Música y folclor

Elver Díaz augura el mejor de los festivales

Redacción

20/03/2014 - 12:20

 

Elver Díaz en Mayales Plaza Comercial Llegó sonriente a la cita, vestido de manera inesperadamente sosegada, y arropado de una familia que no deja de crecer pese a la reciente muerte de su máximo representante.

El cantante Elver Díaz puede considerarse como la cara más amable de la dinastía que nace con Diomedes. Es un eterno y entregado trabajador, su fiel protector, y así lo confirmó en su primera aparición en el centro comercial Mayales Plaza (Valledupar), invitado por el programa Carrusel TV.

“Después del impase que sufrió Diomedes, yo pensé: Caramba, cómo está Diomedes,  vamos a agrandar la dinastía. Fue cuando puse a cantar a Martín Elías, venga hijo, enseguida le vi el talento a Rafael Santos, y vamos a adelantar esto”.

Desde entonces, el hombre se dio a la tarea de velar por la perpetuación del arte de cantar dentro de la familia, fichando, impulsando y creando talentos, así como lo haría un entrenador experto en un club de futbol, pero aquí aplicando el conocimiento de décadas de escenarios musicales.

Y esa experiencia se notaba en ese ambiente. Distendido y jovial, Elver Díaz miraba con orgullo y afecto a cada uno de sus protegidos, sobrinos o hijos, que lo acompañaban en esa tarea de alzarse con el micrófono y, con toda la soltura que caracteriza a la familia, interpretar algunos clásicos inolvidables.

“Gracias a Dios, hoy mi sueño está hecho realidad. Martín [Elías] es uno de los cantantes más pegados del vallenato, nuestra dinastía ya se está agrandando poco a poco con el apoyo de la gente”, expresó el cantante antes de adoptar un rostro más sereno, pero siempre exultante, y reconocer los retos del futuro, esos que llegaron con la paulatina decadencia del Cacique.

“Nosotros tenemos la responsabilidad de hacer las cosas bien. Pero nuestra dinastía va creciendo”.

Con el inminente Festival Vallenato, Elver Díaz ve una maravillosa ocasión para recordar todo lo bueno que hizo su hermano. “Ahora llega ese gran homenaje a ese gran hombre, ese gran hermano, ese gran hijo, ese gran papá y ese gran artista como lo es Diomedes Díaz. Él no ha muerto, él sigue vivo para nosotros, su familia, para su fanaticada. Su obra musical lo inmortaliza”.

Elver no quiere que se olvide al Cacique. Su tiempo lo dedica en gran parte a esa labor y, por eso, se despide verseando: “Diomedes, Diomedes, tú nunca morirás. Cacique, Cacique, por siempre vivirás”.

 

PanoramaCultural.com.co


0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

El Festival Vallenato atrae a representantes culturales de todo el mundo

El Festival Vallenato atrae a representantes culturales de todo el mundo

Para dentro de un mes está prevista la visita a Valledupar de altos representantes culturales de 16 países de Latinoamérica, los cua...

Una muerte como en el paseo “Sueño triste”

Una muerte como en el paseo “Sueño triste”

Mi primer contacto con la música de Diomedes Díaz sucedió en la escuela rural del caserío de San Francisco, cabecera urbana de la v...

Jhon Buitrago o la evidencia de que la pasión precede al éxito

Jhon Buitrago o la evidencia de que la pasión precede al éxito

Quizás el nombre de Jhon Buitrago no sea el más sonado para el común que escucha y vive de la música pero gracias al trabajo que ...

Frases del folclor vallenato que pasaron a la historia

Frases del folclor vallenato que pasaron a la historia

La música vallenata está cargada de humor y expresiones que ilustran la creatividad de un género y la filosofía de un cantante. En...

¿Desde cuándo el Vallenato se llama Vallenato?

¿Desde cuándo el Vallenato se llama Vallenato?

  Sobre la pertenencia de las canciones vallenatas a Valledupar, los investigadores han demostrado la relación de las canciones con ...

Lo más leído

Los caribes colombianos

José Javier González de la Paz | Pueblos

Sobre la naturaleza egoísta del hombre

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

El manifiesto cultural

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

Macondo: perfil de Gabo

Oscar Pantoja | Literatura

La oscura nube del Cerrejón en La Guajira

La Liga contra el silencio | Medio ambiente

Un pueblo con dos patronos

Diógenes Armando Pino Ávila | Patrimonio

La revelación póstuma

Álvaro Yaguna Nuñez | Música y folclor

No quiero aplausos, sólo tu amor

Luis Carlos Ramirez Lascarro | Literatura

Síguenos

facebook twitter youtube