Música y folclor

“Siempre que interpreto mi acordeón me siento Colacho”

Redacción

30/09/2013 - 10:50

 

Ivo Díaz, Wilber Mendoza, Gustavo Gutiérrez y Juan Rincón Vanegas Diez años han pasado desde que Colacho Mendoza –el hombre que hizo temblar el Festival Vallenato con las coronas de Rey Vallenato en 1969 y Rey de Reyes en 1987– nos dejara.

Desde entonces, muchas cosas han cambiado en el folclor, muchos artistas han irrumpido en la escena, y sin embargo, su recuerdo sigue tan vigente como el primer día de su muerte.

Con el motivo de mantener viva esa llama, la Fundación del Festival Vallenato organizó el pasado 27 de septiembre una serie de actos en Valledupar a los que se unieron los familiares y músicos más cercanos para compartir las anécdotas más entrañables del acordeonero.

Inicialmente se llevó una ofrenda floral a su tumba ubicada en el Parque- cementerio Jardines del Ecce Homo, donde Fredys Montero Cabello, directivo de la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata resaltó la grandeza y humildad de ‘Colacho’ Mendoza, quien siempre estuvo vigente a pesar del paso de los años y haber sido el segundo Rey Vallenato.

A continuación, se organizó un acto religioso en el que se mencionó la enorme obra musical como ejemplo para las nuevas generaciones. “Ellos, son los encargados de seguir cultivando este folclor que con mucho denuedo el Rey Vallenato ‘Colacho’ Mendoza, comenzó a dar a conocer por todas partes desde la década del 60”.

Finalmente, el homenaje concluyó con una tertulia en el que predominaban el respeto y la nostalgia. Los panelistas invitados –el compositor y poeta Gustavo Gutiérrez Cabello, al cantante Ivo Díaz, y al actual Rey Vallenato e hijo de ‘Colacho’, Wilber Mendoza Zuleta– se trasladaron a los años en que Colacho seguía tocando el acordeón con avidez y recordaron innumerables anécdotas del fallecido juglar.

Gustavo Gutiérrez resaltó la importancia que tuvo Colacho en sus inicios como cantautor. “Él fue el primero que con su acordeón ejecutó mis canciones ‘Confidencia’ y ‘La espina’, entre otras. Siempre defendió mi estilo diciendo que era un lirismo diferente, pero con nota vallenata. Puedo decir que mi andar musical estuvo ligado a este inmenso acordeonero que fue ejemplo para todos por su calidad humana y su talento. ‘Colacho’ me grabó las canciones ‘Suspiro del alma’ y ‘La espina’ y lo vi tocar por última vez en mi cumpleaños y a los pocos días falleció”.

Por su lado, Ivo Díaz, el hijo de Leandro, quien acompañó a ‘Colacho’ por más de 15 años, expresó que fue un maestro del acordeón y le entregó el mejor jugo vitamínico a la música vallenata.

“Colacho hace parte de ese trío grandioso donde también están Luis Enrique Martínez y Francisco ‘Chico’ Bolaños y tuvo un estilo musical que marcó en todas las épocas. Tenía una magistral interpretación, fue un revolucionario e insuperable acordeonero y como regalo a su grandeza y para hacerlo inmortal tal como es, le compuse la canción: Señor, ‘Colacho’ Mendoza.

El hijo del homenajeado, Wilber Mendoza, aportó la nota más emocional del acto y se presentó como un vivo representante de los valores de su padre. “Hoy confieso que siempre que interpreto mi acordeón me siento ‘Colacho’ Mendoza. Me identifico con él en su nota, que también soy zurdo y en el uso de sus sombreros”.

Es cierto que como ‘Colacho’ no nacen dos –y que se fue lejos de los escenarios en los que tocaba con insistencia–, sin embargo, con este homenaje muchos sintieron una presencia mágica. Era Colacho, sin duda.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Una vida desde la ‘colita’ al acordeón

Una vida desde la ‘colita’ al acordeón

A Ángel Rodríguez Iglesias la música lo ha llevado de un lugar a otro y de un instrumento a otro. Desde muy joven, en su natal Man...

Abiertas las inscripciones para los concursos del Festival Vallenato 2020

Abiertas las inscripciones para los concursos del Festival Vallenato 2020

  La carrera hacia el gran evento nacional que ensalza la música vallenata. La Fundación Festival de la Leyenda Vallenata anunció ...

‘La candela viva’ regresó para exaltar a Chimichagua

‘La candela viva’ regresó para exaltar a Chimichagua

Corría el año 1955 cuando el Rey Vallenato Alejo Durán Díaz llevó a la pasta sonora la canción ‘La candela viva’, inspiració...

Cuna de Acordeones, un ‘aprobado’ en la lista de Kalata Mendoza

Cuna de Acordeones, un ‘aprobado’ en la lista de Kalata Mendoza

Ese día se levantó temprano y no desayunó. Se fue a casa de Wilber –su hermano- y pasó toda la mañana en ayuno, orando y dando...

Carolina García y la emoción del Vallenato-gospel

Carolina García y la emoción del Vallenato-gospel

Hay algo en la voz de Carolina García que nos hace soñar. Algo poderoso que transmite calidez, emoción, fantasía y mucha fe. Sin em...

Lo más leído

Te equivocaste, Fabio

Fabrina Acosta Contreras | Opinión

Libros de cuentos para conocer África

José Luis Hernández | Literatura

La agricultura urbana en Colombia

Redacción | Medio ambiente

La varita de caña y su historia, un episodio de la vida real

Álvaro Rojano Osorio | Música y folclor

El reloj del Tío Tomás

Diógenes Armando Pino Ávila | Opinión

Una señora Patillalera formó en el Valle una gritería

Juan Rincón Vanegas | Música y folclor

Pa la Matecaña nos fuimos: anécdotas de juglarías (Parte I)

Alfonso Osorio Simahán | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados