Música y folclor

Los ritmos de la India aterrizan en la ciudad de Valledupar

Redacción

03/05/2012 - 11:24

 

Subhash en la Alianza Francesa de ValleduparNacido en la isla de Mauricio en el océano índico, de origen indio y francés de nacionalidad, Subhash es el perfecto ejemplo de la mezcla de culturas.

Este ciudadano del mundo llegó a la ciudad de Valledupar el 2 de mayo gracias a la Alianza Francesa tras recorrer medio país. Músico atípico, experto en las percusiones indias, el hombre no dejó a nadie indiferente.

Tras presentarse en un idioma que pocos entendieron (el francés), Subhash se sentó silenciosamente. Ante él un público expectante de más de cien personas miraba cómo se instalaba sobre una alfombra de estilo indio, con lentejuelas e hilitos dorados.

El artista se acomodó, dobló las piernas, miró a su alrededor, sonrió con una expresión de cortesía, volvió a adoptar una cara hermética, inició un fondo de música electrónica con su computador y, al mismo tiempo, empezó a tocar las percusiones tradicionales de su país.

Hace más de veinticincos años que Subhash es músico. Se formó tocando música india tradicional, ese tipo de música que puede verse en algunas películas de bollywood y en las que todos los actores acaban bailando sin saber por qué motivo.

Sin embargo, en este caso, la música era mucho más sosegada. La relativa oscuridad y la cercanía con el público favorecían un ambiente distendido e íntimo. La luz roja enfocada sobre el artista provocaba una sutil sensación de calor.

En 1993, Subhash experimentó algunos cambios en su música e incorporó unas melodías sintéticas que ahora sirven de acompañamiento. Fue un punto determinante en su carrera musical. La innovación generó tanto ruido que el artista empezó a recorrer el mundo para tocar en escenarios como Inglaterra o España, y ahora Colombia.

En la Alianza Francesa, la reacción del público vallenato fue primero un silencio atronador. Tras cinco días frenéticos, marcados por el 45 Festival de la Leyenda Vallenata, resulta extraño encontrarse frente a un instrumento que no sea un acordeón o una guacharaca. Quizás por eso la reacción fue relativamente fría al principio.

Sin turbarse, Subhash se dedicó a repiquetear unos ritmos en sus dos tambores mientras una pantalla a sus espaldas dejaba entrever los magníficos paisajes de una isla del océano índico llamada La Reunión (lugar en que reside actualmente el artista y que tiene una fuerte tradición hindú).

Más adelante, el artista invitó el público a participar en un juego de improvisación con unas palmas. La reacción fue inmediata y a los pocos segundos todos los espectadores repetían al unísono los ritmos de Subhash. El entusiasmo llegó incluso a incitar algunos a bailar.

Hay algo en la música folclórica india que atrae a la gente. Algo místico y animado que invita a sentirse a gusto y disfrutar del momento, a hablar y compartir. Subhash lo define en cuatro palabras: Paz, amor y no-violencia. Eso es lo que experimentó el público en una noche calurosa y que lo llevó a seguir el ritmo del músico.

Es la primera vez que Sudhash viene a Colombia, pero no la última. El hombre ha encontrado en nuestro país un pueblo y un clima formidables y eso le ha motivado a tocar con todo el corazón. “Me siento como en casa”, dice con una sonrisa de oreja a oreja al final del concierto.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

El dúo Nuevo Mundo, de regreso al Mundial de Acordeones

El dúo Nuevo Mundo, de regreso al Mundial de Acordeones

Tras haber disfrutado de su magistral prestación musical en el IV Mundial de Acordeones de Valledupar, el Dúo Nuevo Mundo conformado ...

Record absoluto de participantes para los concursos del 45° Festival Vallenato

Record absoluto de participantes para los concursos del 45° Festival Vallenato

Total acogida tuvo la convocatoria de la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata para los concursos de acordeón profesional, afici...

Look y últimas tendencias en la música vallenata

Look y últimas tendencias en la música vallenata

La música nos entra también por los ojos y esa afirmación incluye al género vallenato que tiene sus modas y su propia estética. ...

Rockeros de Valledupar buscan su espacio en el Festival Vallenato

Rockeros de Valledupar buscan su espacio en el Festival Vallenato

Desde hace algunos años la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata abrió las puertas del festival a ritmos musicales diferentes...

La historia  de la canción ‘El Cachaquito’

La historia de la canción ‘El Cachaquito’

En el arte prima la creatividad y la imaginación, porque la creación es esencialmente cerebral y no sentimental. Es un error conce...

Lo más leído

El tamal, un plato típico del Tolima

Alba Llorente Majana | Gastronomía

¿Por dónde le entra el agua al coco?

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

En el Plato del Hombre Caimán

Diego Andrés Rosselli | Patrimonio

Leandro Díaz y las mujeres de sus canciones

Redacción | Música y folclor

La Clavicembelada de Garcés

Alberto Muñoz Peñaloza | Ocio y sociedad

Otro festival vallenato en Cundinamarca

Jorge Nain Ruiz | Opinión

Síguenos

facebook twitter youtube