritura transcurrieron antes de que J.R.R. Tolkien pusiera punto final a El Señor de los Anillos / Foto: ABC.es

 

Aunque fue escrita hace más de 50 años El Señor de los Anillos aún conserva su vigencia. En la Universidad de Gales, por ejemplo, investigadores de 15 países trabajaron para dilucidar por qué el mundo inventado por Tolkien produce tanta fascinación en gente de diversas culturas. Ahora bien, muchos lectores, particularmente durante las épocas sombrías de epidemias, genocidio, guerras, invasiones, dictaduras y hambruna, épocas que no enorgullecen para nada a la especie humana, creen que el autor estaba retratando en sus libros el horror de la guerra y el comportamiento militar. Sir Ian Mckellen, el Gandalf de la película dijo en una rueda de prensa en Wellington, Nueva Zelanda: “No creo ser el único de mi generación que naciera en 1939 y que piense que en El Señor de los Anillos hay una cierta parábola del mundo real político y militarmente hablando, pues Tolkien lo estaba viviendo. Ya él había participado en la Primera Guerra Mundial y escribió la trilogía durante la Segunda Guerra Mundial mientras su hijo combatía –a los nazis- al norte de Francia. No creo tampoco que hoy existan seres como el Señor Oscuro, Saurón pero en 1939, había uno idéntico sentado en la mitad de Europa. Una araña que quería controlar al continente y el resto del mundo debió unirse, formar una gran coalición para vencerlo” […].

A través de los siglos aparecen seres míticos y arquetipos humanos que recorren las mitologías griega, romana y nórdica, criaturas que saltan de las ideologías occidentales judeocristianas a las obras de William Shakespeare. Y la verdad humana condensada en todas esas experiencias es lo que las hace universales, pues logran siempre abolir las etiquetas del tiempo y el espacio. El mito al igual que la religión –como solía decir Juan Liscano- está muerto a no ser que lo sigamos alimentando y lo volvamos a usar. J.R.R. Tolkien, el primogénito de un cajero de banco llamado Arthur Revel Tolkien que emigrara a Sudáfrica y de la inglesa Mabel Suffield, nació en Bloenfontein, allá en el extremo sur del continente negro en 1892. Cuatro años después, tras la muerte del padre, regresó con su hermano y su madre a Inglaterra, específicamente a Sarehole, localidad rural en las afueras de Birmingham. Años después mientras vivía en King’s Heath comenzó a ir a la escuela King Edward donde obtendría mayor influencia para su futuro como escritor al ver diariamente los camiones cargados de carbón yendo y viniendo de Gales del Sur.

El 15 de octubre de 1904 fallece su madre de diabetes, enfermedad incurable e intratable en aquel entonces. La custodia de los pequeños recayó en el reverendo Francis Xavier. A los 12 años Tolkien dio muestras de ser bueno en lenguas extranjeras: dominaba el griego, el latín, estaba aprendiendo el finlandés y comenzaba a inventar otros idiomas. En 1915, cuando se hallaba más compenetrado con sus estudios e inventaba un lenguaje llamado Kenya basado en el finlandés, se alistó como segundo teniente en los Fusileros de Lancashire. Antes de marchar a la guerra, el 22 de marzo de 1916, se casó con su novia Edith Bratt.

Al regreso de la guerra trabajó en la Universidad de Leeds, continuó escribiendo su libro de historias pérdidas e inventó idiomas élficos. Los años en Leeds fueron propicios para fundar un Club Vikingo dedicado a leer nórdico antiguo y beber cerveza. Tolkien también aprovechó esos días para aumentar la familia. Así nacieron Michael Hilary Reuel, en 1920, y Christopher Reuel, en 1924. En 1925, al producirse una vacante en el departamento de idiomas en Oxford, Tolkien sería seleccionado entre los aspirantes al cargo. Aunque no sería hasta 1945 cuando asume la cátedra de Literatura y Estudios Anglosajones.

Dieciséis años de laboriosa escritura transcurrieron antes de que Tolkien pusiera punto final a El Señor de los Anillos, una novela tan voluminosa que debió salir de la imprenta en tres volúmenes en 1954 y 1955. En 1956, la BBC hizo la primera versión radial de 12 episodios y la radionovela impulsó de tal manera las ventas del libro que su éxito comercial significó una jubilación adelantada y lo mejor... cancelada en efectivo.

Cuando el libro salió a la calle en edición pirata en 1965, el juicio entablado por el autor le granjeó aún mayor notoriedad en los Estados Unidos donde El Señor de los Anillos fue erigido en Biblia del movimiento Hippie. La idolatría de rockeros, marihuaneros y defensores del desenfreno sexual fue algo que no hizo muy feliz al creador de las sagas de la Tierra Media –tampoco el que los intelectuales de izquierda lo llamaran fascista.

 

Alí E. Rondón

Universidad Pedagógica Experimental Libertador (Caracas, Venezuela)

Acerca de esta publicación: el artículo “ J.R.R. Tolkien y el largo camino hacia la publicación de El Señor de los anillos ” de Alí E. Rondón, corresponde a un capítulo del ensayo académico publicado anteriormente bajo el título: “ El retorno a la comarca de Tolkien ” por el mismo autor.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

La Feria del libro de Valledupar y los 10 libros recomendados en 2015

La Feria del libro de Valledupar y los 10 libros recomendados en 2015

Los libros vuelven a tener el protagonismo en Valledupar. La Feria del Libro 2015, organizada por la editorial Fondo de Cultura Econ...

Pescar en mares literarios

Pescar en mares literarios

  Mucha gente que he conocido de varios estratos sociales y culturales, han estado de acuerdo en decirme que no empiezan la lectura d...

El azufre en las espaldas

El azufre en las espaldas

Él aprendió a escribir en la tierra. No era un niño sino un floreciente volcán, cuando su mamá convirtió una rama en una tiza y...

Detrás de los visillos de las estancias privadas de Murasaki Shikibu (Parte II)

Detrás de los visillos de las estancias privadas de Murasaki Shikibu (Parte II)

Murasaki Shikibu, como toda gran escritora, tiene como premisa que para poder escribir hay que leer mucho, no olvida que detrás de e...

Alina suplicante, de Juan Gabriel Vásquez: una novela olvidada

Alina suplicante, de Juan Gabriel Vásquez: una novela olvidada

  El 18 de octubre de 2013, Juan Gabriel Vásquez empieza su columna en el periódico El Espectador titulada “Gracias, señora Munr...

Lo más leído

El tamal, un plato típico del Tolima

Alba Llorente Majana | Gastronomía

El Vallenato como género literario

Luis Carlos Ramirez Lascarro | Música y folclor

Los caminos de la literatura colombiana

Yeny Lorena Grisales | Literatura

Ya ni se versea, pollo ronco…

Fabio Fernando Meza | Música y folclor

One Hit wonders vallenatos

Luis Carlos Ramirez Lascarro | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados