Medio ambiente

La guacharaca: un ave representativa del Valle

José Luis Hernández

03/03/2021 - 05:50

 

La guacharaca: un ave representativa del Valle
Guacharaca culirroja o chachalaca / Foto: Hablemos de aves

 

Ya no se escucha el canto de la guacharaca en Valledupar aunque antaño fue una de las aves que animaba las madrugadas.

Su ruidoso despertar se ha ido alejando de las memorias y sólo se encuentra en el Parque de Los besotes, a diez kilómetros en las afueras, y otras reservas regionales que sí concentran poblaciones apreciables de este animal.

Con su partida, muchos de nosotros, cesarenses, hemos ido olvidando lo que caracteriza esa ave: su plumaje gris pizarra en la cabeza, el dorso y el cuello; gris claro o blancuzco en el vientre, rojizo en la base de la cola y negro verduzco en la cola que termina en punta castaña o blanca.

Es un animal hermoso que vive en los bosques húmedos. Se alimenta en grupos pequeños y se aparea entre octubre y noviembre. Construye nidos aparatosos con ramitas a, por lo menos, dos metros de altura.

Las guacharacas suelen camuflarse en abundancia. Son de hábitos secretos y tímidas ante los seres humanos. Y es cierto: esa conducta contrasta con el barullo que produce con su canto matutino. Sin embargo, su capacidad de adaptación es enorme. Tan grande que con el crecimiento urbano, los territorios de estas aves y del hombre se han encontrado.

En ciertas ciudades de Venezuela, por ejemplo, o Trinidad yTobago en las islas del Caribe, se la puede ver caminando tranquilamente por las calles o en las ramas de los árboles. Por ese motivo, extraña que esta ave, tan conocida en la región (debido a la presencia al instrumento del mismo nombre), no se haya adaptado a la ciudad de Valledupar. Quizás la falta de árboles altos y frondosos sea el motivo aunque los palos de mango podrían cumplir esa función de nido.

Lo cierto es que la guacharaca es un animal bello y único, pero que produce un ruido a veces insostenible. En alguno de mis viajes a Venezuela he podido escuchar las experiencias de  citadinos que se quejaban por el estrépito causado por la guacharaca en la madrugada y en el crepúsculo (cuando rivaliza con otros grupos de la misma urbe para ver quien canta más alto).

Se las puede oír a mucha distancia y especialmente en los fines de semana que es cuando hay menos tráfico y actividad.

En uno de esos viajes que hice descubrí que las guacharacas son aves sociales que mantienen una jerarquía de dominancia-subordinación en sus grupos. Esa jerarquía acaba reflejándose en ataques grupales donde el ave dominante es el que ataque primero al otro grupo.

En algunas ocasiones me he puesto a pensar: ¿por qué no reintroducir la guacharaca en Valledupar? Me encantaría verla cerca del río, o en algunos de los parques más extensos, pero: ¿Seríamos capaces de convivir con ellas?

 

José Luis Hernández 

Sobre el autor

José Luis Hernández

José Luis Hernández

La Lupa literaria

José Luis Hernández, Barranquilla (1966). Abogado, docente y amante de la literatura. Ofrece en su columna “La Lupa Literaria” una perspectiva crítica sobre el mundo literario y editorial. Artículos que contemplan y discuten lo que aparece en la prensa especializada, pero aplicándole una buena dosis de reflexión y contextualización.

2 Comentarios


Fernando Baños 21-07-2015 01:58 PM

Aca en barrancabermeja tengo una pareja que me despierta todas las mañanas con su canto... deben tener un nido cerca.

Isloren Rodríguez 15-06-2020 04:35 PM

En Puente Nacional santander también encontramos estas lindas aves

Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Conflictos ambientales de la Sierra Nevada de Santa Marta

Conflictos ambientales de la Sierra Nevada de Santa Marta

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) es una entidad compuesta por Estados soberanos, agencias gubernam...

Un Jaguar es consentido en Montes de María

Un Jaguar es consentido en Montes de María

Es un individuo que despierta pasiones distintas y distantes. Algunos le temen y lo último que desearían en la vida es un encuentro...

Muralismo con filosofía ambiental

Muralismo con filosofía ambiental

  Sobrepasando la finalidad de embellecer el entorno de las instituciones educativas CASD de la avenida Simón Bolívar y Jardín N...

La Maloca del Jaguar

La Maloca del Jaguar

  El Jaguar es un felino carnívoro de la familia de los panterinos Pathera, único de los cuatro de su especie en América, y tamb...

La primera campaña de apadrinamiento de árboles en el Cesar

La primera campaña de apadrinamiento de árboles en el Cesar

Sembrar árboles es algo admirable pero si se hace en colectividad es mucho mejor. Así pensaron los propietarios de la Reserva Natur...

Lo más leído

El Bogotazo, 9 de abril de 1948: el relato de la muerte de Jorge Eliécer Gaitán en la prensa

Yeison Yamir Martínez Mejía y Peter Henry Ortiz Garzón | Historia

La política, el bogotazo y la muerte de la esperanza

Carlos Alberto Salinas Sastre | Historia

Consejos para jóvenes escritores

José Luis Hernández | Literatura

Julia Paba y las fábulas de días santos

María Ruth Mosquera | Patrimonio

Pastor López: el verdadero pastor de la música tropical

Alfonso Osorio Simahán | Música y folclor

La Semana Santa y su música, en el Caribe colombiano

Álvaro Rojano Osorio | Música y folclor

Jorge Oñate, el cantante que grabó más clásicos vallenatos

Juan Rincón Vanegas | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados