Música y folclor

Intercambios de saber en el 1er congreso de festivales de música vallenata

Redacción

25/11/2014 - 06:35

 

“Siempre se le hace un homenaje a un juglar. El pasado fue a Diomedes Díaz. Pero sostenemos que los homenajes se hacen en vida”, declara Oswald Martínez en la mesa de trabajo número dos.

El director del Festival Indio Tairona en Santa Marta –que cuenta ya con 18 años de existencia- expone su experiencia y la transformación que ha conocido su evento en la sesión de trabajo organizada dentro del Primer congreso de festivales de música vallenata. El fin de este ejercicio es encontrar líneas comunes de funcionamiento y destacar unos principios que rijan la mayoría de los festivales de la música vallenata.

“El lugar donde acontece el evento es importante –asevera Oswald Martínez y, luego, añade con orgullo–: En nuestro caso, la final se hace frente al mar, frente a la sociedad portuaria. ¡Es algo tropical!”.

En cuestiones logísticas y de programación, las ideas tienden a confluir. Las categorías de acordeón infantil, juvenil, aficionado, profesional y canción inédita representan el hilo conductor de muchos de ellos. Otros apuestan por la piquería, aunque estos no son tan numerosos.  

Winston Coley –director del Festival Pasión Sabanera en San Pedro–  subraya lo importante que es la claridad y la transparencia dentro de la organización para sostener un evento cultural en el tiempo.

“Tenemos un organigrama donde cada función recae en una persona”, expresa antes de abordar el tema de la recepción de los invitados: “Toda persona que llegue le ofrecemos alojamiento y comida”, explica ante la mirada atenta de los demás gestores culturales.  

Según Ubaldo Enrique Melo (director del Festival Pedazo de Acordeón El Paso Cesar), la preservación de la música tradicional debe pasar obligatoriamente por el apoyo expreso y directo a las academias musicales.   

“Tenemos que luchar porque las entidades públicas tomen las escuelas musicales con la responsabilidad debida –comenta–. Nosotros, a raíz de las escuelas musicales, le cambiamos la vida a 40 familias en el pueblo”.

La representante de Mincultura, Viviana Cortés, aparece en la mesa con el fin de evaluar avances y acuerdos logrados. Enseguida enfatiza los principios que deben regir la organización de un evento: variedad y complementariedad.

“Los atractivos de un festival no sólo son las tarimas –defiende–. Se podría llegar a un acuerdo de incentivar otra expresión característica de un departamento o una ciudad [diferente a la música]”.

La mayoría está de acuerdo aunque algunos reconocen que existen presiones locales y limitaciones. Otros admiten que el presupuesto va ligado a los dirigentes municipales de turno. Complicaciones que enredan la programación y terminan frustrando a artistas locales.

Estos son algunos retos evidenciados por el Primer Congreso de Festivales convocado por el Cluster de la Música Vallenata en Valledupar.

 

PanoramaCultural.com.co 

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

El acordeonero Andrés Montufar sí fue vencido por Satanás

El acordeonero Andrés Montufar sí fue vencido por Satanás

  Según cuenta la leyenda de Francisco el Hombre, después de parrandear durante varios días, éste se dirigió de noche a su cas...

El Mundial de Acordeones homenajea a los Técnicos del Acordeón Vallenato

El Mundial de Acordeones homenajea a los Técnicos del Acordeón Vallenato

Acogiendo la propuesta de Luis Eduardo Cortés Landazábal, la directora de la Fundación Reyes y Juglares Vallenatos –Lolita Acosta...

Clara Cabello sigue casada con el recuerdo de Rafael Orozco

Clara Cabello sigue casada con el recuerdo de Rafael Orozco

Hace 22 años que le segaron la vida al cantante Rafael José Orozco Maestre en Barranquilla. Fue exactamente el jueves 11 de junio de ...

Look y últimas tendencias en la música vallenata

Look y últimas tendencias en la música vallenata

La música nos entra también por los ojos y esa afirmación incluye al género vallenato que tiene sus modas y su propia estética. ...

A Olga Piña el marido la celaba con Diomedes Díaz

A Olga Piña el marido la celaba con Diomedes Díaz

Ese mediodía a Corozal (Sucre) lo visitaba el sol que, como de costumbre, tenía toda su carga puesta. Además, la cita con Olga Reg...

Lo más leído

La noche de las velitas y su significado

Redacción | Otras expresiones

El cuento literario

Rolando Sifuentes | Literatura

El machetazo de Pistolita

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

Gabo y su compromiso con las causas redentoras de los pueblos

José Eulícer Mosquera Rentería | Pensamiento

La utilización política del lenguaje

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

Débora Arango, la huella de una gran artista colombiana

Marta Elena Bravo de Hermelin | Artes plásticas

Hablemos de gabinete

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

Vera Mercado Meza: actuación, poder femenino y amor

Fabrina Acosta Contreras | Artes escénicas

Síguenos

facebook twitter youtube