Música y folclor

Nunca es tarde para empezar a vivir un sueño

Luis Barreto Muegues

30/03/2016 - 03:10

 

Luis García Osorio

Soñar no cuesta nada, pero hacer realidad los sueños tiene un costo inmenso. Ese costo no se puede medir en dinero ni cuantificar materialmente, mucho menos,  contar como un activo patrimonial. Ese costo se puede medir por el grado de disposición que se tenga para hacer esos sueños realidad; es decir, adquiere un  valor cualitativo estimado en perseverancia, deseos y compromiso.

En muchas oportunidades, le he dicho a quienes quieren hacer sus sueños realidad, que deben entregarse a esa tarea, que para eso no se requiere tener dinero, ni mucho menos tener relaciones políticas o influencias de poder. Solo se necesita tener ganas y actuar.

Luis García Osorio, fue quizás el único hijo varón, del hogar conformado por José García y Teolinda Osorio, familia de origen humilde y arraigado en un territorio productivo en donde la pequeña ganadería se convirtió en la forma económica para el sustento familiar, Becerril del Campo.

A “Luchito” García lo vimos crecer, porque igual somos de la misma generación, y con él hemos compartido momentos alegres, en medio de su jocosidad y sinceridad criolla que lo ha revestido de un espíritu alegre y una personalidad más que agradable, llena de cierta simpatía costeña.

Haber estudiado algún año del bachillerato juntos, compartir noches de bohemia y parrandas y reírnos en tardes de esquina, en nuestro pueblo natal, narrando los cuentos  y anécdotas de “El Mono Guigo”  y de su tío Alcides Osorio, me dan la facultad para escribir estas líneas, que solo buscan demostrar que siempre tuve la razón.

Lucho García es heredero de un timbre melódico que a pocos cantantes le sale de manera natural. Desafina, es cierto. Igual que lo han hecho los grandes del canto vallenato. Pero, su voz se imprime sola en las letras de canciones Vallenatas, que bien ejecutadas por un acordeonero versátil y alegre, dan pie a la construcción de piezas musicales que adornan al folclor.

Siempre se lo dije, haga el intento por salir a buscar ese sueño de grabar su producción musical, pero que no sea solo por grabar un disco que vaya a parar a las gavetas o estantes de las emisoras, sino que se escuche desde tarimas de pueblos amantes de esta bella música.

Insistí que debía abordar un proyecto de armar un conjunto y que si era necesario regalarse en algunos escenarios lo hiciera, pero nunca me hizo caso. Siempre decía, espere, que por ahí me va a salir una plática y con eso grabo mi disco.

No se cómo ocurrió,  pero el sueño de grabar se hizo realidad, la alegría se le notaba en cada encuentro, en el que me decía ya estamos trabajando en el disco, lo estoy haciendo con el primo Estivenson Nieves. Otro humilde interprete, enamorado del acordeón y arrojado en sus metas.

El ímpetu de Estivenson Nieves

Hoy creo, que fue ese ímpetu de Nieves, el que le abrió la oportunidad de cumplir el sueño a Luis García, de grabar un disco. Ellos dos hicieron como yo no sé, una producción musical, que me agrada, que demuestra que no estaba equivocado y que Lucho García, es una voz melódica, con gracia y estilo, que se asemeja a la de muchos grandes de este folclor.

No sé si es el tiempo y el momento para que “Luchito”, organice su agrupación musical y siga mis consejos de perseverar, de trabajar duro, de ensayar las canciones para los conciertos y de montarse en el bus del canto vallenato como heredad de su estirpe familiar.

Sí, estirpe, porque su origen familiar es de músicos, su ascendencia es la de acordeoneros, cajeros y cantantes. Luis García Osorio, encarna esas familias de nuestra región de un apego genético a la música, y es ahí, donde debe prevalecer el deseo, las ganas y la acción para cantar. Cantar de día, de noche, de madrugada, a toda hora, para de esa forma no soñar con un solo disco, sino, volar cantando y llevando los versos en canciones a la gente que le gusta ese estilo de canto y esa melodía natural que existe en su voz, que aún no ha terminado de pulir por la falta de trabajo.

Los Diferentes del Vallenato.

Utilizo este medio para decirle a Lucho García Osorio y a todos aquellos amantes de nuestro folclor, que hay que lanzarse en la búsqueda de sus sueños, que no hay que esperar a que nos llegue nada, sino ir en búsqueda del éxito con entrega y perseverancia.

Los Diferentes del Vallenato, se llama el grupo, Con cariño para ustedes el Cd y son ellos Luis García Osorio y Estivenson Nieves, con canciones como “El corazón me has robado” de Jose “Mencha” Molina, “Una piedra en el camino” de José Amaury Padilla, “Lo que yo te di”, de Juan Manuel Gutiérrez “El Charro”, “Sentí Morir”, de Edinson Polo, “Yo la veo” de Luis García Osorio, “Oye corazón” de Andrés Landero, “Yo sigo en mi ley” de Luis Duran Escorcia entre otros temas y compositores que engrandecen el folclor vallenato.

Recomiendo escucharlo y disfrutarlo, sé que hay un buen camino por recorrer, pero nunca es tarde para empezar a vivir nuestros sueños.

 

Luis Barreto Muegues  

 

1 Comentarios


Lucho Garnacha 30-03-2016 07:42 AM

CON CARIÑO PARA USTEDES - Los Diferentes Del Vallenato Donde lo puedo conseguir en Valledupar?

Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

De paseo por San Pelayo: porro, fandango y algo más

De paseo por San Pelayo: porro, fandango y algo más

Del 29 de junio al 3 de Julio se celebró la Cuadragésima versión del Festival Nacional del Porro, en el municipio de San Pelayo, D...

Emilianito y Poncho, rostros de la Dinastía a la que le rinde honores el Festival Vallenato

Emilianito y Poncho, rostros de la Dinastía a la que le rinde honores el Festival Vallenato

Sí. Suele suceder. “La gente dice que todo es alegría”, aunque en la vida que ellos escogieron “se sufre, se goza, se ve feli...

Iván Ovalle agasaja al Poeta

Iván Ovalle agasaja al Poeta

“Me trae la fuerza del amor, yo voy a hablar de amor, porque nací de amor”. Con pequeñas estrofas como éstas,  Iván ovalle da ...

Relato de dos cazadores mudados en ambientalistas y poetas cantores

Relato de dos cazadores mudados en ambientalistas y poetas cantores

Sus predilectas eran las perdices. Le encantaba comerlas fritas con patacones, yuca o plátano cocido, cuando era muchacho. “¡Eran...

Un cierre con premios para el 48° Festival Vallenato

Un cierre con premios para el 48° Festival Vallenato

Todo tiene su fin, incluso las mejores cosas. El 48 Festival de la Leyenda Vallenata se fue en un cerrar de ojos, con un destello de ...

Lo más leído

Salud mental y víctimas de la tragedia de Armero

Mónica Fernández | Ocio y sociedad

La independencia de Cartagena

Redacción | Historia

El “ahogao” más diligente

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

Luis Aguilera, in memoriam

Diógenes Armando Pino Ávila | Opinión

Marta Arredondo: una diseñadora con identidad Guajira

Fabrina Acosta Contreras | Ocio y sociedad

Las apuestas en la historia universal

Redacción | Ocio y sociedad

Síguenos

facebook twitter youtube