Música y folclor

Jorge Luis Oñate y Chemita Ramos: un huracán con corona

Redacción

28/01/2013 - 12:05

 

Jorge Luis Oñate y Chemita Ramos Las uniones musicales son las que marcan la historia del folclor vallenato. Mientras algunas agrupaciones se separan y provocan la tristeza de miles de seguidores, otras anuncian alegremente su alianza permitiendo así que siga el espectáculo y la creación de nuevas sonoridades.

Y justamente, la semana pasada fue motivo de celebración para los amantes del Vallenato. Jorge Luis Oñate (hijo del ilustre Jorge Oñate) y Chemita Ramos (33er Rey Vallenato) se presentaron en el set de Vallenatos Fans para anunciar lo que en su momento parecía un auténtico terremoto: la unión de ambos en un proyecto musical de gran calidad.

Jorge Luis Oñate hizo su entrada con un estilo propio: sus gafas de sol mantuvieron el enigma y su movimiento elástico de la cintura representaban un soberbio mensaje de flexibilidad y sabor.

El cantante no perdió su tiempo. Enseguida su atención se centró en la nueva y sonriente presentadora del programa, Kelly Sánchez. Su objetivo era seducirla para transformarla en una ferviente seguidora.

A ella le dedicó una gran parte de su tema “Enamorado de ti”, antes de girarse nuevamente hacia la cámara y esbozar un baile inédito con el cual quedaba claro porque todos le llaman “El huracán”.

A su lado, el acordeonero Chemita Ramos se encargaba de todo el resto. El rey Vallenato impuso su destreza y su ritmo desde las primeras notas y permitió que Jorge Luis interpretara su música con toda la tranquilidad y libertad del mundo.

De hecho, era tan palpable esa soltura que “El Huracán” no perdió un instante para alejarse del escenario y observar quiénes estaban llegando al centro comercial. Su paseo parecía ser una invitación para todos aquellos visitantes que no se atrevían a acercarse y causó al mismo tiempo la sorpresa del presentador, Coco.

Después de su interpretación enérgica (y llena de pases excéntricos), el cantante volvió a su sitio con un aire serio, dispuesto a responder a todas las preguntas de los periodistas. Así pues, el hombre subrayó su gran sensibilidad y apertura musical. “Cuando uno tiene un corazón grande, todo lo abarca. Cumbia, vallenato, todo”, expresó.

Luego, Jorge Luis destacó su amor y lealtad por Dios. “Él es el que me guía –dijo antes de añadir–: Lo único que le pido a Dios es que me ponga un buen acordeonero en el camino”.

Algo extraordinario fue la presencia de los padres de Jorge Luis (Jorge Oñate) y Chemita (Chema Ramos) el día del estreno. Ninguno quería perderse este inicio explosivo y, menos todavía, la ocasión de corroborar que lo que corre por la sangre de sus primogénitos es la misma pasión y entrega por el Vallenato.

El encuentro terminó como un festival improvisado. El Huracán, despojado de sus gafas de sol y siempre alegre, se encargaba de orquestar, detener a los músicos, reanudar la marcha y volver a cantar para el mayor gusto de los presentes.

Lo que nadie esperaba era que Coco terminara más cautivado que nadie por el ambiente huraconiano. “¡Jorge Luis es un verdadero Tsunamí!”, exclamó el presentador con una sonrisa. No lo vimos bailar, aunque algunas voces dicen que estuvo a punto de hacerlo…

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Los cantos del ‘Turco’ Oviedo, de los festivales de tambora al mundo

Los cantos del ‘Turco’ Oviedo, de los festivales de tambora al mundo

De los 57 años que ha vivido Elgin Samuel Oviedo Martínez, 32 de ellos los ha dedicado a cantar los distintos aires de la tambora, to...

Carlos Vives: “¡He vuelto al Valle, carajo!”

Carlos Vives: “¡He vuelto al Valle, carajo!”

Sábado 27 de abril del 2013. Son las once y media de la noche y lo que hasta ahora había sido una noticia comentada con efusividad se...

Diomedes gustó más que sus canciones

Diomedes gustó más que sus canciones

Narrar la vida de un artista desde los inicios de su carrera, sus triunfos y derrotas, es una disciplina literaria difícil de dominar,...

El eterno carnaval de Leocadia Ortiz

El eterno carnaval de Leocadia Ortiz

  Para la octogenaria Leocadia Ortiz Córdoba la pesadez de la tristeza no existe, se marchó en el tren que se perdió en los riel...

Por siempre Diomedes

Por siempre Diomedes

El olor a tierra húmeda era tan agradable,  que los rayos del sol que inundaban la mañana apenas se sentían. Las aulas escolares se...

Lo más leído

El tamal, un plato típico del Tolima

Alba Llorente Majana | Gastronomía

¿Por dónde le entra el agua al coco?

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

Leandro Díaz y las mujeres de sus canciones

Redacción | Música y folclor

Otro festival vallenato en Cundinamarca

Jorge Nain Ruiz | Opinión

El fútbol, una pasión desde siempre

Diógenes Armando Pino Ávila | Ocio y sociedad

El Cesar tiene sed

Carlos Cesar Silva | Opinión

Síguenos

facebook twitter youtube