Música y folclor

Una tertulia con el compositor Juan Manuel Pérez, “El catedrático”

Redacción

26/03/2012 - 10:50

 

Juan Manuel Pérez durante el conversatorioJuan Manuel Pérez es un compositor atípico. Nacido en Chiriguana, su gran sueño de pequeño era ser futbolista. Se entregó a ese proyecto con todas las ganas del mundo pero una lesión de meniscos le obligó a abandonar el futbol y estudiar comunicación.

Desde muy pequeño alimentó una relación muy cercana con su mamá, a quien le dedica una gran parte de sus canciones. “En el 80 % de mis canciones está su figura”, reconoció el artista. Ella es una fuente de inspiración y un modelo de lucha. Le incita a hablar siempre de manera positiva de la mujer: “Nunca he hablado mal de una mujer en mis canciones”.

En un conversatorio organizado en la Biblioteca Rafael Carrillo, el compositor hizo una presentación de su recorrido y habló de sus familiares quienes influyeron muchísimo en su trayectoria. “Mi papá siempre quiso tener un hijo compositor”, declaró Juan Manuel Pérez antes de explicar que su hermano mayor fue considerado uno de los mejores bailarines de salsa del departamento del Magdalena, su mamá era una apreciada cantadora de tambora y su papá un destacado decimero y poeta.

Todo esto influyó en su recorrido. La disciplina impuesta en los entrenamientos de futbol también le sirvieron para perseguir el éxito y mantener un orden férreo en su vida. “Yo nunca he tomado licor, nunca me he tomado una cerveza –expresó Juan Manuel–. Los periodistas que me conocen aquí saben que no son mentiras”.

Su apodo de “Catedrático” también tiene una historia. A él nunca le pasó por la cabeza ser docente, sin embargo, ante el reto lanzado por un compañero de impartir clases en la UPC, Juan Manuel Pérez aceptó la oferta y se lanzó en esa aventura inesperada. “Aceptar de ser docente para mí era algo muy complejo –dijo Juan Manuel–, pero yo tenía claro que hay que trabajar duro para superarse a sí mismo”.

Ese mismo afán de realización le llevó a atender la llamada de un señor que le llamó desde Caucasia (Antioquia) para contratar sus servicios de cantante. Hasta entonces, no se había atrevido a proyectar una vida dedicada exclusivamente a la música pero, ante el éxito de esa experiencia y la  importancia de las ganancias, se resolvió a dejar las clases para consagrarse a la música.

La decisión no fue fácil de tomar, debido al interés que tenía “El Catedrático” por el periodismo, sin embargo, poco a poco, logró hacerse un espacio en el bullicioso y concurrido mundo de los compositores.

Su primera canción fue grabada con Miguel Herreras y, a partir de ahí, las experiencias pulularon. “Después de que te graben la primera, las demás nacen como bebitos de iguana”, dice con una sonrisa. En total, Juan Manuel Pérez ha grabado 226 títulos con cantantes famosos como Poncho Zuleta, Diomedes Díaz, Iván Villazón o Jorge Oñate.

Su lema es la sinceridad. “Jamás invento un verso”, confiesa ante el público con un dedo alzado al cielo y, cuando le preguntan que se describa en tres palabras, él responde que se considera sensible, humilde y soñador.

El Catedrático es hoy en día un compositor de éxito que ha sabido crear su propio su estilo. Admite que Dios ha sido generoso con él y, además, su hijo está a punto de convertirse en futbolista. Un regalo caído del cielo para quien aspiraba a triunfar en ese ámbito.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Fredy Sierra, entre el vallenato y la música sabanera

Fredy Sierra, entre el vallenato y la música sabanera

  A Freddy Sierra, el hecho que sus abuelos paternos lo hubieran llevado a los cuarenta días de nacido para su casa, ubicada en la c...

Rolando Ochoa: “La fama enferma”

Rolando Ochoa: “La fama enferma”

Las transiciones son un momento idóneo para sacar conclusiones y, con el reciente giro que el acordeonero Rolando Ochoa ha dado a su c...

Esther Forero, una vida dedicada a la música

Esther Forero, una vida dedicada a la música

La vida de Esther Forero fue un ejemplo de dedicación a la música. Empezó a cantar desde los 4 años de edad en las tertulias famili...

Katerin Marzal: “Mi participación es un homenaje a Katiuska”

Katerin Marzal: “Mi participación es un homenaje a Katiuska”

Las mujeres no pululan en los concursos de acordeones. Es más bien un territorio reservado a los hombres por cuestiones históricas y ...

Wicho Sánchez, el vallenato que se volvió universal sin tantos perendengues

Wicho Sánchez, el vallenato que se volvió universal sin tantos perendengues

  El barrio Cañaguate de Valledupar conoce tanto a Wicho Sánchez. Parecen haber crecido juntos en sus patios conversadores. Ahí ...

Lo más leído

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados