Música y folclor

José Carlos Guerra "Pitalua" canta sus canciones

Juan Cataño Bracho

10/03/2015 - 02:30

 

José Carlos Guerra Ustáriz, conocido en el universo musical como "Pitalua", un Autor Vallenato, oriundo de San Diego Cesar, en donde se nutrió de las auténticas parrandas que amenizaban Leandro Díaz, “El Negro Calde”, Luis Manuel Ustáríz, “El Monito” Arzuaga, entre otros; motivado por la insistencia de su familia, amigos y seguidores; ha dado el paso a cantautor y nos entrega, en su propia voz, los éxitos que le han grabado las más connotadas figuras del canto vallenato y otros inéditos.

José Carlos Guerra Ustariz “Pitalua”, se inició en el arte de hacer versos a la edad de ocho años, en los diversos parajes de su pueblo, en donde concurría de muchacho, y ha crecido musicalmente al lado del maestro Leandro Díaz y de Ivo Luis Díaz, con quien se mantiene desde los catorce años de  edad, como la inseparable segunda voz de quien a juicio de los entendidos es el mejor cantante del vallenato auténtico, que hoy hace agrupación con el Rey de Reyes Hugo Carlos Granados.

Su recorrido, las enseñanzas de “Colacho” Mendoza y la participación en diversos festivales como compositor, en los que ha salido ganador en diversas oportunidades, se constituyen en una fortaleza para alguien que ha bebido de la fuente inagotable de la poética vallenata.  

Las canciones de “Pitalua” han sido éxitos en las voces de Poncho Zuleta, Jorge Oñate, Iván Villazón, Beto Zabaleta, Fabián Corrales, entre otros; por la frescura y el arraigo de sus temáticas. Es un hombre enamorado de su tierra, que se enorgullece cuando habla de sus amigos y, además, tuvo la fortuna de emparentar con la sangre poética de Patillal, en donde ha seguido estudiando y fortaleciendo la fórmula de hacer y cantar versos con la tradición propia del vallenato.

La calidad de sus canciones, para las cuales tomó como modelo los cantos de Hernando Marín, en las que le rinde homenaje a Dios, al amor, a la amistad y a su pueblo; se puede apreciar en este Álbum del que no dudamos tendrá buena recepción por parte de los amantes de este género, porque contiene los ingredientes que buscan los seguidores de lo auténtico: sabor a pueblo, contextualización y detalle del tema.

Por todo lo que le conozco, sus sentimientos y su formación musical, José Carlos Guerra Ustariz es un compositor contemporáneo que representa un gran soporte del vallenato autentico ya que sabe recoger en cada momento, cada anécdota y cada manifestación de cariño, amor y amistad un motivo para hacer canciones.

Este álbum es un regalo por las bondades de Dios para con él, al amor de su familia y el cariño y confianza de sus amigos: a San Diego por el que le salen lágrimas al comentar sus cosas y a Valledupar, que con su música le ha dado un lugar en la sociedad. Buena suerte y que puedas recoger los frutos de tu aporte al Folclor Vallenato.        

 

Juan Cataño Bracho

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Hanz y el vallenato que nace del alma

Hanz y el vallenato que nace del alma

Siempre nos alegra descubrir nuevos talentos y valores. Ver germinar el proyecto musical de un artista local nos provoca una gran felic...

Las 50 canciones preseleccionadas para el 47 Festival Vallenato

Las 50 canciones preseleccionadas para el 47 Festival Vallenato

De todos los concursos del Festival Vallenato, el de canción vallenata inédita es el que más se asocia con los conceptos de creativi...

Dos Reyes Vallenatos en un mismo escenario

Dos Reyes Vallenatos en un mismo escenario

La noticia puede parecer anecdótica, pero no se equivoquen. Muy pocas veces tenemos la posibilidad de encontrar a dos Reyes Vallenatos...

El Grupo Origen: feminidad, acordeón y vallenato arrollador

El Grupo Origen: feminidad, acordeón y vallenato arrollador

El horizonte de la música vallenata sigue caracterizándose por la omnipresencia de músicos y cantantes masculinos, pero no por eso d...

Las mujeres en los festivales: un género posible

Las mujeres en los festivales: un género posible

El vallenato es un ritmo musical que socialmente ha sido asignado a roles masculinos, lo cual, ha exigido a las mujeres que lo interp...

Lo más leído

El cine y la defensa de la naturaleza

Enrique Martínez-Salanova | Cine

Arborización urbana y calidad de vida: una relación inevitable

Isabel Reyes Avilés y Juan José Gutiérrez Chaparro | Medio ambiente

La agricultura urbana en Colombia

Redacción | Medio ambiente

La varita de caña y su historia, un episodio de la vida real

Álvaro Rojano Osorio | Música y folclor

Una señora Patillalera formó en el Valle una gritería

Juan Rincón Vanegas | Música y folclor

El reloj del Tío Tomás

Diógenes Armando Pino Ávila | Opinión

Pa la Matecaña nos fuimos: anécdotas de juglarías (Parte I)

Alfonso Osorio Simahán | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados