Música y folclor

La tri-etnia en la música vallenata: ¿Un cuento chino?

Redacción

13/06/2014 - 11:10

 

El folclor vallenato se construye sobre cuantiosos mitos y leyendas. De eso no cabe duda. El brío de Francisco El Hombre, y las hazañas de otros músicos que decidieron enfrentarse o aliarse con el diablo, ya son muy conocidos entre los seguidores de la música vallenata.

Sin embargo, a estas narraciones que embellecen el folclor, deben sumarse también otras leyendas con intenciones hegemónicas que confunden y desvirtúan la realidad histórica.

Durante el Tercer Encuentro Nacional de Investigadores de la Música Vallenata, organizado en la Universidad Popular del Cesar, el profesor Jorge Nieves destapó ciertas realidades que borran esa imagen de perfecto mestizaje en la música vallenata.

“No hay músicas tri-étnicas”, manifestó el ponente antes de explicar que la evolución del mercado de la música vallenata responde a criterios hegemónicos europeos.

Olvídense pues de ese cuento maravilloso en el que el acordeón, la guacharaca y la caja conviven felizmente, representando a cada una de las etnias de la costa Caribe de Colombia en una imagen de perfecta armonía.

Según Jorge Nieves, que también hizo referencia a los estudios del musicólogo Héctor González, la presencia indígena en la música vallenata es marginal, por no decir inexistente o estética. En realidad, gran parte de la rítmica es africana (como es el caso con cerca del 90% de las músicas de la costa Caribe) y la lírica es europea.

Pero el profesor fue mucho más allá de esta simple reflexión. Muy hábilmente, Jorge Nieves recordó que la historia americana se construye principalmente sobre mezclas unilaterales o consentidas por el poder. “La mezcla se hizo esencialmente de hombres blancos con mujeres indígenas o negras, y lo contrario fue casi marginal”, expresó Jorge Nieves.

La historia nos muestra que, en su gran mayoría, las mezclas se tiñen de un carácter de dominación. Quizás por eso el acordeón (es decir el instrumento de influencia blanco-europea) haya terminado dominando en ese trio.

En todo caso, Jorge Nieves levanta la pregunta: ¿La tri-etnia en la música vallenata es realmente un mestizaje, o más bien una hibridación o transculturación?

 

PanoramaCultural.com.co


0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Cuando los acordeones desembarcaron en Colombia

Cuando los acordeones desembarcaron en Colombia

  La primera referencia del acordeón en Colombia se remonta a la década de 1860, cuando el médico francés Charles Saffray desemba...

Matilde Lina o la fascinación de las sabanas de El Plan

Matilde Lina o la fascinación de las sabanas de El Plan

El Plan en la poética del canto vallenato es motivo de fascinación, dos mujeres hacen historia en el paisaje de ese pequeño pueblo i...

Pastor López: el verdadero pastor de la música tropical

Pastor López: el verdadero pastor de la música tropical

Lo conocí por circunstancias fortuitas en Valledupar y en pleno Festival Vallenato. Aquella vez, después de sudar la fiebre por regod...

Hernán Ariza, el más fiel amigo de Diomedes Díaz

Hernán Ariza, el más fiel amigo de Diomedes Díaz

Una tarde, un joven de 16 años que estaba en el caserío de Badillo se acercó a pedir un chance para llegar hasta San Juan del Cesa...

Un homenaje más que merecido: Dinastía López

Un homenaje más que merecido: Dinastía López

Sentado bajo la sombra de un frondoso árbol de higuito en la plaza de La Paz, Pablo se balanceaba en su taburete mientras sostenía ...

Lo más leído

Síguenos

facebook twitter youtube