Música y folclor

Andrés Beleño, el primer rey de la piqueria

Herlency Gutiérrez

16/03/2015 - 06:30

 

Andrés Beleño

Ante mi insistencia por conocer el secreto de su talento, Andrés Beleño responde con versos. “Pa´ decíle la verdad, porque cantar es mi vida, ella quiere que le diga como hago pa´ improvisar”.

Él es el primer rey del concurso de piqueria realizado durante el Festival de la Leyenda Vallenata del año 1979. Desde entonces, ha continuado participando en otros festivales del país siendo exaltado por su habilidad en las riñas de versos.

¿Un verseador nace o se hace?, le preguntamos. -Al menos yo nací con ese talento porque cuando me trajeron al mundo no enseñaban eso- respondió y soltó una carcajada. Andrés Beleño denomina a la piqueria como la oveja negra del folclor vallenato. “Como decía mi abuelo, nosotros andamos a la ley del burro, no hay quien responda por nosotros”.

Considera que el público de la piquería es grande. Explica que se remonta a los primeros festivales realizados en Valledupar y, luego de hacer alusión a los diferentes concursos, enfatiza que cuando de versos se trata los asistentes se alejan de las sombras de los arboles donde se resguardan, de la mesa donde está el licor servido, le sueltan la mano a la pareja que los acompaña y todos se arriman a la tarima para aplaudir y gozar de la riña de versos. “Aún así no hay quien nos represente, no hay una organización, no estamos afiliados a nada”, precisó.

Dijo también que hoy existen muchas escuelas para enseñar a tocar el acordeón, pero no existen escuelas para enseñar a hacer un buen verso. Lamentó la poca participación de las mujeres en los diferentes festivales del país. “Y pensar que son bellísimas y buenísimas en los versos que hacen. Hubo una muchacha muy talentosa, Yeini Cabana, del corregimiento de Patillal, ella se presentó a un festival, le tocó conmigo y se asustó, solo por tocarle conmigo. Yo había sido jurado de ella en otros festivales y sabía que era muy buena en los versos que hacía”.  

Andrés Beleño es natural del municipio de Chimichagua, Cesar, ha escrito varias canciones vallenatas las cuales han sido interpretadas por los artistas más representativos de la música de acordeón como Tomás Alfonso ‘Poncho’ Zuleta quien le grabó ‘La campana’.   

Tiene seis hijos quienes han heredado su pasión por la música como es el caso de ‘El Neno’ Beleño, el actual acordeonero de Alex Manga. Andrés Beleño sigue verseando, sigue alegrando con su improvisación, viviendo entre riñas, entre riñas de versos.

 

Herlency Gutiérrez

@HerlencyG

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

El Vallenato y su batalla por la supervivencia

El Vallenato y su batalla por la supervivencia

  No hay mejor lugar para entender hasta qué punto los valores de la música vallenata siguen presentes en las nuevas generaciones...

La Dinastía López y su inminente homenaje en el 48 Festival Vallenato

La Dinastía López y su inminente homenaje en el 48 Festival Vallenato

Tras el anuncio del adelanto de las convocatorias a concursos del Festival Vallenato para este año 2015, la cercanía del mayor even...

Lucy Vidal y el talento de un corazón vallenato

Lucy Vidal y el talento de un corazón vallenato

En el estrado la llaman Doctora Vidal, pero en el escenario su nombre es Lucy Vidal: una de las mujeres que desde hace años impregna e...

La música vallenata y los temas que requieren investigación académica

La música vallenata y los temas que requieren investigación académica

Con la labor del colectivo “La piedra en el zapato” y la iniciativa investigativa cristalizada en el Encuentro Nacional de Investig...

María Inés Geles, la hija de un Rey vallenato

María Inés Geles, la hija de un Rey vallenato

Joven y talentosa, María Inés Geles demuestra ya a sus 19 años una gran decisión en sus proyectos de futuro. La hija del famoso Re...

Lo más leído

Santander y su historia

Antonio Acevedo Linares | Historia

Tankas, versos de sexo subliminal

Elena Puchalt Ruiz | Literatura

Los suplementos literarios en Colombia

Antonio Acevedo Linares | Periodismo

Infamias y eternidades: las dos historias de Borges

Gabriel Jiménez Emán | Literatura

Érase una vez Bruce Lee

Diego Niño | Cine

El vallenato no es cualquier cosa: es asunto de amor

Edgardo Mendoza | Música y folclor

La Guillermina y el travestismo en el Son de Negro

Álvaro Rojano Osorio | Música y folclor

No hay orden

Andy Romero Calderon | Opinión

Las sentencias del doctor Panzza

Eddie José Dániels García | Ocio y sociedad

Síguenos

facebook twitter youtube