Medio ambiente

Alimentar dos pájaros con un pan

Diego Andrés Miranda

11/12/2018 - 06:00

 

Alimentar dos pájaros con un pan
Guacamayo barba azul / Foto: Mongabay Latam

Alimentar dos pájaros con un pan, en vez de, matar dos pájaros de un tiro; es una de las sugerencias realizadas por People for the Ethical Treatment of Animals (PETA) en su cuenta de twitter, el día 4 de diciembre de 2018[1], en una campaña para evitar el uso de lenguaje violento con los animales, culturalmente aceptado en los refranes populares. PETA es la organización de derechos de los animales más grande del mundo, con más de 5 millones de miembros y simpatizantes.

El trato ético a los animales es el tema central de la organización animalista, pero no el del presente artículo. El presente artículo trata sobre ética ambiental, vista como una decisión nacida desde el interior de cada individuo y que tiene un efecto determinante en el Medio Ambiente.

Medio Ambiente Holístico

El término medio ambiente está estrechamente ligado a lo holístico en el sentido del todo o de totalidad. El medio ambiente, es decir, el todo; tuvo su origen en la creación o en la gran explosión; de acuerdo a los criterios religioso y científico, respectivamente[2]. Sin embargo, el problema de la ética ambiental; o mejor, el objeto de análisis de la ética ambiental, no está en la Naturaleza en sí. Está en la persona misma como sujeto ordenador y determinador de su entorno. De acuerdo con el relato del Génesis, el hombre domina la Naturaleza, llamando a las cosas por su nombre, re-creando así la misma creación divina.[3]

Las maneras de vivir y de ser en la sociedad

Por lo tanto, bajo esa permitida dominación, las maneras de vivir y de ser en la sociedad, determinan el comportamiento mismo del Medio Ambiente, al punto de producir alteraciones a los ciclos normales de ecosistemas y eventos naturales de magnitudes alarmantes. El consumo inconsciente y la falta de hábitos sostenibles ocasionan que nuestro Planeta reaccione de formas violentas y peligrosas para la supervivencia humana.

La ética ambiental propone entonces una ecología mental, como una forma de ecología de las ideas, donde la concentración y atención plena representan herramientas para actuar de forma consciente con el objetivo de convertir este mundo en un lugar mejor. Desde esta óptica, la ética nos revela que la vida humana es valiosa, por lo tanto, vale la pena trabajar para que nuestra casa pueda seguir siendo el hogar de la especie humana.

¿Qué queremos de nuestra modernidad?

A diferencia de la moral, la ética trata la justificación de los valores que adopta la sociedad o un individuo. La moral entonces, corresponde a una norma o deber de conducta impuesta por una autoridad. La ética, por lo tanto, otorga razón de ser y sustento a las normas morales o de conducta que determinan a la sociedad o al individuo; las cuales, son producto de la cultura, las tradiciones religiosas, el derecho; por nombrar algunas.

La ética ambiental nos invita a reflexionar sobre los efectos ambientales ocasionados por las maneras de vivir y de ser propias, que en muchos casos ignoran, incluso, la consecuencia peligrosa para la supervivencia humana, de dichos hábitos de vida y actuar social. La ética nos induce a mirar el problema ambiental y de disponibilidad de los recursos naturales, como un problema de conciencia personal de cada uno de los miembros de la sociedad y que no puede ser solucionado exclusivamente por la acción del Estado y las Autoridades Ambientales.

La ética ambiental opera desde el interior del individuo, produciendo efectos positivos en los ecosistemas locales y produciendo evolución en el pensamiento y, la forma de interactuar con nuestro entorno. Con el ejercicio consciente de la ética ambiental, realizamos higiene mental de las ideas que determinan nuestras acciones cotidianas y de la sociedad; toda vez, que es la suma de las distintas voluntades de los miembros de la sociedad, se logra generar formas de actuar en pro de causas ambientales y colectivas.

La ética ambiental nos cuida desde nuestro interior, mediante la apropiación de los valores propios para construir un mundo mejor; y desde nuestro exterior, facilitando la posibilidad de disminuir los factores y efectos de la contaminación y, aumentar la óptima y sostenible utilización de los recursos naturales del planeta Tierra. Por lo tanto, podemos decir con tranquilidad, que con la ética ambiental alimentamos dos pájaros con un pan.

 

Diego Andrés Miranda Guzmán

 

[1] https://twitter.com/peta/status/1070066047414345729

[2] Francisco piñón, filosofía, eticidad y medio ambiente, http://www.uam.mx/difusion/revista/nov2001/pinon.pdf

[3] Ibídem

Sobre el autor

Diego Andrés Miranda

Diego Andrés Miranda

Crónica ambiental

Abogado Especialista en Derecho del Medio Ambiente, Asesor en temáticas de Cambio Climático y Desarrollo Sostenible. Aborda en sus artículos temas más actuales relacionados con el medio ambiente de Colombia y el Caribe.

@diegoAmiranda

4 Comentarios


FERNANDO FRANCO A 11-12-2018 09:13 AM

Diego excelente articulo; me identifico plenamente y me satisface poder tenerle en nuestra ong; como consultor jurídico ambiental; profesional de apoyo para nuestro propósito de sacar nuestra transformación ambiental The TreeBioSolutions.

Astrit Pedraza 11-12-2018 09:37 AM

Excelente Dr Diego

carlos alberto giraldo 11-12-2018 01:40 PM

Me gusta, que haya quien hable por los indefensos animales y ecosistemas (amazonas) que son arrasados por la insensatez del ser humano, que inmisericordemente se ha dedicado a extinguir y deforestar en un deseo frenético por cavar su propia tumba, pues ya el planeta reacciona en defensa propia .

Diego Andrés Miranda 11-12-2018 04:54 PM

Estimados; Fernado, Astrit y Carlos. Agradezco mucho sus comentarios, los cuales me motivan a continuar con esta labor altruista de investigar y publicar información pertinente sobre nuestro medio ambiente.

Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

El agua: un derecho para todos, pero no para todo

El agua: un derecho para todos, pero no para todo

El agua es uno de los elementos de la naturaleza, más importante para la vida en la tierra. Por su conformación química la conocem...

La bioconstrucción, una oportunidad de desarrollo en Valledupar

La bioconstrucción, una oportunidad de desarrollo en Valledupar

La bioconstrucción es un enfoque arquitectónico que responde a las necesidades del mundo moderno en materia de eficiencia energética...

“Una casa bien aislada no requiere aire acondicionado”

“Una casa bien aislada no requiere aire acondicionado”

La ciudad de Valledupar se abre paulatinamente a nuevas prácticas y conceptos ecológicos. El Primer curso internacional de bioconstru...

El proyecto Ciudad Bosque en Valledupar se estrena con 200 árboles intervenidos

El proyecto Ciudad Bosque en Valledupar se estrena con 200 árboles intervenidos

Más de 200 árboles que presentaban problemas físicos por inclinación o afectación por hongos y parásitos, han sido podados e inte...

Los 5 picos más altos para escalar en Colombia

Los 5 picos más altos para escalar en Colombia

  Colombia posee algunos de las montañas más altas y extensas de Latinoamérica. El 33% del país está cubierto por los Andes, mie...

Lo más leído

La entrañable amistad entre Rafael Escalona y García Márquez

José Atuesta Mindiola | Música y folclor

El Vallenato protesta (I)

Luis Carlos Ramírez Lascarro | Música y folclor

Internet: identidad e impacto cultural

Antonio Ureña García | Tecnología

El Vallenato protesta (II)

Luis Carlos Ramírez Lascarro | Música y folclor

El Vallenato de Rafael Escalona

Darío Blanco Arboleda | Música y folclor

Delimitación del discurso ensayístico

Delia Barreiro Pérez | Literatura

Hortensia Lanao de Rozo, pidió borrar la violencia del Valle

Juan Rincón Vanegas | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados