Música y folclor

Ya empezó la gran fiesta del folclor vallenato

Redacción

27/04/2012 - 11:00

 

Una pilonera en la Carrera 19Valledupar vuelve a vibrar con el Pilón. Su ritmo y su fervor se han acaparado de todas las calles. El 26 de abril dio inicio a la fiesta más importante del folclor vallenato: el Festival de la Leyenda Vallenata, que llega con todo su esplendor.

Desde el domingo los ensayos de bailes callejeros y conciertos en la plaza Alfonso López daban la sensación de que algo grande se acercaba, y efectivamente, llegó.

El jueves a la tarde, a partir de las 3, piloneras y piloneros empezaron a recorrer la carrera 19, a ir y venir, a cantar y clamar su alegría, con un objetivo bien marcado: el parque de la Leyenda Vallenata. Ofrecieron un recital de colores y movimientos, un vendaval de sentimientos y nunca dejaron de sonreír.

El sol se impuso toda la tarde, salvo en la sombra de los árboles. Aportó su dosis de alegría y ahuyentó los temores de un aguacero parecido al del día siguiente. Exigió también un gran esfuerzo de los bailarines que nunca interrumpieron su baile. Aunque la música cesaba durante unos segundos, ellos seguían marcando el ritmo con sus pies. De vez en cuando, buscaban agua. Agua para seguir. Agua para seguir bailando.

Los grupos eran variados. Jóvenes, adolescentes, mayores y niños especiales bailaban el pilón con una cadencia envidiable mientras que el público se solidarizaba con él. Aplaudía, tomaba fotos, sonreía y, por supuesta regalaba agua a los que mostraban signos de agotamiento.

El desfile siguió hasta la noche y la rotonda de la Pilonera mayor se convirtió en un lugar de aglomeración para una multitud de jóvenes. Allí encontraron un lugar para celebrar el inicio del festival, para compartir anécdotas y disfrutar de sus primeras horas de vacaciones.

Mientras tanto, a las siete, empezaba en el Parque de la Leyenda Vallenata la ceremonia de inauguración del festival con los discursos de los principales representantes locales y el presidente de la República.

Ante un público impaciente, el gobernador, Luis Alberto Monsalvo, habló de la necesidad de inversión en la región. El presidente de la Fundación de la Leyenda Vallenata, Rodolfo Molina, evocó la influencia de la Cacica en su educación folclórica y el contacto continuo con los 4 ritmos del Vallenato (Son, paseo, puya y merengue). Finalmente, Juan Manuel Santos, el presidente de Colombia cerró la ronda de intervenciones expresando su agrado por regresar a Valledupar y ofreciendo un cálido homenaje a Calixto Ochoa.

“Aquí en Valledupar se rinde homenaje a gente como Calixto –dijo el presidente antes de afirmar que las composiciones del Rey Vallenato forman parte de la vida de todos los ciudadanos colombianos. “Calixto es lo más auténtico de la música vallenata”, dijo.

Juan Manuel Santos cerró su discurso con una anécdota insólita. En una reciente cumbre asiática, unos diplomáticos chinos le preguntaron qué tipo de música prefería y él respondió el Vallenato, por supuesto. Ésa es una gran muestra del apego que siente por esta tierra.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

De nuevo Drexler

De nuevo Drexler

En estos últimos días apareció en el radar de muchos, espero que para todos estos como una grata sorpresa, Jorge Drexler, un artesan...

El Combo de Éibar: una comunidad universal

El Combo de Éibar: una comunidad universal

La Real Academia de la Lengua define el concepto Comunidad como “cualidad de común”, “conjunto de las personas de un pueblo, r...

Quin Vásquez y su misterioso cajero “El socio”

Quin Vásquez y su misterioso cajero “El socio”

Nuestro folclor como muchos otros, está adornado de leyendas y personajes que lo engalanan y engrandecen. En primer lugar aparece Fra...

Apoteósico lanzamiento del 45° Festival de la Leyenda Vallenata en Medellín

Apoteósico lanzamiento del 45° Festival de la Leyenda Vallenata en Medellín

Un respaldo total a la música vallenata brindaron los asistentes al lanzamiento del 45° Festival de la Leyenda Vallenata realizado en...

Homenaje a Beto Murgas

Homenaje a Beto Murgas

  A finales de los años 70, cuando llegué a Valledupar proveniente de La Loma, el barrio Sicarare era famoso porque allá vivía ...

Lo más leído

Pueblo Bello en la Sierra Nevada

Enrique Córdoba | Turismo

Ray Bradbury: entre amor y odio a la tecnología

José Luis Hernández | Literatura

Sobre la tolerancia: un marco histórico

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

Memorias de un carnaval que terminó en tragedia

María Ruth Mosquera | Historia

Los carnavales de Valledupar

Alberto Muñoz Peñaloza | Historia

Talaigua, el pueblo de mis entrañas

Eddie José Dániels García | Turismo

Tito Puente, un rey entre la Salsa y el Latin Jazz

Isabelle Laymarie | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube