Música y folclor

Carlos Vives: eterno animador del Festival Vallenato

Johari Gautier Carmona

16/04/2014 - 11:30

 

Se pelean todos por él. Los fans, los organizadores de conciertos y, últimamente, hasta las instituciones públicas. Es el fenómeno indiscutible e indiscutido de la música vallenata. Un año (el 2013) nos deja anonadados con un maravilloso periplo por su última producción –Corazón profundo– en el Parque de la Leyenda Vallenata y el siguiente vuelve y repite con lo mismo, pero en versión gratuita.

El cantante samario no deja a nadie indiferente. Sabe hacerse notar y, hay que reconocerlo, lo hace con las mejores armas. Seduce con su tono campechano y una sonrisa indeleble, e hipnotiza con su baile al estilo Pambelé, aunque teñido de irreverencia roquera (no le quitemos esa vena original que tanto fue criticada, y que ahora nos tiene nostálgicos).

Carlos Vives está abocado a animar el Festival Vallenato. Es su destino, y se lo agradecemos. Lo hace con la Fundación que organiza el evento –participando en el homenaje a Gustavo Gutiérrez, mostrando solidaridad y entregando incluso cheques inesperados– pero también, y aquí el motivo de esta nota, con la Gobernación del Cesar que confirmó el pasado 15 de abril su participación a un concierto gratuito en el parqueadero del Coliseo defendiendo así, con algún trasfondo político, el carácter popular de un evento que ha dejado de serlo.

Al mismo tiempo que el gobernador confirmaba la noticia (que ya había sido adelantada por el periódico El Pilón en un completo reportaje), las redes sociales ardían en un sinfín de aclamaciones. Por un lado el gobernador, Luis Monsalvo, se llevaba los “bravos” de comentaristas asombrados por el efecto sorpresa y siempre necesitados de sentirse “A Salvo”. Luego, vino el efecto complementario de los seguidores del músico que vieron en su aparición una fiesta perfecta.

El doble golpe –otra referencia a Pambelé– anulaba de inmediato el criticado decreto del alcalde de Valledupar, Fredys Socarrás, que, si bien fue ratificado el 12 de abril con el fin de consolidar la gran fiesta del vallenato y ampliar el camino a la final del concurso para todos aquellos visitantes venidos de afuera (las expectativas son de más de 60.000), va claramente en contra del principio de fiesta popular.

En ese vendaval de criterios artísticos y culturales que chocan entre sí con una música parecida a la de “Ahí llego yo”, o incluso “Como le gusta a tu cuerpo”, Carlos Vives no hizo comentarios en su cuenta en Twitter. Quizás por no provocar una decepción masiva. Y es que, como todo artista que se respeta, Carlos sólo anima el Festival con su show en vivo, celebrando las raíces de la música vallenata, recordando los ancestros milenarios de esta tierra, y de mantenerse así, este espectáculo va a ser incluso mejor que el del año pasado.

 

Johari Gautier Carmona

Para PanoramaCultural.com.co

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Diomedes Díaz está vivo en Rusia

Diomedes Díaz está vivo en Rusia

  Cuando la memoria colectiva vallenata se llena de música, preferencialmente aparece Diomedes Díaz, y esta vez no fue la excepci...

Vallenato bravo: Hernando Marín, el cantante del pueblo

Vallenato bravo: Hernando Marín, el cantante del pueblo

El mismo Hernando José Marín Lacouture se autodenominó el “cantante del pueblo” en su famosísima canción La ley del embudo (ca...

El reggae de Tubará en la tierra del vallenato

El reggae de Tubará en la tierra del vallenato

  De pie, en la plaza Alfonso López, el lugar más emblemático de la música vallenata, fue tomada una de las últimas fotografí...

Poncho y Emiliano, hermanitos del alma

Poncho y Emiliano, hermanitos del alma

Una mañana cualquiera, dos hermanitos del alma se dieron a la tarea de recoger los recuerdos regados en un largo kilometraje donde l...

Puerto Rico y su Plena

Puerto Rico y su Plena

La investigación nos aproxima al apasionante postulado de la génesis, desarrollo y actualización en el conocimiento de los ritmos ...

Lo más leído

Salud mental y víctimas de la tragedia de Armero

Mónica Fernández | Ocio y sociedad

La independencia de Cartagena

Redacción | Historia

El “ahogao” más diligente

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

Calixto Ochoa Campo: de corregido a Maestro

Juan Cataño Bracho | Música y folclor

Marta Arredondo: una diseñadora con identidad Guajira

Fabrina Acosta Contreras | Ocio y sociedad

Ruta cantinera de pueblo en pueblo

Edgardo Mendoza | Ocio y sociedad

El vallenato entró por Mompox

Alfonso Osorio Simahán | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube