Literatura

Las mujeres que vuelan mientras sueñan, de Viviana Vanegas: la metamorfosis femenina

Emma Claus

14/01/2022 - 06:45

 

Las mujeres que vuelan mientras sueñan, de Viviana Vanegas: la metamorfosis femenina
La escritora Viviana Vanegas Fernández ha publicado la antología "Todos somos escapistas" con Calixta Editores / Foto: cortesía

 

Viviana Vanegas es escritora, artista visual y bacterióloga, tres profesiones a las cuales se dedica con entrega y pasión. Ella hace parte del Colectivo Artístico Brurráfalos en su natal Barranquilla. Este cuento “Las mujeres que vuelan mientras sueñan está incluido en la antología Todos somos escapistas, su primera obra literaria individual, publicada bajo el sello de Calixta Editores.

Las mujeres que vuelan mientras sueñan” es un cuento con metáforas hermosas y que tiene su corazón en los rituales de la metamorfosis que sufren las niñas al tener su primera menstruación. Este acontecimiento marca el comienzo de una etapa y, además, cambia su forma de ver y de conectarse con el mundo.

Es un cuento corto, pero que no te engañe su brevedad, porque está construido con hilos que crean una filigrana misteriosa, que al final de la lectura te deja la sensación de que algo se te ha escapado. Pinceladas ocultas que, a priori, han estado frente a tus ojos sin siquiera percibirlas, pero que le ha dado a la historia la atmósfera mística que lo hace especial. Por esta razón, he leído varias veces el cuento y en cada una de ellas he tenido pequeñas revelaciones que me han sorprendido.

Un narrador omnisciente cuenta lo que ocurre con prolijidad, elemento narrativo que disfruté mucho durante la lectura: «En la sala, Irene desprevenida daba vueltas con su falda de cuadros azules y camisa amarilla de cuello de encaje del colegio». Conoce las emociones de las protagonistas: «Marla quería que Irene siguiera siendo una pequeña niña con la cabeza llena de verdades a medias, sobre su origen, sobre su padre que nunca conoció».

Tres personajes viven en esta historia que transcurre en una mañana diferente para ellas: Irene, la nieta; Marla, la hija y la abuela. Irene es la niña que ha comenzado a convertirse en jovencita. Ella está emocionada por el cambio que nota en su cuerpo y en su mente. Da la bienvenida a esta etapa de su vida con emoción: «Estaba encantada con su nuevo estado “virtuoso”, como le llamaban las monjas en el colegio. Moría de ganas de decírselo a sus amigas». Por otro lado, está Marla, madre de Irene, que desea que ella siga siendo su pequeña, para seguir protegiéndola del mundo, de las verdades dolorosas: «(…) le angustiaba lo que vendría, los eventos que comenzarían a desarrollarse en su cuerpo y en su mente». Y la abuela que con toda la experiencia que la vida le ha dado, sabe que por más que lo quiera evitar, Irene no podrá eludir a su destino. Ella sabe lo importante que es este primer día, lo acepta y lo celebra.

En las primeras lecturas, concebí a las tres como personajes independientes que hacen parte de la misma historia. Pero cada vez que volvía a su universo la imagen sobre ellas cambiaba, así que, después las percibí como una sola persona, a edades distintas y, por lo tanto, con miradas alejadas o mas cercanas de una idéntica situación. Una sola, en tres edades diferentes de su misma vida.

El escenario donde se desarrolla la trama es la casa: «La casa entró en un sueño profundo donde las ramas de los helechos se escurrían, el vapor de la olla a presión se detuvo en el aire, las hormigas pararon de andar para quedarse en mitad de camino (…)». Es el único espacio donde las tres mujeres se sienten seguras y donde vuelan y sueñan sin límites. Es este territorio, el que la más sabia de ellas custodia con recelo, haciendo lo posible para que nadie llegue dañar a su familia que por tanto tiempo a cuidado. Asimismo, allí se encuentra el objeto mágico que las inicia en los vuelos: «(…) sacó de un baúl una caja pequeña con hermosos arabescos dorados. En ella había un peine y un espejo, el mismo que usó el primer día de su primer vuelo».

Volar es una bella metáfora. Es la forma cómo Vanegas llama al talento único que tiene cada ser humano. En el caso específico de la historia, la posibilidad de volar. El primer vuelo está relacionado con el primer período. Es el primer día en el que toda niña comienza su proceso de transformación, el hecho de poder ser madre y por ende la creación de su propia familia, es una clara analogía con la frase: abandonar el nido.

Otra metáfora que se destaca en el cuento es la de proteger el cabello. A Irene se le advierte acerca de no dejárselo tocar sin consentimiento. Para mí esto es simbólico y podría referirse al amor propio. Que nadie puede decidir por ella, nadie puede pasar los límites del contacto, pero no solo del físico, sino también del espiritual.

El lenguaje es hermoso y es lo que más me gusta de la autora, el talento de crear imágenes auténticas, sonidos que nos hacen volver en el tiempo, recreando escenas que, aunque cotidianas, quedan en la memoria del lector: «La abuela tomó un mechón de cabello, lo acarició, lo sintió suave. Era de un color marrón, parecía de chocolate, con delgadas hebras de oro que emergían entre sus dedos».

Como te conté al principio de la reseña, este es solo uno de los cuentos del libro Todos somos escapistas. Te invito a descubrirlo, estoy segura de que entre sus páginas encontrarás la historia perfecta para ti, haciéndote parte de una nueva generación de escapistas que recién despierta.

 

Emma Claus

Sobre el autor

Emma Claus

Emma Claus

Mientras Hannah duerme

Nació en Becerril, Cesar. Vive en Alemania. Se graduó en ingeniería en minas, pero la literatura siempre le habló al oido, al final, la escuchó y aún siguen conversando. Empezó a escribir a los diez años. La poesia ha estado en su vida desde el principio, tanto que tiene cuatro poemarios sin editar en orden de creación: Principios (1990-1998), Cuando duermo (1999-2001), El forjador y otras odas (2002-2006) y Nuestro secreto (2007-2010). Algunos de sus textos fueron incluidos en los libros “Antología para amarte Uno”,” Antología para amarte dos” de la fundación Siembra, en Sogamoso, Boyacá y en antología de la Revista de arte y cultura en Tunja, Boyacá. En 2020, publicó de la mano de la editorial independiente Calixta su primera novela “Siempre bajo la lluvia”.

Es una apasionada de las buenas novelas y de la literatura colombiana, por eso dedica parte de su tiempo a escribir reseñas, así motiva su lectura y la divulgación de escritores colombianos. Todo inicia con el nacimiento de su hija Hannah y el único tiempo que tenía para escribir y leer era mientras ella dormía, de allí, el nombre de esta columna: Mientras Hannah duerme.

@__emma__claus

7 Comentarios


MATILDE BEATRIZ VILLAMIZAR DE ROBAYO 14-01-2022 04:50 PM

Que hermosa reseña para un interesante cuento. Leer la reseña me obligó a leer la obra, gracias totales.

Margarita Manotas 15-01-2022 10:39 AM

Excelente reseña. He leído la obra de Viviana Vanegas y creo que la explicaste muy bien. Creo que encontraste referencias nuevas en el texto. Muy enriquecedor! GRACIAS

Mayerlin Mendoza Fernández 15-01-2022 01:29 PM

Este libro es sensacional

Juventino Milcíades Ojito Palma 17-01-2022 07:43 AM

Excelente nota acerca del “Todos Somos Escapistas”. Viviana Vanegas, cada vez más, sorprende con su propuesta literaria. Como dice un amigo… “¡Y eso que todavía no la han visto…. !”.., Adelante Vivi..

Francisco Echeverri Flórez 17-01-2022 08:29 AM

Emma, escribiste una fantástica reseña. Me gusto mucho tu analisis , otra perspectiva . Te felicito!! Recominedo que lean este cuento "Las mujeres que vuelan mientras sueñan" y los demas cuentos de la antología Todos Somos Escapitas de la escritora Vivina Vanegas.

María Angélica Duque 17-01-2022 08:35 AM

Gracias por compartir la reseña de esta escritora emergente del Caribe. Conozco este cuento y coincido con tu reseña en muchos aspectos. Bendiciones

Jhon Jairo Manrique 23-03-2022 06:34 AM

hermosa reseña que permite experimentar la idea de conocer sus bellas letras, la metáfora incluida como ingrediente de persecusión animado de literatura, Duermen y sueñan - mujeres ! Permite volar en su propia imaginación ! Las mujeres que vuelan mientras sueñan ! JM

Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

El imposible silencio

El imposible silencio

Tu rostro mañana, de Javier Marías, comienza con un arrepentimiento: “No debería uno contar nunca nada, ni dar dato ni aportar his...

La muerte nunca ha vencido (décimas)

La muerte nunca ha vencido (décimas)

En estos tiempos en los que la paz se ha convertido en una esperanza, y cuando se rescata la importancia de la vida y de quienes nos ro...

En el café de la République, de Juan Gabriel Vásquez: un cuento sobre el miedo al abandono

En el café de la République, de Juan Gabriel Vásquez: un cuento sobre el miedo al abandono

  «Tu nombre y tu dirección aparecen mecanografiados en el sobre, pues he querido evitar que conozcas mi letra y tires la carta a l...

La función de la poesía

La función de la poesía

  La relación entre la poesía y la publicidad, y entre la poesía y el chiste, es un asunto bien conocido, que incluso ha llegado...

Escribir desde los pueblos

Escribir desde los pueblos

  Los municipios de la costa Caribe colombiana han sufrido una serie de cambios que pasan por las diferentes áreas y disciplinas so...

Lo más leído

El Porro colombiano

Jairo Tapia Tietjen | Música y folclor

El Palo de Cañaguate

Aníbal Martínez Zuleta | Medio ambiente

Costumbres que hacen de Colombia un país único

Verónica Salas | Ocio y sociedad

Ese intruso gato azul

Guillermo Valencia Hernández | Literatura

Grandes poemas sobre la amistad

Redacción | Literatura

Los grandes poetas de la canción vallenata

José Atuesta Mindiola | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados