Medio ambiente

Ermanno Traverso sobre el cambio climático: “Para salvar el planeta hay que cambiar desde un punto de vista energético”

John Ventura

03/09/2020 - 04:15

 

Ermanno Traverso sobre el cambio climático: “Para salvar el planeta hay que cambiar desde un punto de vista energético”

Por más convulsionadas que se encuentren las sociedades alrededor del mundo, una cosa es segura: el cambio climático no se detiene. La pandemia mundial originada por el coronavirus COVID-19 ha movido la fibra de la fragilidad humana en las mentes de las personas que, por más miedo que conciencia, han decidido aislarse, abstrayéndose de salir al exterior y, por lo tanto, dejando varias de sus tareas de lado. Labores que, a mayor o menor medida, podían estar sumando directa o indirectamente a la degradación ambiental.

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) revela que el cese de la mayoría de las actividades económicas en los países que se han visto afectados por este virus ha provocado una reducción considerable en las emisiones de gases de efecto invernadero. Durante cuatro semanas, China produjo 25% menos de estos gases debido a esta paralización, según revela un estudio de Carbon Brief. Todo esto respalda las propuestas provenientes de diversas voces que alegan que para conservar el planeta se debe dejar de lado la energía convencional.

“Se necesita una política global integral, en la que cada estado y cada multinacional activa en el sector haga su parte. Para salvar el planeta y evitar que las condiciones climáticas se vuelvan antitéticas al concepto de desarrollo, la única forma es cambiar desde un punto de vista energético”, comenta Ermanno Traverso, vicepresidente Senior de Talesun Energy, una multinacional con probada experiencia y palpable éxito en la generación de todo tipo de energías renovables.

Pero estos resultados palpables y esperanzadores, no son definitivos. La OMM destaca que los niveles de dióxido de carbono registrados en las estaciones de observación clave se mantienen, incluso, mayores que los del año pasado. Además, alegan que, cuando la humanidad atraviesa una crisis social o económica que genera una disminución en las emisiones, al volver todo a la regularidad, estas se disparan.

Más allá de todas las iniciativas para la reducción en el uso de plásticos, el “Viernes para el planeta” u otras iniciativas como “Save the planet”, que ayudan a crear conciencia, los cambios deben surgir de la base en la cual obtenemos la energía. “Para que las fuentes de energía cambien, las manifestaciones o iniciativas callejeras de asociaciones o gobiernos individuales no son suficientes: se necesita una política global integral, en la que cada estado y cada multinacional activa en el sector haga su parte”, apunta Ermanno Traverso.

El panorama en Latinoamérica no parece ser muy alentador por el momento. Los esfuerzos de los gobiernos se han estancado en iniciativas como las antes mencionadas y aún no dan un paso realmente diferenciador en el sector energético y mucho menos de manera unísona, según Ermanno Traverso.

En Colombia, uno de los mayores problemas es la deforestación que, hasta el sol de hoy, sigue perjudicando al país. Pese a que una sentencia de la Corte Suprema de Colombia en 2018 obligó al gobierno a tomar acciones contra la deforestación, las selvas siguen siendo arrasadas por campesinos que necesitan terrenos para sus cultivos.

Ésta es la primera y mayor barrera contra los gases de efecto invernaderos, así como el regulador natural de los ciclos del agua, por lo que su función pasa a ser vital en uno de las naciones más vulnerables a los efectos del cambio climático debido a su localización geográfica. Pasarse a las energías renovables como la energía solar, eólica o de biomasa, podría ser la solución de Colombia para combatir los fenómenos naturales conocidos como “El Niño” y “La Niña”, así como la disminución en los casos de dengue que incrementan año a año.

 

John Ventura

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

¿Y si nos volvemos buenos humanos de verdad?

¿Y si nos volvemos buenos humanos de verdad?

  ¿Y qué tal si los pregones reflexivos sobre la bondad, tan profusos en esta Semana Santa, los convertimos en una realidad, en u...

Nuestra huella ecológica

Nuestra huella ecológica

Las huellas que dejamos a nuestro paso son las luces que señalan el camino que hemos recorrido a lo largo de la vida. Por las huella...

El deshielo en el ártico: entre engaños y petróleo

El deshielo en el ártico: entre engaños y petróleo

El Ártico ha sufrido en los últimos 30 años, la desaparición de las tres cuartas partes  de la capa de hielo. En el año 2012 se ...

El crimen ambiental que nunca debió producirse

El crimen ambiental que nunca debió producirse

Desolada y acongojada, la dueña de la finca Río de Janeiro  nos transmite la noticia. Las palabras brotan con un notable desaliento....

La primera campaña de apadrinamiento de árboles en el Cesar

La primera campaña de apadrinamiento de árboles en el Cesar

Sembrar árboles es algo admirable pero si se hace en colectividad es mucho mejor. Así pensaron los propietarios de la Reserva Natur...

Lo más leído

El aire del bosque y otros placeres

Rosa Cintas | Medio ambiente

Llorar antes que perecer

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

El viejo traje del alcalde

Andy Romero Calderon | Opinión

Ay cosita linda, mamá

Alberto Muñoz Peñaloza | Ocio y sociedad

Azul y amarillo

Giancarlo Calderón Morón | Literatura

Héctor el Curioso

Álvaro Rojano Osorio | Ocio y sociedad

A Trumpadas se tomaron el Capitolio

Diógenes Armando Pino Ávila | Opinión

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados