Música y folclor

El rey vallenato que cambió la caja por el acordeón

Herlency Gutiérrez

03/10/2014 - 11:05

 

El rey vallenato que cambió la caja por el acordeón

Luz María Herrera Juan David “El Pollito” Herrera, era un niño cuando conoció que el acordeonero gana más que el cajero. Él quería ganar más. Admiraba la destreza que su padre Simón tenía en la caja, agradecía sus enseñanzas en ese arte, pero no dudó en pedirle que le regalara un acordeón. ¿Un acordeón?, “sí, el acordeonero gana más que el cajero”, respondió. Seis meses después ya conocía los secretos de su nuevo amor.

Este acordeonero que compara el Festival Vallenato con una riña de gallos, fue rey vallenato en la categoría infantil, aficionado y profesional. Actualmente, tiene 40 años y se encuentra condenado a 15 años de prisión por los delitos de acto sexual abusivo con menor de 14 años y acceso carnal abusivo con menor de 14 años.

Ana Isabel Pimientel, madre de este “Gallo Negro” tal como se denominó durante una presentación en el Festival de la Leyenda Vallenata nunca lo ha acompañado a una audiencia judicial, la tristeza no se lo permite. Mientras que su hermana mayor, Luz María, lucha por contener las lágrimas al hablar de la situación de su “Pollito”.

“Cuando lo visito a la cárcel, es él quien me da ánimo. Mi hermano es inocente”, asegura y seguidamente agrega “él no acepta que haya tenido relaciones con la niña. Él dice que está tranquilo porque no ha hecho nada de lo que le están acusando y condenando. Él nos consuela a nosotros”.

Luz María, “La Polla”, como la llaman en su lugar de trabajo, cuando es día de visita en el centro carcelario se esmera por prepararle a su hermano el arroz con fideo y la carne en bistec que tanto le gusta.

Mientras conversamos, recuerda cuando en el año 1996 tras conocer el veredicto del jurado que dio a su hermano como ganador en la categoría acordeonero profesional del Festival Vallenato, en el San Martín, barrio de Valledupar donde vivían, cerraron las calles para celebrar con buena música el triunfo del “Pollito”.

Un primo de don Simón tenía ese apodo: “El Pollo”, el cuál fue heredado a este cajero que luego quiso ser acordeonero. “En la casa no le decimos ‘Juan David’, le decimos ‘El Pollo’.

Juan David apeló la decisión del juez. Mientras tanto el sonido de su acordeón está apagado. Espera no perder en esta nueva ‘riña’ las pocas plumas que le han quedado.

 

Herlency Gutiérrez

@HerlencyG

1 Comentarios


Aurora montes 12-11-2018 07:47 PM

Ya cansa leer tantos artículos con referencia al señor Herrera, no sólo aquí, también en el pilón. De igual manera las emisoras locales. Siempre con un aire de condescendencia, pobrecito el pollito. No tienen en cuenta a la víctima, una niña de 12 años, mientras que el ya era un hombre maduro. Cuando el señor se ganó el festival vallenato creo que la niña no había nacido o era una bebé. Esto es propio de una sociedad machista y misoginia como la vallenato, aquí el hombre es rey, las mujeres sólo un apéndice.

Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Martín Elías, un ángel que vela en el camino

Martín Elías, un ángel que vela en el camino

  Hace un año partió sin regreso Martín Elías Díaz Acosta, ‘El Gran Martín Elías’, como lo bautizó su papá Diomedes. E...

"El Rey de Reyes tiene que hacerse como lo creó Consuelo Araújo"

A pocos meses de cumplirse los 50 años del Festival de la Leyenda Vallenata, los grandes compositores se expresan sobre su trascende...

¿Qué es la Cumbia tradicional?

¿Qué es la Cumbia tradicional?

  En el proceso que se adelanta para la inclusión de la “Cumbia tradicional del caribe colombiano” en la Lista Representativa de...

Santa Marta tiene tren, pero no tiene tranvía: origen e historia de una canción

Santa Marta tiene tren, pero no tiene tranvía: origen e historia de una canción

  La historia cuenta que el hombre de negocios de mediados del siglo XIX, el español Don Joaquín de Mier y Benítez, tenía una hac...

Los Niños Vallenatos del Turco Gil, en el imperio de Höhner

Los Niños Vallenatos del Turco Gil, en el imperio de Höhner

El puente entre Alemania y Valledupar ya no es un sueño, sino una realidad. Los Niños del Vallenato del Turco Gil, siempre acostumbra...

Lo más leído

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados