Música y folclor

Almes Granados, a punto de entregar su corona

Redacción

30/04/2012 - 12:36

 

Almes Granados En el escenario, Almes Granados se caracteriza por ser un acordeonero alto y elegante. Tranquilo en el manejo del acordeón, su digitación veloz y precisa, su voz segura y su carisma, han hecho de él el Rey de la edición 44 del Festival Vallenato.

A éste representante de la dinastía Granados –hermano de Ovidio Granados, y tío de los Reyes Hugo Carlos y Juan José Granados–, nacido en el corregimiento de Mariangola, se le conoce también como “El Negro grande del Vallenato”. Título que puede referirse a su estatura como a su experiencia musical.

En una reciente entrevista dirigida por Coco Ramos, el último Rey habló de su experiencia. Un año de viajes y representaciones que ha cambiado definitivamente su carrera. “Ser Rey es lo mejor que le pueda pasar a un acordeonero profesional –dijo Almes–: ¿Qué más pide un acordeonero que ser reconocido y escuchado cada día?”

En efecto, ser Rey implica un cambio drástico en la carrera de un músico. Su notoriedad en el Cesar y en todo el país se acrecienta. Su nombre aparece de súbito ligado a otros. Además, no hay que despreciar el aspecto material. “Uno gana mucho más –comenta Almes con una sonrisa– y se le abren muchas puertas”.

A pocas horas del veredicto del jurado, el actual Rey disfruta de su reinado. Junto con el tri-Rey de piquería, José Bornacelli, hace una muestra de los 4 aires que recrea a la perfección. Luego, se entrega a un verseo:

“Ése que toque bastante

Yo se lo hago saber

Ése que toque bastante

Ése Rey debe ser”

Sus consejos para el nuevo Rey tienen que ver con la tradición. Almes Granados respeta a los grandes aires musicales del vallenato y considera que los representantes deben seguir ese camino.

“Mi consejo es que [el nuevo Rey] toque el vallenato como sabe, con sentimiento –manifiesta Almes Granados–, y que no le ponga la nueva ola. Los grandes juglares son el mejor ejemplo”.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

“La improvisación ha desaparecido con la llamada nueva ola del vallenato

“La improvisación ha desaparecido con la llamada nueva ola del vallenato"

Con el Foro Esencia de la Composición Vallenata, se inició formalmente la programación de celebración del aniversario número 466...

Gustavo Osorio, el atleta incansable del folclor vallenato

Gustavo Osorio, el atleta incansable del folclor vallenato

Entre las carreras de atletismo y lo que hace el Rey Vallenato Gustavo Osorio, hay pocas diferencias. Trotar en un pista en contra del ...

A Olga Piña el marido la celaba con Diomedes Díaz

A Olga Piña el marido la celaba con Diomedes Díaz

Ese mediodía a Corozal (Sucre) lo visitaba el sol que, como de costumbre, tenía toda su carga puesta. Además, la cita con Olga Reg...

Chucho Valdés, el gigante del piano

Chucho Valdés, el gigante del piano

Jesús “Chucho” Valdés ya no rehúsa a ser considerado como el pianista más completo del mundo, según el poeta y periodista B....

“Todo lo que se toca en acordeón no es vallenato”

“Todo lo que se toca en acordeón no es vallenato”

Con la asistencia de Los Niños del Vallenato de la Escuela Rafael Escalona y sus respectivos padres, se realizó este fin de semana en...

Lo más leído

Anecdotario sobre el doctor Laureano Gómez

Eddie José Dániels García | Historia

La guerra y la paz, la poesía y el amor

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

Historia y orígenes de un deporte extremo: el Surf

Marcos Zugasti | Ocio y sociedad

¿Es indígena la guacharaca?

Weildler Guerra Curvelo | Música y folclor

Los versos de Cabas

Alberto Muñoz Peñaloza | Música y folclor

Cumbia, Porro y otros aires hermanos

Alejandro Gutiérrez De Piñeres y Grimaldi | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados