Medio ambiente

Ideas para cambiar tu vida y el planeta: hacer un huerto urbano

Redacción

11/02/2022 - 05:05

 

Ideas para cambiar tu vida y el planeta: hacer un huerto urbano

 

Las grandes problemáticas sociales y climáticas de los últimos años –el calentamiento global, el uso de pesticidas en la agricultura, la sobrepoblación y la pandemia del coronavirus, por ejemplo- nos hablan de la necesidad de producir alimentos fiables y naturales. Se trata de iniciar desde los hogares un camino más sostenible.

Ya en un pasado les habíamos hablamos del poder transformador de los huertos urbanos, pero ahora la idea es entrar en acción. Para eso, nada mejor que conocer los pasos básicos para la preparación de un huerto en casa.   

Este es el inicio de un cambio notable en sus vidas. Pensar, planear y organizar un huerto urbano es adentrarse en un nuevo mundo lleno de sorpresas y de realizaciones. A continuación, les enumeramos los pasos a seguir.  

1-. Elige el lugar

Una terraza, ventana, patio o balcón pueden convertirse en un lugar perfecto para cultivar las plantas. Lo más aconsejable es que el huerto esté situado en una zona iluminada, orientado hacia el sur para aprovechar el máximo número de horas del sol (8-10 horas de luz). Además, si es posible, es recomendable que esté protegido de las corrientes de aire.

2-. ¿Qué podemos plantar?

Antes de hacer tu huerto urbano deberás pensar en qué plantarás en él. Si eres principiante, lo mejor será que optes por las verduras más fáciles de cultivar, ya que éstas darán mejores resultados, debido a que no suelen ser gravemente afectados por enfermedades y/o plagas.

Los cultivos más fáciles suelen tener un ciclo corto y se puedan cultivar durante casi todo el año. Algunos de ellos son: acelgas, lechugas, rábano, ajo y cebollas. Si deseas profundizar en los tipos de cultivos que puedes tener en tu huerto urbano, te recomendamos comprobar el calendario de siembra (disponible en la web). el cual te servirá para saber qué plantar en cada época del año.

3-. Busca los recipientes

Según las dimensiones de tu balcón, terraza o patio tendrás que elegir un tipo de maceta o contenedor diferente para instalar el huerto urbano. En los recipientes de 7 a 15 centímetros de profundidad se puede plantar casi de todo (zanahorias, tomates, judías, maíz, guisantes, calabazas, rábanos, berenjenas, pepinos, albahaca, menta…), esto teniendo en cuenta que sus raíces no son de gran tamaño.

Por su parte, aunque los maceteros de barro son más pesados, son mejores que los de plástico porque respetan la temperatura de la tierra. Las jardineras o la mesa de huerto son otras buenas opciones, lo importante es que tengan un buen sistema de drenaje.

4-. Comienza con la siembra

Esta es la parte más divertida de la preparación de tu huerto urbano. Busca tus guantes de jardinería y comienza a sembrar. Para ello, debes saber que existen dos formas que te pueden ser de utilidad: 1) Sembrar directamente en el huerto, o 2) Sembrar en contenedores pequeños para después trasplantarlos al huerto (lo que se conoce como plantel).

Hay hortalizas como el rábano, la zanahoria o el nabo que no se pueden trasplantar y obligatoriamente se deben sembrar. Otras hortalizas (como la lechuga, la cebolla o el tomate) aunque se pueden sembrar directamente, es aconsejable trasplantar el plantón.

Cuando vayas a realizar el trasplante de los cultivos de tu huerto urbano debes tener presente el cuidado de sus raíces. Lo ideal es que hagas un agujero de gran tamaño y presiones el sustrato, de forma ligera, alrededor de la planta para poder comenzar a regar a continuación.

5-. Escoge El Sustrato

El éxito de tu huerto urbano dependerá del sustrato que utilices. Por ello, el más recomendable es el compost, un sustrato de origen 100% orgánico que contiene una mezcla de restos forestales y estiércol.

6-. Mantenimiento de tu huerto urbano

Los huertos urbanos necesitan un adecuado mantenimiento para poder generar resultados exitosos. En este sentido, es necesario tener en cuento el tipo de abono y la frecuencia de riego.

Las plantas se alimentan de los nutrientes minerales que hay en el sustrato y que extraen mediante sus raíces. Entre estos nutrientes de gran valor para los cultivos del huerto urbano encontramos el fósforo, el magnesio, el cobre y el hierro.

Aunque al principio no será necesario añadir ningún abono, hay que pensar que a futuro los nutrientes se agotarán. Por lo tanto, habrá que añadir más compost; de hecho, se recomienda abonar al menos dos veces al año.

El riego es el otro gran facto de éxito de un huerto. Para regar con precisión se recomienda instalar un sistema de riego por goteo, ya que a través de él sabremos que el riego ha finalizado cuando comience a salir agua por debajo de la mesa.

La frecuencia del riego depende de la época del año y de la cantidad de plantas que tendrás en el huerto. Por ejemplo, en verano es necesario regar dos o tres veces al día.

7-. Cómo controlar las plagas

Para evitar daños en tu huerto urbano deberás observarlo con frecuencia. En caso de que sufra una infesta de plagas, no es recomendable utilizar tratamientos químicos, ya que generalmente son tóxicos y no respetan los enemigos naturales de las plagas. Algunas de las plagas más habituales son: los pulgones, las larvas defoliadoras o el oidio.

Ahora que conoces las claves para crear tu propio huerto urbano, ¿qué esperas para hacer el tuyo? Busca los materiales que necesitas, piensa en los cultivos que más te interesan, empieza tu huerto, y comparte tu experiencia aquí en los comentarios…

¡Éxitos!

 

PanoramaCultural.com.co

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

El papel de los bosques en el ciclo del agua

El papel de los bosques en el ciclo del agua

  Los bosques juegan un importante papel en la regulación de los flujos de humedad atmosférica y en las pautas de precipitación so...

Un grito de auxilio permanente para la Sierra Nevada de Santa Marta

Un grito de auxilio permanente para la Sierra Nevada de Santa Marta

  Hay luchas que no pueden detenerse y alarmas que no deben dejar de sentirse. En la Casa Indígena de Valledupar (Colombia), lugar d...

El ambiente urbano y las islas de calor

El ambiente urbano y las islas de calor

  Las ciudades constituyen el más artificial de los ambientes y paisajes. El clima urbano es un claro índice del grado de modificac...

El protocolo de Kyoto o 15 años del ambientalismo light

El protocolo de Kyoto o 15 años del ambientalismo light

El 12 de diciembre de 1997 en la ciudad de Kyoto (Japón) 189 Estados de las Naciones Unidas adoptaron un conjunto de medidas anunciada...

Naturaleza y pensamiento económico: la necesidad de un reencuentro

Naturaleza y pensamiento económico: la necesidad de un reencuentro

  La historia del ser humano es la aventura de la búsqueda permanente de fuentes de energía. Cada estadio de la humanidad trajo con...

Lo más leído

El tamal, un plato típico del Tolima

Alba Llorente Majana | Gastronomía

Los grandes triunfos de Freddy Molina

Eddie José Dániels García | Música y folclor

Un paseo por el cementerio San Miguel de Santa Marta

Joaquín A. Zúñiga Ceballos | Turismo

Del vallenato lírico, el vallenato romántico y el vallenato llorón

Luis Carlos Ramirez Lascarro | Música y folclor

El Vallenato como género literario

Luis Carlos Ramirez Lascarro | Música y folclor

El reconocimiento de la diferencia

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

Cucambas, diablos y negros danzan en Atánquez

María Ruth Mosquera | Turismo

Ya ni se versea, pollo ronco…

Fabio Fernando Meza | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados