Música y folclor

Diego Rivero: “Uno tiene que explorar nuevas cosas”

Redacción

03/04/2014 - 11:05

 

Diego Rivero: “Uno tiene que explorar nuevas cosas”

Diego Rivero y la Orquesta Sinfónica de Valledupar Procedente de Bucaramanga, el joven director de la Orquesta Sinfónica de Valledupar, Diego Rivero, se esmera cada día en que la música clásica suene con más nitidez en este sector de la costa Caribe.

Su labor inició en agosto del año 2012, centrándose exclusivamente en la lectura de la música y el solfeo. Un mes después llegaron los instrumentos y pudieron empezar las clases.  “A la orquesta van niños y adolescentes de todos los estratos sociales. Desde el colegio Windsor hasta el colegio Santa Fé o la UPC”, comenta.

De todo lo que ha experimentado hasta ahora en las clases, una de las cosas que más le han impactado es el grado de compromiso de una mayoría de los alumnos. “Algunos caminan 40 minutos para llegar a las clases y asisten todos los días”.

Apasionado por la historia de la música, y la vida que se esconde detrás de las partituras, Diego comparte con entusiasmo los títulos y las biografías que le encandilan. La trayectoria de Bach es para él una fuente de asombro. “Su regreso a su ciudad después de un largo viaje, y cómo se entera de la muerte de su esposa, es algo impresionante”.

Los compositores de la música clásica son a menudo un ejemplo de superación. Beethoven también es fuente de fascinación y de enseñanzas. “Fue el primer romántico –manifiesta Diego–. Empezó a romper las reglas…. Bueno, conoció primero las reglas perfectamente, para luego romperlas”.

Y éstos no son los únicos nombres que nos presenta el director de la orquesta. Siguen Albinoni y las condiciones en las que compuso su “Adagio”, o cómo Mozart escribió su última obra antes de morir, y el compositor francés Eric Satié y su obra para amueblamiento.

Musicalmente inquieto, Diego Rivero reconoce escuchar muchos estilos diferentes y siempre estar pendiente de nuevas tendencias o sonoridades. A la pregunta qué hay que escuchar para ejercitar el oído y crecer como músico, su respuesta es clara: “Uno tiene que explorar nuevas cosas, aun no le gusten”.

¿Su tema clásico favorito? El director no sabría decir. Evidentemente, no es nada fácil pronunciarse en medio de tantos genios y tanta excelencia. ”Me encanta la Chacona de Bach”, exclama,  pero enseguida añade: “El concierto para violín RB 354 de Vivaldi, y el concierto para violín y orquesta en Re mayor de Tchaikovsky, y el Requiem de Mozart, y la Sonata pasionata de Beethoven… “

 

PanoramaCultural.com.co

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

25 años después, Alejo Durán sigue presente

25 años después, Alejo Durán sigue presente

Para llegar al territorio donde el vallenato auténtico tiene su nido no hay pérdida, y más cuando una inmensa valla dice: “Bienv...

El vallenato: una poesía existencial

El vallenato: una poesía existencial

  El vallenato es una poesía eterna, con la que nacimos, nos criamos y en la actualidad convivimos aquellos que amamos este ritmo ...

Otra joya vallenata: “Mi dolor de cabeza”

Otra joya vallenata: “Mi dolor de cabeza”

  “Si me muero de un dolor que me he dado en la cabeza / no es falta de medicina porque he tomado bastante / he visitado al doctor ...

Adolfo Pacheco, el pintor de versos que acostó al pueblo vallenato en una hamaca grande

Adolfo Pacheco, el pintor de versos que acostó al pueblo vallenato en una hamaca grande

  Hace ocho años el compositor Adolfo Pacheco Anillo fue invitado a tomarse un tinto a orillas del río Magdalena, aprovechando que ...

Vallenato, casa y parranda: dos concursos para avivar una tradición

Vallenato, casa y parranda: dos concursos para avivar una tradición

  Al margen de los concursos musicales que caracterizan el Festival de la Leyenda Vallenata, la fundación que organiza estas festi...

Lo más leído

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados