Música y folclor

Louis Armstrong, el rey del Jazz

Máximo Martínez

17/03/2016 - 06:25

 

Louis Armstrong

Louis Armstrong nació como muchas de las grandes figuras negras de la música Jazz, en Nueva Orleans, en una fecha que ni él sabía concretamente a pesar de que celebraba su cumpleaños el 4 de Julio y que eligió como año de nacimiento aproximado el de 1901.

El pequeño Satchmo nació en el seno de una familia humilde y sin ningún tipo de conexión con el mundo de la música, pero escuchando las bandas de Nueva Orleans que circulaban por sus avenidas, Louis fue marcado por los compases del Jazz y desde antes de entrar en la adolescencia supo que ese iba a ser su camino.

Hijo de un hogar desestructurado, pues su padre había abandonado a la familia y su madre se ausentaba frecuentemente del domicilio, Louis tuvo que aprender a salir adelante cometiendo diversos delitos menores por los que pasaba temporadas en reformatorios.

En uno de estos centros de menores, concretamente en el Nueva Orleans Home for Colored Waifs, aprende a tocar la trompeta y participa activamente en la banda del internado.

A su salida del reformatorio en 1914, le siguen multitud de trabajos, siendo uno de ellos la actuación en diversos cabarets de Storyville, un distrito de Nueva Orleans donde se concentraban los locales nocturnos

Es justamente en estas actuaciones donde conoce al famoso cornetista Joe King Oliver que además de amigo, se convierte en mentor sustituyendo la ausencia de la figura paterna.

A partir de este momento, la fama del joven Louis empieza a acrecentarse, sustituyendo como cornetista a Joe King por recomendación de él mismo, en la banda Kid Ory en 1918, donde se sumerge en los secretos de la música, la composición y los arreglos.

El inicio del éxito mayoritario se inició con su cambio de residencia a Chicago donde en 1923, se une como segundo cornetista a la banda de Joe Oliver, pero permitiéndose interpretar sus primeros solos dejando a la sombra a su mentor y demostrando que el alumno había superado al maestro.

Su virtuosismo y maestría hizo necesaria la separación de la banda de Oliver para encontrar su camino como solista, con lo que en 1924 se muda a Nueva York y se une a la Fletcher Henderson Orchestra, comandada por un Fletcher Herderson, considerado el mejor director negro de orquesta, impresionado por el virtuosismo de Armstrong.

Louis decide cambiar la corneta por la trompeta y de la mano de la orquesta, debuta con su nuevo instrumento el 29 de septiembre de 1924 en el Roseland Ballroom de Nueva York.

La fama del trompetista iba en aumento y además de su trabajo en la orquesta, realizó múltiples grabaciones con figuras de la talla de Bessie Smith o Clarence Wiliams, empezando a ser considerado un genio dentro del Jazz por su peculiar forma de interpretación, su dominio del instrumento y por la calidad de sus improvisaciones.

En 1925, Armstrong decide volver a Chicago y además de colaborar con diversos artistas y bandas, comienza a grabar con su propio nombre en dos formaciones creadas por él mismo, los Hot Five y los Hot Seven, donde nacen sus canciones más conocidas como "Muggles", consideradas como verdaderos clásicos y joyas del Jazz de todos los tiempos.

La evolución del músico es cada vez mayor y decide mostrar sus habilidades interpretando la voz muchos de sus temas y dando origen a la técnica vocal denominada Scat. 

Asimismo, su virtuosismo y el dominio de la técnica con la trompeta es tal que su nombre comienza a ser una leyenda en los circuitos del Jazz a nivel internacional y sus improvisaciones amplían la capacidad musical del instrumento, hasta límites hasta entonces desconocidos.

En 1932 inicia su primera gira europea cosechando éxitos y alabanzas de los más puristas del género que se rendían a la capacidad y presencia escénica del artista.

En 1935 contrata a la orquesta de Louis Russell y como representante a Joe Glaser.

La relación con la banda duró hasta 1940, por decisión de Glaser que contrata nuevos músicos y con su trabajo sitúa al trompetista en un lugar destacado dentro de la industria del entretenimiento, llegando a grabar la banda sonora de la película Nueva Orleans en la que también actuó el músico.

Los siguientes años vinieron marcados por múltiples conciertos, apariciones en películas y por la reducción de la orquesta de acompañamiento a sólo seis músicos en 1947, llamando al grupo All Stars, por la integración de verdaderos virtuosos como Jack Teagarden, Danny Barcelona, Earl Hines o Trummy Young que pertenecieron en distintos momentos a la banda.

Armstrong siguió tocando hasta casi el día de su muerte el 6 de julio de 1971 debido a un ataque al corazón que sufrió mientras dormía.

Nadie duda de que su figura revolucionó la música Jazz, sobre todo en sus grabaciones de los años 50, Louis Armstrong Plays W.C. Handy (1954) y Satch Plays Fats (1955)donde los críticos argumentan que exhibe su mayor cota de creatividad, siendo los posteriores discos meramente repetitivos, aunque con algún destello de genialidad en temas puntuales.

No obstante, en 1964, con su tema “Hello Dolly” logra desbancar a los Beatles del top 100 del Billboard y en 1968 vuelve a alcanzar un gran éxito con el que puede ser su tema más conocido y que le acerca a la música Pop, “What a Wonderful World”, que después de su muerte se utilizó para la banda sonora de la película de 1987 dirigida por Barry Levinson, Good Morning Vietnam

Armstrong interpretó como nadie la música Jazz aproximándose en ocasiones al Blues, el Pop, la Ópera, el Folk latinoamericano o el Rock en su canción “Saint Louis Blues” y nos dejó un legado de buena música y esa sempiterna sonrisa que ilumina la música Jazz. 

 

Máximo Martínez 

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Ya no se puede dar la mano

Ya no se puede dar la mano

Cuando el compositor Gustavo Gutiérrez Cabello ganó el Festival de la Leyenda Vallenata en el año 1982 con la canción ‘Paisaje de...

Cuando Alejo Durán dejó sembrado el corazón en Patillal

Cuando Alejo Durán dejó sembrado el corazón en Patillal

El primer Rey Vallenato, Gilberto Alejandro Durán Díaz, fue un enamorador empedernido, y lo demostró con canciones que llevan el n...

José Barros navega en La Piragua del recuerdo

José Barros navega en La Piragua del recuerdo

  El 12 de mayo del 2007, por todos los rincones de El Banco (Magdalena), y los pueblos vecinos, no dejaron de sonar durante muchas h...

El 46° Festival Vallenato rendirá tributo a Gustavo Gutiérrez Cabello

El 46° Festival Vallenato rendirá tributo a Gustavo Gutiérrez Cabello

La Fundación Festival de la Leyenda Vallenata seleccionó al cantautor Gustavo Gutiérrez Cabello, para rendirle homenaje en el 46° F...

El reggaetón de Wisin & Yandel animará el Festival el sábado 28 de abril

El reggaetón de Wisin & Yandel animará el Festival el sábado 28 de abril

La Fundación Festival de la Leyenda Vallenata confirmó que para el sábado 28 de abril en el Parque de la Leyenda Vallenata ‘Consue...

Lo más leído

El tamal, un plato típico del Tolima

Alba Llorente Majana | Gastronomía

Arqueología e historia en Michel Foucault

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

Historia de un mestizaje en la Alta Guajira

José Trinidad Polo Acuña y Diana Carmona Nobles | Pueblos

Animar a leer

Consuelo Gallego Tabernero | Literatura

El Merengue en Colombia

Álvaro Rojano Osorio | Música y folclor

Ovejea: una invitación a gozarse la música de gaitas

Iván José Arrázola Merlano   | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados