Música y folclor

Tras los pasos de Sergio Bermúdez, el ‘Joe’ Arroyo cesarense

Samny Sarabia

30/05/2016 - 07:25

 

Sergio Luis Bermudez / Foto: Johari Gautier Carmona

Caminando por las calles de El Paso, vi en una de sus casas un viejo afiche del joven que hace dos años ‘pegó’ literalmente a los cesarenses a las pantallas de sus televisores para seguir su participación en ‘Yo me llamo’, un reality donde cantantes desconocidos imitaban las voces y se caracterizaban de artistas nacionales y extranjeros de gran reconocimiento.

Aunque no soy seguidora de ese tipo de programas, sí alcancé a enterarme de la destacada actuación del muchacho en el concurso y del gran recibimiento que le ofreció su pueblo natal al terminar su representación de uno de los intérpretes de música tropical  más admirado y cantados por el pueblo colombiano, Álvaro José ‘Joe’ Arroyo González.

Con la idea de conversar con él antes de mi partida, me dispuse a ir  en su búsqueda. Preguntando y preguntando, me encaminé a su casa, antes de llegar al lugar donde me habían indicado; apareció de la nada su delgada y bien formada figura. Su apariencia es más jovial que la que se puede ver en las fotografías y en la televisión; incluso aparenta tener menos edad de los 22 años que tiene. Con una amplia sonrisa me recibe y de inmediato accede a mi entrevista.

Sergio Luis Bermúdez Rangel no es un pasero común. Al igual que muchos de su pueblo se inclinó por la música pero no es el vallenato su prioridad. Ahora con cabeza fría y con más experiencia que cuando estuvo en el reality, está seguro que su participación fue una oportunidad que le sirvió para abrirse camino pero que no es suficiente para consolidar una carrera artística.

Todos sabemos de tu participación en el reality ‘Yo me llamo’ representando al ‘Joe’ Arroyo, un artista costeño muy querido y recordado no solo en Colombia sino en el mundo ¿Qué representó eso para ti? ¿Cómo fue esa experiencia?

Para empezar, fue algo muy lindo. La música del ‘Joe’ ha sido pegajosa, que sigue siendo porque su música no ha muerto. No lo tenemos presente pero esa música no pierde su esencia, eso fue lo que me enamoró de  ella. Me motivé a salir  adelante con la música del maestro para que nunca dejara de sonar, para que siempre estuviera viva.

En el reality esas canciones las viví al máximo porque compartí con compañeros. Al mismo tiempo, mi participación impactó porque no esperaban ese talento y conmigo fue la diferencia.

Entrar a ese tipo de concursos no es una puerta que se le abre a todo el mundo, de hecho, miles de personas hicieron la fila sin lograr entrar ¿Cómo se te da la oportunidad de participar en el programa?

Mucho antes de empezar la tercera temporada que fue en la cual me presenté, siempre vi el reality, me vi las temporadas 1 y 2. De ahí me puse a buscar las canciones del ‘Joe’, a ver sus vídeos y a investigar su biografía, a comparar mi voz a ver si se parecía a la de él. Había momentos en que estaba libre y me ponía a practicar.

En una ocasión puse la música del maestro mientras me bañaba y la cantaba al mismo tiempo, me di cuenta que el timbre de la voz era muy parecido y pues, me sentí confiado y con fe que había encontrado algo. Fue cuando decidí presentarme en Barranquilla que era la ciudad más cercana donde se realizaba la convocatoria.

Digamos que fue un proceso que visualizaste en la primera temporada pero antes del reality la gente te relacionaba con el ‘Joe’ Arroyo? ¿Cómo fue eso?

Yo empecé en la música a los 13 años. Nunca había cantado salsa, siempre había cantado vallenato, vallenato puro. Mi primera presentación fue en el 2007 aquí en El Paso con la escuela municipal ‘Alejandro Durán Díaz’. Ahí ingresé para tocar acordeón pero no daba mucho chicle (risas) y me metí a formar la voz.

A los 18 años fui descubriendo que podía cantar bien la música del ‘Joe’ aunque a decir verdad, desde niño siempre me gustó pero no para imitarla, solo para oírla.

¿Cuánto tiempo estuviste en el programa concurso?

Estuve tres meses y medio. Entré el 02 de febrero y salí un 07 de mayo. Primero pasé las convocatorias, que para mí fue en Barranquilla. Ahí se hicieron tres filtros antes de llegar al jurado del programa porque eran muchos participantes, el cuarto sí fue con  Jairo Martínez, Amparo Grisales y Luz Amparo Álvarez. A Bogotá llegaban solo 84, después 24, luego 15, después 10 y finalmente 6 que eran ya con los que se definía el reality. Yo quedé entre los 10.

A profundidad, ¿cómo te sentiste con la producción? Porque una cosa es lo que se ve frente al televisor y otra lo que sucede detrás de cámaras.

La gente cree que es sencillo pero no se dan cuenta de lo que aguanta uno allá. Para hacer una presentación, a veces tenía que cambiarme desde las 9 de la mañana y eso que el programa comenzaba a las 8 de la noche. Debíamos estar cambiados para los ensayos, la marcación de cámaras, las clases en las escuelas y demás.

Todo era estricto, del hotel no podíamos salir. El encierro del hotel fue un poco trabajoso, no se siente uno tan conforme porque era como estar preso.

El programa lo hacía más que todo por cuidar la privacidad de los participantes. Yo me di cuenta porque lo viví.

Y la convivencia con los demás participantes, ¿cómo se desarrolló?

Desde el primer día, analicé a las personas, lo hago siempre a donde voy. Con todos me la llevé bien, pero con los que tuve mayor relación fue con Don Omar que me llegó al corazón, con Gilberto Santa Rosa y Carlos Vives, todos son costeños y fue la razón por la que tuvimos más afinidad.

Además de cierto reconocimiento porque es un programa que tiene buen ‘rating’, ¿qué otros beneficios te dejó ‘Yo me llamo’?

A pesar que no me gané los 500 millones del premio mayor, aun así el canal nos reconoció un dinero a los diez finalistas, una cantidad pequeña pero que sirvió.

Me sentí apoyado por el canal, es una oportunidad que me dio la vida y me sirvió porque de eso aprendí, al igual que de los profesores, con ellos intercambié mucho. Me quedó claro lo que no sabía, qué es lo que debo hacer, cómo debo cantar, cómo debo manejar mi voz.

Yo digo que gané mucho aunque no gané dinero porque es una oportunidad que no la tiene todo el mundo.

¿Después del programa qué vino para ti?

Después que salí no ha sido la mejor etapa porque en la vida nada es fácil, uno tiene que pasar por  muchas cosas y dificultades pero doy gracias porque me he relacionado con personas que jamás pensé tratar, he conocido artistas muy famosos, he estado con la esposa del ‘Joe’, con las hijas, la familia, con su orquesta haciendo presentación con ellos.

No quiero dejar morir esta música porque le llegó a muchas personas al corazón en Colombia y en otros países, quiero seguir en este proyecto que mi Dios me dio.

Ya que haces mención a la familia del ’Joe’ ¿Qué opinión tienen de la representación que hiciste de este artista?

Yo me encontré con una amiga de Mariluz Alonso y me contactó enseguida con ella. La llamó por teléfono y me dijo que me iba a pasar a alguien pero yo no sabía quién era, cuando me dijo que era la esposa del ‘Joe’ me puse nervioso y hasta me asusté. Esa noche había cantado la canción ‘Mi Mary’, me dijo que se sentía muy contenta y que nunca había visto a una persona tan humilde, que el talento que tenía era muy grande, que el maestro tenía mucho talento y que no era fácil de imitar.

De ahí empezó la comunicación con ella por whatsapp. Tengo el número de las hijas: ‘La Tato’, ‘La pelo’. Ellas tienen una fundación y me invitaron a un homenaje que se le hizo al maestro con motivo de los tres años de su fallecimiento. Ese día canté con la orquesta ‘La Verdad’ y le canté ‘Mi Mary’ y ella lloró conmigo.

¿Actualmente a qué dedicas la mayor parte de tu tiempo?

A mi familia, ya que no he tenido un apoyo a mi talento. De verdad que lo necesito, alguien que me impulse porque no es fácil, yo estoy empezando y uno solo no puede conseguir todo en la vida.

Quiero seguir estudiando, ya comencé a hacer los trámites para ingresar a la Universidad Popular del Cesar a estudiar economía. Quiero compartir mi música, que la gente conozca mi talento.

¿Quieres continuar en la música como el imitador de ‘Joe’ Arroyo o como Sergio Bermúdez?

Yo quiero representar al maestro, quiero seguir llamándome ‘Joe’ Arroyo por el talento que Dios me dio de imitar a ese artista. No veo por qué no pueda hacerlo, en estos momentos no hay nadie más que lo imite o que siga sus canciones. Me pongo a pensar a veces que la voz del ‘Joe’ es muy difícil de imitar y no quiero dejar de cantarla sabiendo que puedo aprovecharla.

Pero estarías todo el tiempo bajo la sombra de Arroyo…

Por un lado es verdad, lo he analizado. Él vivió, todo el mundo lo conoció, tuvo su trayectoria pero yo lo que quiero es seguir el legado del maestro.

Siendo así, te dedicarías a imitar no a cantar…

Es complicado porque por un lado, pienso que si dejo de cantar como ‘Joe’ va a bajar el interés de la gente por mí. Me tocaría empezar desde cero, hacer un proyecto con mi propio nombre. En el momento no me visualizo cantando salsa con mi voz, vallenato sí.

Pero si funciona con el vallenato, podría funcionar con la salsa, con otros géneros. ¿Has hecho el experimento?

Canto otros géneros pero no me lo tomo en serio porque me he enfocado en el ‘Joe’. Si apareciera otro ‘Joe’ ahí si cambiaría la cosa para mí, ya tendría competencia y me tocaría explorar y trabajar mi nombre.

Me contabas que en los próximos meses quieres grabar ¿Qué quieres proponerle a la gente?

Sí. He pensado grabar un disco con la voz y algunas canciones del ‘Joe’ pero también de otros artistas.

¿Sería una producción discográfica de salsa?

Salsa, definitivamente me quedé con la salsa porque la gente me conoce y me ha visto es cantando salsa, por la música del ‘Joe’. Aunque no descarto grabar vallenato que también me gusta.

Yo lo que quiero es explotar el don que tengo para que la gente me conozca. Me gustaría empezar con dos o tres canciones, no me quiero afanar con una producción más completa.

Otros participantes del reality han explotado el nombre de sus imitados pero posteriormente han trabajado en su imagen propia ¿Es tu propósito hacerlo así?

Claro, la mayoría han explotado el ‘Yo me llamo’ y luego han comenzado con su nombre propio. Yo quiero hacer algo parecido. Si veo que la imitación del ‘Joe’ es lo que me está sirviendo, pues, me quedo con eso. Si las cosas no funcionan me toca armar otro proyecto donde la gente conozca a Sergio Bermúdez.

¿De dónde proviene la vena artística de Sergio Luis Bermúdez Rangel?

Mi papá es Tirso Bermúdez, cantante de vallenato típico, de caja, guacharaca y acordeón. Se formó con Nafer Durán, fue su cantante durante muchos años, es la hora y todavía lo llama y hacen presentaciones. Es parrandero firme que la gente lo busca para las parrandas. Digo que de ahí proviene mi talento.

Mi voz comparada con una canción que mi papá grabó a los 18 años, son idénticas.

¿Cuál es la canción de ‘Joe’ Arroyo que más te gusta?

Mi favorita es ‘A mi Dios todo le debo’, ya que es en agradecimiento al Dios de todo. Lo que dice esa letra es muy linda, sin él yo no estuviera donde estoy porque por él fue que fui a donde fui, por él es que vine a donde vine y lo que siga en mi vida es por él. Entonces, esa canción me muestra a mí que hay que agradecerle a Dios cada  día de la vida, por la comida, por el vestido, por caminar, por hablar, por respirar. Él  nos hizo a su disposición y por muchos inconvenientes que se tengan en la vida uno tiene que afrontarlos y seguirle dando gracias. Además es una de las canciones que más me piden.

 

Samny Sarabia

@SarabiaSamny 

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Ovidio Granados, el ‘Doctor’ del acordeón

Ovidio Granados, el ‘Doctor’ del acordeón

En la cola del patio de su casa, ubicada en el barrio Los Caciques de Valledupar, tiene su taller de acordeones el maestro Ovidio Enriq...

Ponchito Monsalvo, a la quinta va la vencida

Ponchito Monsalvo, a la quinta va la vencida

Imaginando notas en el piano, la guitarra, la guacharaca, la percusión y soñando siempre con ser un artista, así pasó su niñez Alf...

Fiebre de acordeón en las nuevas generaciones

Fiebre de acordeón en las nuevas generaciones

Contrario a lo que pensaba, los jóvenes nacidos entre 1981 y 2000 o más conocidos como  generación "Y",  no solo  viven enchufado...

Quin Vásquez y su misterioso cajero “El socio”

Quin Vásquez y su misterioso cajero “El socio”

Nuestro folclor como muchos otros, está adornado de leyendas y personajes que lo engalanan y engrandecen. En primer lugar aparece Fra...

Fernando Rangel, un Rey profesional muy agradecido

Fernando Rangel, un Rey profesional muy agradecido

El nuevo Rey profesional del Festival de la Leyenda Vallenata, Fernando Isaac Rangel Molina, entregó declaraciones sobre el triunfo qu...

Lo más leído

¿Cuál es la función del arte?

Gemma E. Ajenjo Rodríguez | Artes plásticas

La escuela taller

Alberto Muñoz Peñaloza | Patrimonio

Las lavanderas de mi pueblo

Fioralisa Castiblanco Eguis | Patrimonio

¿Qué es el neoliberalismo?

Julio A. Franco Orozco | Pensamiento

El fútbol, una pasión desde siempre

Diógenes Armando Pino Ávila | Ocio y sociedad

Síguenos

facebook twitter youtube