Música y folclor

Evi Murgas: “Qué bueno sería rescatar el carnaval”

Redacción

11/02/2013 - 13:50

 

Evi MurgasEl Carnaval tiene esa magia de hacernos olvidar los momentos más tristes de nuestra vida, de transportarnos a kilómetros de la cotidianeidad con sus disfraces, sus colores y sus ritmos frenéticos.

Así también es la voz de Evi Murgas, que, acompañada de una tambobanda, provoca la sonrisa y las ganas de bailar. Este gran representante de las músicas del Carnaval (hermano del famoso compositor Beto Murgas), es todo un monumento en la ciudad de Valledupar.

Firme y serio antes de cantar, siempre misterioso detrás de esas gafas de sol, el rostro de Evi Murgas cambia de repente cuando empieza a sonar el ritmo de los músicos que lo segundan.

Enseguida aparecen gestos de humor, palabras de cariño, una sonrisa deslumbrante y movimientos elásticos de los brazos. Indudablemente, Evi pone todo su ardor, todo su empeño, para que la música nos devuelva a esos años en que el Carnaval era una fiesta habitual y celebrada en la capital del Cesar.

La cercanía de Coco Ramos y Keyla Fernández, los presentadores del programa Vallenatos Fans, ambos vestidos de colores vivos, invita el cantante a sacar lo mejor de sí. Y es que siempre es agradable participar en una buena entrevista televisada cuando los protagonistas disfrutan del placer y los buenos recuerdos de las fiestas carnavaleras.

La ocasión se presta para hacer un recorrido por la historia de las tambobandas. “Mi tambobanda nació hace un poquito más de 15 años, en 1997 –comenta Evi–, pero en ese entonces, yo no tenía ni idea que iba a dirigir una tambobanda”.

Entre los nombres más pesados de este género musical, Evi menciona a Ñeko Montenegro, pero sobre todo, y con especial admiración, al Tribi. El detonante de este fenómeno musical incomparable. “El Tribi fue quien empezó con las tambobandas. Es el maestro de los maestros y lo que hace ahora se dirige hacia la orquesta”.

La humildad de Evi convierte su música en un espectáculo auténtico. Su último Cd es un nuevo pretexto para alegrar el folclor, compartir en familia o con amigos los momentos más sabrosos del fin de semana, y por qué no, perpetuar la tradición del carnaval fuera y dentro de Valledupar.

A ese respecto, el cantante nos recuerda que la actividad de las tambobandas siempre ha ido muy ligada a los carnavales del departamento y que el carnaval no sólo pertenece a una ciudad como Barranquilla.

“Desafortunadamente los carnavales no se hicieron este año –expresa Evi–. Qué bueno sería rescatar el carnaval”. El mensaje parece dirigido a la alcaldía de Valledupar pero va en realidad mucho más allá: a todos los que han disfrutado de momentos inolvidables con esta música, todos los que han bailado con disfraces y en desfiles, todos los que quisieran compartir con sus hijos una fiesta eminentemente popular y con siglos de historia.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

El boom de lo bailable en la Cuba de los 90

El boom de lo bailable en la Cuba de los 90

  La profusión de nuevas agrupaciones de música bailable constituyó un verdadero “boom” desde la década de 1990 en Cuba, conv...

Diego Rivero: “Uno tiene que explorar nuevas cosas”

Diego Rivero: “Uno tiene que explorar nuevas cosas”

Procedente de Bucaramanga, el joven director de la Orquesta Sinfónica de Valledupar, Diego Rivero, se esmera cada día en que la músi...

Kvrass, el fenomeno twitero del vallenato

Kvrass, el fenomeno twitero del vallenato

Si existe un grupo atípico en el mundo del Vallenato, es Kvrass. Con un look sofisticado, gafas de sol y vestimenta urbana, un saludo ...

Julio Oñate Martínez, gran ciudadano bolivariano

Julio Oñate Martínez, gran ciudadano bolivariano

  Lo es por sus esfuerzos y aportes a la identidad cultural de Colombia, tanto en la rama comercial, como en la agrícola, la cultu...

‘La Perla del Norte’, el Primer Festival Vallenato en Cúcuta

‘La Perla del Norte’, el Primer Festival Vallenato en Cúcuta

  Tiene nombre de perfume, de prenda lujosa o isla exótica. La Perla del Norte suena a destino pintoresco, misterioso y llamativo ...

Lo más leído

Santander y su historia

Antonio Acevedo Linares | Historia

Tankas, versos de sexo subliminal

Elena Puchalt Ruiz | Literatura

Los suplementos literarios en Colombia

Antonio Acevedo Linares | Periodismo

La sinfonía de Margladys

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

No hay orden

Andy Romero Calderon | Opinión

El vallenato no es cualquier cosa: es asunto de amor

Edgardo Mendoza | Música y folclor

La Guillermina y el travestismo en el Son de Negro

Álvaro Rojano Osorio | Música y folclor

Garrido, el verdadero apellido de García Márquez

Eddie José Dániels García | Literatura

Síguenos

facebook twitter youtube