Medio ambiente

Estimulación hidráulica en el Magdalena Medio

Diego Andrés Miranda Guzmán

02/03/2015 - 03:30

 

El fracturamiento hidráulico o Fracking, como es conocido por su nombre en inglés, es una técnica mundialmente utilizada en la explotación de hidrocarburos, que consiste en la inyección de agua, arena y químicos a alta presión.

Esta técnica  produce una fractura de las rocas del subsuelo que libera el crudo u otros recursos como el gas, de una forma más rápida y en mayores cantidades.

Para regular esta técnica en nuestro país, el ministerio de Minas y Energía expidió la resolución 90341 de 2014 por medio de la cual establece los requerimientos técnicos y procedimientos para la exploración y explotación de hidrocarburos en yacimientos no convencionales. Esta resolución tiene como fin garantizar el desarrollo sostenible de la explotación con estimulación hidráulica.[1]

La Resolución arriba indicada define la Estimulación Hidráulica como “el tratamiento a la formación de interés o productora de un pozo a través del uso de un fluido de estimulación con el objetivo de mejorar su productividad. Esta estimulación se realiza a través del bombeo de un fluido compuesto por agua, químicos y propante a alta presión por el hueco del pozo, con el fin de inducir fracturas en la roca para aumentar su permeabilidad”[2].

La estimulación hidráulica es el nombre que nuestra legislación le dio al fracturamiento hidráulico o Fracking y, el gobierno de Colombia mediante este acto reglamentó su utilización para las exploraciones  de hidrocarburos.

El primer país en implementar esta técnica de explotación de hidrocarburos fue EE.UU en la década de los cuarenta. Desde entonces, el país del norte ha venido desarrollando esta técnica y se espera en los próximos años un aumento en la capacidad de extracción.

En Europa no existe una regulación uniforme ni específica sobre la técnica del fracking, pero países como Francia, Holanda, Luxemburgo o la República Checa han prohibido la estimulación hidráulica (Fracking) en su territorio. En otros países como Alemania, se concedieron inicialmente licencias de explotación, pero han dado marcha atrás decretando una moratoria  o suspensión de la técnica que, finalmente, ha terminado con la prohibición del fracking en zonas cercanas a acuíferos y pozos de agua y están obligando a las compañías explotadoras a realizar exhaustivos estudios de impacto ambiental antes de conceder un  permiso más. Otro ejemplo europeo es Austria donde se ha regulado el fracking con unas condiciones que garantizan un impacto ambiental muy limitado y esto ha hecho que no sea económicamente viable y las empresas no lo estén aplicando.[3]

Esta técnica es considerada controversial debido a las diversas luchas jurídicas que se han librado ante tribunales, con el objetivo de reclamar perjuicios sufridos por las personas que viven cerca de los yacimientos y apoyados por las organizaciones de científicos y ambientalistas que mediante actos y comunicados han logrado que se declare la mora o suspensión de los trabajos exploratorios o extractivos en países como Francia, Holanda y Alemania, entre otros.

En Colombia ya se empezó a trabajar con esta técnica. La empresa colombiana de Petróleos-Ecopetrol, tendría previsto explotar con esta técnica los pozos Coyote, Prometeo e Iwana en el Magdalena Medio. ExxonMobil que es socia de firmas como Canacol Energy, ya inició los trabajos de diseño y formulación de los estudios de impacto ambiental de las áreas que posee.[4] La Ronda Colombia 2012, fue el evento realizado por el gobierno con el fin de ofertar al mercado mundial, el potencial del país en esta fuente de energía no renovable. La Agencia Nacional de Hidrocarburos en dicho evento asignó 49 de los 115 bloques que ofreció, es decir, un 43% que refleja muy buenas cifras frente a un promedio de 30% que suele verse en las rondas petroleras del mundo. [5] La Ronda Colombia 2014 en el mes de julio subastó 19 bloques para la exploración de hidrocarburos no convencionales, con la técnica de estimulación hidráulica.[6]

A pesar de que esta técnica se viene utilizando desde hace más de cuarenta años sin aparentes problemas, existe evidencia de los impactos negativos en la salud de las personas vecinas a dichos pozos, como es el caso de Lisa Parr en Decatur, Texas (EE UU), que el 22 de abril de 2014, casualmente el Día de la Tierra, un tribunal condenó a la empresa petrolera Aruba Petroleum, a indemnizar con 2,9 millones de dólares (2,1 millones de euros) a la familia porque considera que sus dolencias están relacionadas con las operaciones de fracking de los pozos de Aruba. El veredicto contempla el pago del equivalente a 198.000 euros por pérdida de valor de la propiedad de los Parr, 180.000 por futuras consecuencias para su salud, otros 288.000 por daños psicológicos y 1,4 millones por los problemas médicos causados hasta ahora.[7]

En Colombia las voces de alerta no se han hecho esperar. El concejal Roberto Sáenz, miembro del Consejo Distrital de Bogotá, rechazó el anuncio hecho por el Ministerio de Minas y Energía de permitir a partir de este 2015, la utilización de la polémica técnica de explotación de hidrocarburos, fracking o estimulación hidráulica.[8]  Por su parte, la Contraloría General de la República advirtió que aún hacen falta más estudios sobre el tema con el fin de evitar consecuencias en el medio ambiente. Señala la Contraloría que “se requieren mayores adelantos en materia de generación y aplicación de conocimiento técnico y ambiental local para evitar efectos negativos sobre los recursos naturales, el recurso agua y la salud pública”. Añade que ni el Ministerio de Minas y Energía ni el de Medio Ambiente tuvieron en cuenta el Principio de Precaución enunciado en la Ley 99 de 1993.[9]

Existen muchas investigaciones científicas acerca de la incidencia de situaciones adversa relacionadas con la extracción de minerales mediante la técnica del fracking. El dato preocupante es que echando sólo un vistazo a la lista de agentes químicos que conforman la mezcla de 596 componentes que se inyectan a presión junto con los millones de m3 de agua para congelar el gas: TMTCB (un fungicida de amplio espectro), etilobenceno (áltamente cancerígeno), éter monoetílico, dietilenglicol metil éter (cancerígeno, mutágeno, letal), ácido inhibidor HAI-85M (neurotóxico), methoxy-2-propanol, metanol, naftalina y otros corrosivos, gelificantes, aditivos para la perforación, biocidas, espesantes, emulsionantes, etc. Muchos de estos componentes no son conocidos y otros han tenido que ser identificados por análisis privados realizados por asociaciones e individuos afectados por el fracking.[10] El éter de glicol o el dietilenglicol metil éter es incoloro e inodoro, corroe la membrana de protección en los filtros del agua y se filtra dentro de los tanques de agua potable que las personas que viven cerca de los campos utilizan. En 2005, Encana, una de las compañías de perforación más importantes, fue obligada a sellar sus pozos cerca de la propiedad del matrimonio Locker, en Wyoming, y a proveer con agua potable a las familias afectadas por mandato judicial al comprobarse las consecuencias adversas que tenía para la salud el éter de glicol, presente en el agua de sus pozos.[11]

Dado el riesgo que corren las comunidades y familias que viven cerca a los bloques otorgados para la explotación de hidrocarburos bajo con la técnica de fracking, nuestro deber como sociedad es estar plena y conscientemente informados. La salud es uno de los bienes más preciados que tenemos los humanos y obligación del Estado de Colombia garantizarla a todos los ciudadanos. Los medios de comunicación son la mejor vía para que todos los ciudadanos y en especial los habitantes del Magdalena Medio, estemos preparados para la entrada en marcha de esta nueva forma de explotar los recursos naturales de nuestra Colombia.

Por último, las preocupaciones ambientales son por costumbre, sólo las que nos afectan de forma directa en nuestra ciudad u hogar, debemos cambiar este pensamiento y concientizarnos acerca de la incidencia mundial de los efectos al medio ambiente. Los habitantes del Magdalena Medio tienen, igual que todos nosotros, derecho a gozar de un ambiente sano, en todos sus aspectos. Apoyemos entre todos la divulgación de esta valiosa información.

 

Diego Andrés Miranda Guzmán    

@DiegoAmiranda

 
Referencias 

[1] Ver http://www.minminas.gov.co/minminas/downloads/archivosSoporteRevistas/11325.pdf

[2] Resolución 90341 de 27 de marzo de 2014, artículo 4.

[3] http://www.medioambienteycambioclimatico.org/index.php?option=com_k2&view=itemlist&task=category&id=27:que-es-el-fracking&Itemid=584

[4] http://www.eltiempo.com/economia/empresas/ecopetrol-y-exxonmobil-empiezan-exploracion-en-yacimientos-no-convencionales/14582299

[5] http://www.dinero.com/economia/articulo/no-todo-fiesta-ronda-colombia-2012/162125

[6] http://www.elheraldo.co/economia/contraloria-alerta-sobre-aplicacion-de-fracking-179536

[7] http://sociedad.elpais.com/sociedad/2014/05/01/actualidad/1398975931_688161.html

[8] http://www.elespectador.com/noticias/bogota/concejo-de-bogota-rechazaron-gobierno-diera-via-libre-a-articulo-514413

[9] http://www.elheraldo.co/economia/contraloria-alerta-sobre-aplicacion-de-fracking-179536

[10] http://www.larutanatural.eu/fracking-el-gas-de-la-muerte

[11] Ibíd. 

Sobre el autor

Diego Andrés Miranda

Diego Andrés Miranda

Crónica ambiental

Abogado Especialista en Derecho del Medio Ambiente, Asesor en temáticas de Cambio Climático y Desarrollo Sostenible. Aborda en sus artículos temas más actuales relacionados con el medio ambiente de Colombia y el Caribe.

@diegoAmiranda

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Muralismo con filosofía ambiental

Muralismo con filosofía ambiental

  Sobrepasando la finalidad de embellecer el entorno de las instituciones educativas CASD de la avenida Simón Bolívar y Jardín N...

Tomás Darío Gutiérrez: “Salvar árboles me hace sentir útil”

Tomás Darío Gutiérrez: “Salvar árboles me hace sentir útil”

Pocas personas en la historia del Cesar han mostrado tantas facetas y tanta excelencia como Tomás Darío Gutiérrez. Este abogado de r...

Las llantas usadas y los programas de posconsumo

Las llantas usadas y los programas de posconsumo

Las llantas usadas son realmente un problema. En nuestro país la mayoría de llantas usadas terminan almacenadas en depósitos cland...

“Valledupar es una de las ciudades más ricas en aves de Colombia”

“Valledupar es una de las ciudades más ricas en aves de Colombia”

La riqueza natural del Caribe colombiano es única. Algunos emprendedores, conscientes de la necesidad de encontrar una vía de desar...

¡Limpiemos Colombia!, una movilización necesaria

¡Limpiemos Colombia!, una movilización necesaria

Extraño no es tropezarse en las calles de cualquier ciudad colombiana –en unas más que en otras- con toda clase de desechos que p...

Lo más leído

La noche de las velitas y su significado

Redacción | Otras expresiones

El cuento literario

Rolando Sifuentes | Literatura

La Navidad en la literatura

Antonio Acevedo Linares | Literatura

El machetazo de Pistolita

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

Gabo y su compromiso con las causas redentoras de los pueblos

José Eulícer Mosquera Rentería | Pensamiento

La utilización política del lenguaje

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

Hablemos de gabinete

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

Débora Arango, la huella de una gran artista colombiana

Marta Elena Bravo de Hermelin | Artes plásticas

Síguenos

facebook twitter youtube