Moda

Mujeres fuera de serie: pasarela sororidad

Fabrina Acosta Contreras

25/10/2021 - 04:40

 

Mujeres fuera de serie: pasarela sororidad
La pasarela Sororidad en Riohacha, una actividad liderada por el colectivo Almas Diversas/ Foto: cortesía

 

El 30 de septiembre tuve la bella oportunidad de asistir a la pasarela Sororidad a orillas del mar Caribe en mi amada Riohacha, una actividad liderada por el colectivo Almas Diversas y celebré que allá se estén tejiendo nuevas realidades desde la deconstrucción de paradigmas que históricamente nos han instalado en formas patriarcales y discriminatorias de relacionarnos.

Las mujeres de Almas Diversas son, definitivamente, fuera de serie, valientes y admirables, aplaudo su labor y me sumo a su causa, solo desde la unión femenina lograremos la transformación social, porque el mundo necesita ser apto para las mujeres, que vivamos libres, sin miedos y sin ataques propios de mandatos estéticos que nos exigen ser delgadas o de una u otra forma.

La pasarela Sororidad en Riohacha / Foto: cortesía

Almas Diversas una iniciativa poderosa y pertinente

Mariana Aguilar, la lideresa de esta poderosa causa, merece aplausos porque está tejiendo un telar de sororidad, inclusión y rompiendo esquemas, eso es lo que necesita la sociedad, que reaccionemos y cambiemos historias perversas por realidades humanizadas.

Trabajar contra la gordofobia y a favor de los derechos de las mujeres es un desafío que merece ser apoyado por todos y todas, instituciones, academia y sociedad civil, basta de que las niñas crezcan con miedo, inseguridades y complejos, odiando sus cuerpos y con baja autoestima, necesitamos mujeres empoderadas y valientes, capaces de crear y hacer, que nada las frene y Almas Diversas está aportando mucho a la transformación con perspectiva de género, que no da espera.

Mariana refiere que esta iniciativa nació como una respuesta a la pandemia, que impulsó la creación de este proyecto, desde diciembre se vienen realizando jornadas con este grupo de mujeres, que ya llegan a más de 50, han llevado a cabo actividades físicas como rumbaterapias, clases de pasarela y modelaje, además, se promueven actividades de crecimiento personal para reforzar la confianza en ellas mismas.

Mariana Aguilar relata que “En su equipo de trabajo se han encontrado casos de mujeres que, por su fisonomía, les ha tocado vivir situaciones de discriminación o de violencia de género, doméstica e incluso personas que han atentado contra su integridad porque consideran que su aspecto físico no está dentro de los estándares de belleza impuestos por la sociedad”.

Según Aguilar, la moda ha sido uno de las industrias que ha “dejado de lado” a esta población, aunque en los últimos años se ha visto un cambio. “No queremos romantizar la obesidad que es una condición de salud, pero queremos retumbar con el tema de la gordofobia, que incluso se da desde el punto de vista médico”.

La pasarela Sororidad en Riohacha / Foto: cortesía

Cuerpos femeninos: representaciones y desigualdades

En este sentido, considero importante mencionar que el orden social funciona como un universo simbólico que tiende a ratificar la dominación masculina. Dichas representaciones simbólicas influyen en la percepción inconsciente y consciente del cuerpo, existen mujeres que desde la adolescencia rechazan su esquema corporal por no cumplir con las exigencias de la estética que la sociedad establece o se desarrollan con timidez percibiendo como inmoral vivir su vida sexual con libertad erótica y de placer, todo ello ejercido por paradigmas que alteran su visión de las cosas y su estructura psicoafectiva.

La violencia que se registra contra las mujeres, la cual, emerge como resultado de un modo histórico de relacionamiento, en el que no han sido tratadas como sujetas de derechos, tiene mucho que ver con los paradigmas que se tienen del cuerpo de las féminas y las formas de intervenirlo; es decir las relaciones de poder en el que los hombres han estado jerárquicamente por encima de las mujeres.

El cuerpo de la mujer está sujeto a vulneraciones y acciones que lo violentan que van desde los acosos callejeros hasta las nalgueadas y las masturbaciones que ejercen sobre sus cuerpos en los sitios públicos hasta el dominio ejercido por sus parejas en las relaciones sexuales, a las cuales son sometidas por “pertenecerle” aun sin el deseo o consentimiento de ella como mujer, todo esto implica una percepción del cuerpo de las mujeres como generador erótico vulnerable a violencias, ejemplo de ello se escucha en imaginarios sociales como “La violaron por mostrona, se viste como puta o es una provocadora”, los cuales argumentan que se ejerza violencia sobre los cuerpos de las mujeres, cosificándolas y negándoles su categoría  humana, ejemplo de esto es el fenómeno del acoso callejero que se naturaliza como cortejo pero que corresponde a una violencia sexual que vulnera la tranquilidad y la percepción de seguridad de las mujeres.

Finalmente, es importante mencionar que el dominio del macho sobre el cuerpo de la hembra es una práctica de alcance mundial (llamada a transformarse) que no sólo involucra a Latinoamérica, pues el machismo no conoce fronteras culturales y las atraviesa estableciendo roles a los hombres sobre los cuerpos de las mujeres como el hecho de demostrar virilidad y en la mujer como cuerpo sexuado vulnerable a las violencias sexuales disfrazadas de seducción, cortejo o conquista; por ello iniciativas como Almas diversas son esperanzadoras y pertinentes. Mi apoyo total a ellas y que siempre sigan tejiendo transformación desde la sororidad.

 

Fabrina Acosta Contreras

@Facostac

Sobre el autor

Fabrina Acosta Contreras

Fabrina Acosta Contreras

Evas&Adanes

Nieta de Rita Contreras, leyenda viva de 109 años. Escritora e investigadora Guajira, psicóloga, Magister en estudios de género, Magister en Gestión de Organizaciones y Especialista en Alta Gerencia. Creadora de la Asociación “Evas&Adanes” desde la cual lidera diversas iniciativas ciudadanas como los foros “La Mujer en el vallenato”, “Tejiendo esperanzas por la Guajira”, el programa radial Evas&Adanes, entre otras. 

Ha recibido reconocimientos por la causa que lidera tales como: Joven sobresaliente de Colombia TOYP 2018 (JCI Colombia), máxima distinción del departamento de La Guajira medalla Luis Antonio Robles, personaje diez en el departamento de Amazonas, medalla a Mujer extraordinaria con proyección social otorgada por la Asociación de Mujeres de la Guajira. 

Ha sido columnista por más de 10 años de varios medios puntualizando temas de género y derechos de las mujeres, así como las causas por la guajira. Es autora de los libros Mujer Sin Receta: Sin Contraindicaciones para hombresEvas culpables, Adanes inocentes”, “De esas costumbres que hay en mi tierra: una mirada a los imaginarios sociales de la violencia de género”, “Mujeres sin receta: Más allá de los mitos”.

 

@Facostac

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Caramanchel: la plataforma vallenata del diseño y la moda

Caramanchel: la plataforma vallenata del diseño y la moda

  Se acerca la versión número 51 del Festival Vallenato y con él, se organizan en Valledupar, múltiples alternativas artística...

Una guayabera festivalera para el Nobel de Literatura

Una guayabera festivalera para el Nobel de Literatura

  La mañana del viernes primero de mayo de 1992, día del trabajo, la modista vallenata Maritza Cabas Pumarejo confeccionó el que h...

El legging o la historia de una prenda llena de desparpajo

El legging o la historia de una prenda llena de desparpajo

  En la moda nada desaparece, y lo que fue tendencia vuelve tarde o temprano. El caso del legging (o leggings) es quizás el mejor ej...

Coco Chanel: modista y espía

Coco Chanel: modista y espía

  El perfume Chanel Nº5 es un símbolo del glamour. Lo creó el perfumista Ernest Beaux. El número se corresponde con el que llevab...

La evolución del traje de baño femenino

La evolución del traje de baño femenino

  Ninguna prenda ha evolucionado tanto como el traje de baño femenino, ni ha vencido tantos tabúes y restricciones en la historia d...

Lo más leído

El Vallenato protesta (I)

Luis Carlos Ramírez Lascarro | Música y folclor

Internet: identidad e impacto cultural

Antonio Ureña García | Tecnología

Los altares de Valencia, una historia cincuentenaria

María Ruth Mosquera | Música y folclor

El Vallenato protesta (II)

Luis Carlos Ramírez Lascarro | Música y folclor

Delimitación del discurso ensayístico

Delia Barreiro Pérez | Literatura

Hortensia Lanao de Rozo, pidió borrar la violencia del Valle

Juan Rincón Vanegas | Música y folclor

Cuando los sueños dictan las canciones

Alex Gutiérrez Navarro | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados