Medio ambiente

Cambio climático: de mito a realidad

José Luis Sierra Mendoza

27/06/2023 - 00:03

 

Cambio climático: de mito a realidad
El sector industrial genera casi la tercera parte de las emisiones mundiales de CO2 en el mundo / Foto: cortesía

 

Hoy volvemos entusiastas a retomar nuestra columna “Visión Colectiva” con estas líneas, las primeras una serie de reflexiones con relación a la problemática ambiental –cambio climático- que afrontamos como humanidad.

Desde hace mucho tiempo hemos venido escuchando acerca del fenómeno del cambio climático, y ciertamente es poca la atención que se le ha prestado a este importante tema el cual es necesario y urgente descender del discurso retórico y tecnicista al lenguaje más universal y básico posible, a fin de que se empiece a generar desde el conocimiento del fenómeno en sí, una verdadera conciencia que coadyuve en los esfuerzos por detener lo que podría ser el final de nuestra especie en el planeta, a no ser que con premura cambiemos el curso de las cosas.

Estamos enviando aproximadamente 51.000 millones de toneladas de gases de efecto invernadero a la atmosfera cada año. Según informe de Naciones Unidas para el año 2021, las emisiones a nivel mundial de dióxido de carbono relacionadas con el consumo de energías a base de combustibles fósiles, presentó un incremento del 6%, ubicándose como la más alta en toda la historia. Lo anterior en ocasión del proceso de recuperación económica del rezago generado por la pandemia COVID-19, recuperación o crecimiento con el carbón, según la Agencia Internacional de la Energía (AIE).

Nos permitimos ilustrar un poco acerca de la participación porcentual de todas esas actividades generadoras de emisiones, agrupándolas de la siguiente manera:

-Producción de cemento, acero y plástico (31%)

-Consumo de electricidad (27%)

-Cultivos y crías de animales (19%)

-Viajes en aviones, camiones, cargueros y otros (16%)

-Uso de equipos de enfriamiento y calefacción (7%)

Cómo podemos observar, el sector industrial genera casi la tercera parte de las emisiones mundiales de CO2, en la producción de cemento, acero y plástico, aunque si observamos el 27% generado por el consumo de energía y naturalmente que gran parte de esa energía es utilizada por la industria para producir además de los productos que hemos señalado como cemento, acero y plástico, otros tantos más, podemos inferir que solo el sector secundario de la economía o sector industrial podría estar emitiendo un poco más del 40% de CO2 a la atmósfera.   

Ahora bien, la pregunta que podría surgir en consecuencias sería ¿y qué haremos para reducir al máximo ese 40% aproximadamente que genera el sector industrial, ya que es el sector que más emisiones genera? Y ciertamente es un cuestionamiento apenas lógico, no obstante, es necesario generar las alarmas y poner las preocupaciones igualmente en todos los sectores hasta el que emite solo en 7% toda vez que este problema del calentamiento global, parafraseando a Bill Gates, es una bañera a punto llenarse, si no se cierra el chorro de la llave se llenará y si se cierra a medias, también se llenará, de tal suerte, que el único camino que nos aleja del final de nuestra especie, es cerrar totalmente la llave. Lo que no es fácil y pareciera aún que lo se plantea aquí es una locura dado que hasta el cepillo con que cepillamos nuestros dientes, el jabón con que nos bañamos, el PC que estoy utilizando mientras escribo estas líneas son derivados del petróleo, pero nos toca sí o sí excluir el combustible fósil de nuestro sistema productivo y reemplazarlo por otras fuentes alternativas y limpias como por ejemplo la energía nuclear, lo cual implicaría un proceso de paz total y global que genere las confianzas entre las naciones y se pueda generar energía mediante reactores nucleares, ya que las demás fuentes de energías limpias son extremadamente costosas y aún no tenemos la tecnología que nos permita almacenarla y transportarla en grandes cantidades a bajos costos. En otras palabras, tales energías limpias aún hoy son muy costosas para quien considere migrar de la energía generada de los combustibles fósiles a este tipo de energías.  

En razón de lo expuesto, nos encontramos ante el más grande desafío que hayamos enfrentado como humanidad, hoy por hoy los avances en materia tecnológica son sorprendentes, la ciencia avanza a pasos de gigante, pero demanda de cada una de las personas que habitamos esta aldea global tiempo para poder resolver de la mejor manera esta colosal tarea en la cual está en juego la existencia de todas las especies que coexistimos en el planeta, tiempo que se traduce estrictamente en reducir las cantidades de emisión de dióxido de carbono a nuestra atmósfera, lo cual demanda un compromiso de parte de todos los gobiernos del mundo en “decrecer en su proceso de desarrollo económico” para que crezcan nuestras esperanzas de vida en el planeta. Así es, tal y como lo dijo la ministra de minas y energías de Colombia la cual fue interpretada fuera de contexto a mi juicio. Igualmente necesitamos el compromiso de todos los empresarios de los distintos sectores de la economía, del padre y madre de familia, de los educadores, de adultos, jóvenes y niños, totalmente de todos, para lo cual se requiere eliminar en este discurso los tecnicismos y la retórica para lograr un dialogo mundial social a nivel mundial que genere verdaderas acciones que tributen al a esa hazaña que es la eliminación de las emisiones de CO2 a nuestra atmósfera, ya que el calentamiento global dejó de ser un mito para convertirse una cruel realidad.

 

José Luís Sierra Mendoza

Twitter: @JosLusSierraMe1

Sobre el autor

José Luis Sierra Mendoza

José Luis Sierra Mendoza

Visión colectiva

Magister en Gerencia de Proyectos. Especialista en Gestión Pública. Gestor Industrial. Administrador de Empresas. Bienvenidos a esta importante ventana de reflexión desde la cual pretendemos construir visión colectiva.

@JosLusSierraMe1

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Bioconstrucción, bioclimática y ecoarquitectura en Valledupar

Bioconstrucción, bioclimática y ecoarquitectura en Valledupar

En el marco del Primer Curso Internacional de Bioconstrucción organizado en Valledupar, el Instituto Sion y la Reserva Natural Los Tan...

¿Y si le hacemos una fiesta al río Cesar?

¿Y si le hacemos una fiesta al río Cesar?

Pablito tiene 10 años y tiene prohibido tocar las aguas del río Cesar. La espuma blanca que corre en el afluente lo sorprende: “e...

Los mitos y realidades del futuro del agua en el Cesar

Los mitos y realidades del futuro del agua en el Cesar

  La falta de conciencia ambiental, la indiferencia acerca del aporte que cada ciudadano puede hacer a la conservación del medio a...

Los recursos de la naturaleza como sujetos de derechos

Los recursos de la naturaleza como sujetos de derechos

“El hombre es la medida de todas las cosas: de las que son en cuanto son, de las que no son en cuanto no son”. Lo anterior se le at...

Cuando el río era la vida de mi pueblo

Cuando el río era la vida de mi pueblo

  “A orillas del Magdalena, se divisa un pueblito/ todo el que pisa esa tierra, nunca la echa en olvido/ tiene muy bellas mujeres...

Lo más leído

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados