Música y folclor

El reggae, alma y expresión popular

Jairo Tapia Tietjen

30/11/2018 - 05:40

 

El reggae, alma y expresión popular
El cantante Bob Marley, gran representante del género reggae

 

En 1981 fallece el “mensajero” del Reggae: Bob Marley. También conocido como el “Rey del Reggae”, Y en 2018, el género al que el cantante dedicó gran parte de sus esfuerzos y creatividad (y que representa a toda Jamaica), es declarado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco. El recuerdo del cantante Bob Marley -quien nace en Rhoden Hall, Santa Ana  en 1945, y graba en 1965 "The Wailing Wailers”- se hace inevitable.

Con su ritmo sincopado, Bob Marley alcanza rápidamente una popularidad mundial y decide viajar a Etiopía en 1978 (a Shashamane, territorio cedido por el emperado Haile Selassie para el regreso de los afroantillanos a tierras africanas), centro inspirador de esta cultura rastafari. A partir de entonces, graba álbumes tan acogidos –y efectos enervantes insuperables para el baile–, como “Survival”, “Ambush in the night”, “Zimbabwe”.

Junto a Tyrone Patterson, las voces de Peter Tosh y de Earl Smith, guitarras de Donald Kinsey y Bunny Wailery, Bob Marley deja a la posteridad un legado ideológico, inalterable y anunciador:

Así, armados, con armas  /  enfrentaremos esta pequeña lucha / porque es la única forma

en que podemos acabar /  con nuestros problemitas.

Hermano, ustedes tienen razón, /  mucha razón,  lucharemos por nuestros derechos.

Dividir es vencer, / sólo pueden desgarrarnos.

En el pecho de cada hombre / palpita un corazón, / muy pronto sabremos

Quién es el verdadero revolucionario.

En Jamaica, el rescate de los valores culturales y la idea de un retorno a África se ha visto reforzado por el tono social del Reggae, en el que también se escruta la trayectoria de líderes como Marcus Garvey, así como constantes luchas y alzamientos y un cimarronaje físico y cultural.

En los 60s, la banda Toots and the Maytals grabó el disco “Do The Reggae”, el cual se considera dio origen a este ritmo que hoy es Patrimonio. Sin embargo, otros opinan que el vocablo podría venir de “ragga”, abreviado de “ragamuffin” que quiere decir bandolero, pelagatos y vagabundo.

Cuando en 1962 Jamaica alcanza su independencia de los ingleses, hay un salto en la mentalidad político-social y cultural, entonces sus composiciones hablan de sus esperanzas e ilusiones, las luchas del hombre sufrido, lo cotidiano y el amor. Todo ello se nutre de la percusión afro-jamaicana aportada por los “burrus”, grupo de ancestros ashantis de Ghana, el cual recibe el nombre de Ska, con acompañamiento de cantantes. El fenómeno artístico “rastas” emergente surge con mucho contenido político y de protesta que marca el camino a lo que habría de venir.

El álbum “Soul Rebels”, y otros como “No woman no cry” , Three Little birds”, y “Lively up yourself”, promueven internacionalmente los grupos The Wailers, con Peter Tosh, y grupos como Maytalls, I-Three, y las cantantes Marcia Griffiths, Judy Mowatt y Rita Marley,  Steel Pulse y UB40, donde Jimmy Cliff expone su temática con ciertos compromisos:

“Prefiero la tumba a vivir como un esclavo,  /  tan cierto como que hoy  el sol brilla, / voy  a tener  lo que me pertenece”.

Estructura del Reggae

Lleva un compás de cuatro por cuatro, emparentándose con el rock y cierto vínculo espiritual con el Soul. Muestra profundo impulso creador desde el lado composicional como interpretativo. En el plano rítmico se proyecta sobre la base de breves “ostinatos” que se obtienen ensamblando cuerdas, teclados y percusión, con mucha improvisación en sus instrumentos.

Los estudiosos como Helio Orovio y Jaqueline Rosemain indican que las cuerdas regularmente acentúan el último golpe de corchea, mientras la percusión enfatiza la segunda y cuarta semicorchea del tiempo de abajo. Con sencillas melodías de mucha imaginación, se caracteriza el lenguaje armónico dando preferencia a las unidades breves, la repetición de acordes simples que ocupan el segundo y cuarto tiempo del compás y la ausencia de modulaciones, expresadas en un inglés permeado por el “créole” autóctono.

Kingston, capital de Jamaica, vio nacer el rastafarismo en sus barrios marginales, movimiento que desde  los años 60’s reivindicaba al Rey de Reyes etíope, Haile Selassie, emperador negro africano cuyo culto recompensaba con la tierra prometida, en el Monte Zion. Sus seguidores empleaban vestimentas con los tres colores, rojo, amarillo y verde, trenzas y un gorro tejido en la cabeza  que, con el consumo de marihuana, originaron el estilo musical derivado del rocksteady, el Soul, el Ska, y el Calypso antillano, muy escuchados como el rhytm and blues, el boogie-woogie, el mento folklórico, junto al el rock desde EE.UU. y los sonidos más familiares de las bandas inglesas.

De todo esto resulta un ritmo de cortes regulares sobre una base Beat, de una batería  que sonaba en el tercer tiempo de  cada compás, acompañado de instrumentos originarios de la isla, guitarra bajo, órgano y teclados, trompetas, los fundamentales bajos electrónicos  y percusiones,  contagiosas por su autenticidad y originalidad que, actualmente, se han fusionado con expresiones como el Funk con sintetizadores y tambores electrónicos y  demás aportes musicales de las islas  vecinas.

 

Jairo Tapia Tietjen

jtt.stspiritu2@hotmail.es

Sobre el autor

Jairo Tapia Tietjen

Jairo Tapia Tietjen

WikiLetras

Codazzi, Cesar (1950). Bachiller Colegio Nacional A. Codazzi, 1970. Licenciado en Filología Española e Idiomas, UPTC, Tunja, 1976; Docente en Colegio Nacional Loperena, 1977-2012. Catedrático Literatura e Idiomas, UPC, Valledupar, 1977-2013. Director Revista 'Integración', Aprocoda-Codazzi, 1983-2014; columnista: Diario del Caribe, Barranquilla, El Tiempo, Bogotá, El Universal, Cartagena, El Pilón, Vanguardia Valledupar: 1968-2012. Tel: 095 5736623, Clle. 6C N° 19B 119, Los Músicos, Valledupar- Cesar.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Martín Maestre, padre musical de Diomedes Díaz

Martín Maestre, padre musical de Diomedes Díaz

El miércoles primero de agosto de 1979 marcó para siempre la vida de Adriana Josefa Sarmiento Loperena, nacida en La Junta, La Guaj...

Diomedes Díaz está vivo en Rusia

Diomedes Díaz está vivo en Rusia

  Cuando la memoria colectiva vallenata se llena de música, preferencialmente aparece Diomedes Díaz, y esta vez no fue la excepci...

Lía Paulette: “Tierra del mango, ¡Mira lo que hacen tus artistas!”

Lía Paulette: “Tierra del mango, ¡Mira lo que hacen tus artistas!”

La Fiesta de la Música de Valledupar nos ofrece la oportunidad de descubrir a artistas locales con propuestas atípicas, alejadas del ...

Ruben Darío Salcedo, un hombre  con el corazón de acero

Ruben Darío Salcedo, un hombre con el corazón de acero

  Éste es el mejor calificativo que podemos tributarle a Rubén Darío Salcedo, el genial compositor sincelejano, que, desde finales...

El Festival de la Leyenda Vallenata se lució en Bogotá

El Festival de la Leyenda Vallenata se lució en Bogotá

El pasado 22 y 23 de marzo el teatro mayor ‘Julio Mario Santo Domingo’ de la capital del país vibró al son vallenato y del Festiv...

Lo más leído

El cine y la defensa de la naturaleza

Enrique Martínez-Salanova | Cine

Arborización urbana y calidad de vida: una relación inevitable

Isabel Reyes Avilés y Juan José Gutiérrez Chaparro | Medio ambiente

La agricultura urbana en Colombia

Redacción | Medio ambiente

La varita de caña y su historia, un episodio de la vida real

Álvaro Rojano Osorio | Música y folclor

Una señora Patillalera formó en el Valle una gritería

Juan Rincón Vanegas | Música y folclor

El reloj del Tío Tomás

Diógenes Armando Pino Ávila | Opinión

Pa la Matecaña nos fuimos: anécdotas de juglarías (Parte I)

Alfonso Osorio Simahán | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados