Medio ambiente

La Maloca del Jaguar

Diego Andrés Miranda

10/07/2018 - 06:00

 

Parque Nacional Chiribiquete: la Maloca del Jaguar

 

El Jaguar es un felino carnívoro de la familia de los panterinos Pathera, único de los cuatro de su especie en América, y también, es el mayor felino en este continente y el tercer del mundo. El Jaguar domina como animal salvaje desde el extremo sur de Estados Unidos, extendiéndose por gran parte de América Central y Sudamérica hasta el norte y noreste de Argentina.[1]

Es innegable el gran poder simbólico que rodea la figura del Jaguar, el cual se puede apreciar con claridad en las culturas indígenas de Centro América y en las paredes de unas 60 grutas situadas al noroeste de la Amazonia colombiana en las que fueron identificados más de 75.000 pinturas cuya creación se estima en 20.000 años antes de nuestra era. Presuntamente relacionadas con un culto al jaguar, símbolo de potencia y fertilidad, esas expresiones pictóricas representan escenas de caza, guerras, danzas y ceremonias. Las comunidades indígenas que no se hallan directamente presentes en este sitio lo consideran territorio sagrado.[2]

En el año 1987, el director de Parques Naturales de la época, Carlos Castaño, tras realizar un sobrevuelo por casualidad sobre las formaciones precámbricas (de hace dos mil millones de años), conoce por primera vez la reserva y tras varios sobrevuelos se propuso documentar y lograr la declaratoria de Parque Natural, la cual se hizo realidad en el mes de septiembre de 1989 cuando se oficializó la declaratoria como Parque Nacional Chiribiquete y se convirtió en la reserva más grande de Colombia con una extensión para entones de: 1 280 000 hectáreas.[3]

 

Arte rupestre encontrado en Chiribiquete / Foto: Red Historia

 

El Parque Nacional Chibiriquete fue declarado una reserva y demarcado por el Instituto Nacional de los Recursos Naturales Renovables y del Ambiente – INDERENA, mediante Acuerdo 0045 del 21 de septiembre de 1989, con un área aproximada de 1 '298,955 Ha, en jurisdicción de los departamentos de Guaviare y Caquetá. El Ministerio de Agricultura, expidió la Resolución 120 de fecha 21 de septiembre de 1989 [4], por medio de la cual se aprobó el acuerdo 0045 del INDERENA. Más recientemente, el Ministerio de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, expidió la Resolución 1038 de agosto 21 de 2013 por medio de la cual se reserva, delimita, alindera y declara como parte del Parque Nacional Natural la Serranía de Chiribiquete, un área adicional de los departamentos de Caquetá y Guaviare.[5] Para un total aproximado de área del Parque de 2'782.354 Ha, las cuales ingresaron al Sistema Nacional de Áreas Protegidas de Colombia. En la siguiente tabla se observa la participación de los municipios y departamentos en los que se encuentra el Parque.

Tabla 1 Jurisdiction of NNP Serrania de Chiribiquete by municipalities

 

Fuente: Plan Management Plan 2016 – 2020 - Nomination Of Chiribiquete National Park “The Maloca Of The Jaguar”,

El Parque Nacional de Chiribiquete "La maloca del jaguar"fue nominada para la inscripción a la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO. Los criterios de nominación a la lista corresponden a (iii): Arte rupestre encontrado en Chiribiquete. (viii): El código geológico y natural de las entrañas del continente más occidental (ix): Bisagra y centro del mundo en el reino neotropical del norte. (x): Distinción biológica.

El 1 de julio de 2018, El Comité del Patrimonio Mundial, reunido en la ciudad de Manama, capital de Baréin, inscribió en calidad de sitio mixto (Cultural – Natural), el Parque Nacional Chiribiquete - "La Maloca del Jaguar" (Colombia).[6] Cuya declaratoria de la Reserva fue efectuada en los términos de la Resolución 1038 de 2013, y tiene como finalidad proteger el área inscrita como patrimonio ante eventuales situaciones que puedan poner en riesgo la reserva natural más grande de Colombia. Los efectos de esta protección consisten en la obtención de recursos económicos o financieros, para el desarrollo de las actividades que sean necesarias para impedir el deterioro. Ejemplo de esto se presentó en año 1960, la UNESCO emprendió una campaña internacional para salvar los monumentos de Nubia en Egipto, del aumento del nivel de las aguas del Nilo provocado por la construcción de la Gran Presa de Asuán.[7]   

La declaración como patrimonio mundial o de la humanidad, producida el 1 de julio de 2018 representa un logro importante en la protección de la biodiversidad de Colombia y garantiza la conservación de los importantes recursos forestales y culturales que enriquecen al pueblo colombiano. La reacción del Presidente de la República de Colombia, Juan Manuel Santos, no se hizo esperar. De manera simultánea, el Presidente de la República y, el Ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible lideraron un proceso de ampliación en 1,486,676 ha del área protegida del Parque Nacional Natural Serranía de Chiribiquete para un total de  4.268.095 ha protegidas, con el apoyo técnico y financiero de la Alianza para la Conservación de la Biodiversidad, el Territorio y la Cultura, conformada por Parques Nacionales Naturales de Colombia, WWF Colombia, WCS Colombia y la Fundación Mario Santo Domingo, al trabajo de la Fundación para la Conservación y el Desarrollo Sostenible (FCDS) y sus donantes Andes Amazon Fund, Gordon & Betty Moore y USAID, así como el apoyo del IDEAM, el Instituto SINCHI, el Ministerio del Interior, la Agencia Nacional de Hidrocarburos, la Agencia Nacional de Tierras, la Agencia de Desarrollo Rural y el Programa Nacional de Sustitución de Cultivos Ilícitos.[8]

La Maloca de los Jaguares se encuentra en el área protegida más grande de la Amazonía con 4.268.095 ha, lo cual consideramos, es un mensaje de conservación muy importante para la actual y las futuras generaciones, que invita a la protección constante de nuestra riqueza natural y cultural; y, a sentirnos orgullosos de ella.   

 

Diego Andrés Miranda

@diegoAmiranda



[1] https://es.wikipedia.org/wiki/Panthera_onca

[2] http://whc.unesco.org/en/list/1174/

[3] https://www.elespectador.com/cromos/cronicas/articulo-148513-asi-descubrieron-al-parque-chiribiquete-ubicado-el-amazonas

[4] http://www.parquesnacionales.gov.co/portal/wp-content/uploads/2013/12/120-1.pdf

[5] http://www.parquesnacionales.gov.co/portal/wp-content/uploads/2013/12/1038.pdf

[6] http://whc.unesco.org/en/news/1849/

[7] http://portal.unesco.org/es/ev.php-URL_ID=26414&URL_DO=DO_TOPIC&URL_SECTION=201.html

[8] http://www.minambiente.gov.co/index.php/noticias/3986-chiribiquete-se-amplia-a-4-268-095-hectareas-y-es-incluido-en-la-lista-de-la-unesco-como-patrimonio-natural-y-cultural-de-la-humanidad

Sobre el autor

Diego Andrés Miranda

Diego Andrés Miranda

Crónica ambiental

Abogado Especialista en Derecho del Medio Ambiente, Asesor en temáticas de Cambio Climático y Desarrollo Sostenible. Aborda en sus artículos temas más actuales relacionados con el medio ambiente de Colombia y el Caribe.

@diegoAmiranda

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Un Jaguar es consentido en Montes de María

Un Jaguar es consentido en Montes de María

Es un individuo que despierta pasiones distintas y distantes. Algunos le temen y lo último que desearían en la vida es un encuentro...

Biodiversidad y cacería indiscriminada en el Balcón del Cesar

Biodiversidad y cacería indiscriminada en el Balcón del Cesar

Que Colombia sea uno de los países más privilegiados en materia de biodiversidad es ampliamente conocido. Que además los cesarenses ...

La mujer que pagó por la libertad de una tortuga

La mujer que pagó por la libertad de una tortuga

Entre los ejemplos de conservación de tortugas marinas que nos reservó el año 2013, está el caso de Graciela Cotes Arpushana, una m...

Cambio Climático: una lucha contra la extinción

Cambio Climático: una lucha contra la extinción

Recientemente, investigadores de 19 países dirigidos por la Universidad de Monash, en Australia, publicaron un estudio con conclusione...

Los avances de la bioconstrucción en el Cesar

Los avances de la bioconstrucción en el Cesar

Nada más productivo para el conocimiento humano que mezclar en el proceso pedagógico, la práctica con la teoría y la convivencia. ...

Lo más leído

La cocina como manifestación cultural e histórica

Berta Lucía Estrada | Gastronomía

Un vuelo de sueños con destino a Montreal

Samny Sarabia | Ocio y sociedad

De la carbonera al mana

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

La empanada de Llorente

Andy Romero Calderon | Ocio y sociedad

El Rey Alejo y el Niño Omar

Álvaro Agustín Calderón Calderón | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube