Música y folclor

Eliana Gnecco y los sueños de una mujer que canta vallenato

Redacción

25/03/2015 - 06:30

 

Eliana Gnecco y los sueños de una mujer que canta vallenato

Eliana Gnecco

Nació para la música y con ella vive cada instante. Entre sus sueños está cantar el himno colombiano en un estadio durante una final de la liga de fútbol, y Eliana Gnecco ya está a medio camino de lograrlo si consideramos el hecho que ya interpretó el himno del Cesar en un acto oficial.

“No existe un momento que no pueda asociar a una canción”, expresa Eliana en la Biblioteca Rafael Carrillo, radiante como nunca y dispuesta a hablar de ella, de su trayectoria como cantantes, así como lo requiere la famosa cita con artistas.

Sueños y música son dos palabras que podrían describir perfectamente a esta mujer de voz sedosa e hipnotizadora, sin embargo, ella tiene los pies bien pegados a la tierra y sabe en qué campo juega. La música vallenata impone su realidad: la de ser una tierra fértil para los hombres y un desierto para las mujeres.

Pero ella no desfallece. Una de sus grandes fuerzas es justamente la de mostrarse siempre dispuesta a emprender nuevos retos. La ilusión de vivir musicalmente le abre las puertas y ella lo resume con pocas palabras: “No me voy a rendir”.

Desde muy pequeña Eliana se ha preparado para ser lo que es. Así lo explica la cantante con toda naturalidad. Desde ese mismo momento en que cantó la canción “El divorcio” en pleno día de la familia ante una audiencia sorprendida por la ocurrencia. Tenía pocos años, pero eso no fue un obstáculo para hacer llorar de emoción a todos los presentes, incluida la profesora de español que le pidió auxilio para animar la fiesta.

Sus estudios de Derecho contrastan con su vocación cantora. “Los padres tienden a direccionar la vida de los niños hacia lo que consideran mejor”, manifiesta Eliana, y aunque no le gustaron esos años de estudios pesados y aburridos, ella sabe que todo llega en su momento. La música -en formato profesional- debía llegar un poco más tarde gracias al apoyo de su marido y el productor musical Leo Salcedo.

En sus declaraciones, Eliana siempre exhala agradecimiento y entre las personas a quien más admira en términos musicales esa la compositora Rita Fernández Padilla –autora del himno de Valledupar– de quien resalta su tesón y capacidad creativa. “Yo vivo eternamente agradecida con Rita –expresó Eliana– Le agradezco por enfrentarse a aquella época millones de veces más machista. Nosotros vamos por pavimentada. Ella abrió trocha”, expresó.

 

PanoramaCultural.com.co

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Homenaje a Romualdo Brito en el 41 Festival Nacional del Carbón

Homenaje a Romualdo Brito en el 41 Festival Nacional del Carbón

Del 11 al 14 de octubre se realizará en Barrancas, La Guajira, el 41 Festival Nacional del Carbón en homenaje al compositor Romualdo ...

Fiebre de acordeón en las nuevas generaciones

Fiebre de acordeón en las nuevas generaciones

Contrario a lo que pensaba, los jóvenes nacidos entre 1981 y 2000 o más conocidos como  generación "Y",  no solo  viven enchufado...

La Salsa en Colombia corre por las venas del Caribe

La Salsa en Colombia corre por las venas del Caribe

La historia oficial de la salsa en Colombia dice que entró por el Pacífico y que más tarde Cali se convirtió en la capital mundial ...

Por siempre Diomedes

Por siempre Diomedes

El olor a tierra húmeda era tan agradable,  que los rayos del sol que inundaban la mañana apenas se sentían. Las aulas escolares se...

Los gloriosos tiempos de Jorge Oñate (2)

Los gloriosos tiempos de Jorge Oñate (2)

Actualmente, casi toda la fanaticada jorgeoñatista coincide en afirmar que la época dorada del cantante paceño la vivió al lado de ...

Lo más leído

Duane, el arhuaco rebelde

Arnoldo Mestre Arzuaga | Pueblos

El regreso del vampiro en el cine de los 80 y 90: viejos temas, nuevas perspectivas

Norma Cabrera Macías y María Carmen Iribarren Gil  | Cine

Borges, en la eternidad

Luis Carlos Ramirez Lascarro | Literatura

Rafael Orozco Maestre, una leyenda del vallenato

Alcibíades Núñez Manjarres | Música y folclor

La casa de mi abuela

Álvaro Rojano Osorio | Opinión

Rafael Orozco, de Sempegua al estrellato musical

Juan Rincón Vanegas | Música y folclor

Las tres derrotas de Álvaro Gómez Hurtado

Eddie José Dániels García | Opinión

La lectura, según Roland Barthes

Elsa M. Ramírez Leyva | Literatura

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados