Música y folclor

Mauro Mariani, el embajador italiano del folclor vallenato

Redacción

22/06/2012 - 11:50

 

Mauro Mariani en la Academia del Turco GilLos vallenatos pueden sentirse orgullosos. Además de contar con un folclor resplandeciente, que brilla a través de los festivales anuales y de las expresiones diarias en el litoral caribeño, también cuentan con un embajador italiano que trabaja a tiempo completo para exponer lo mejor de esta región en su país.

Mauro Mariani llegó a Valledupar por primera vez esta semana, para atender el IV Encuentro Mundial de Músicas de Acordeón, y se encontró con un panorama totalmente inesperado.

El artista italiano pensaba llegar a un pueblo chiquito –algo así como lo que se describe en los vallenatos antiguos que él escucha–, pero su sorpresa fue total al descubrir una urbe enorme y llena de monumentos, avenidas interminables y construcciones en pleno progreso.

Lo cierto es que, en el intercambio de saberes organizado en la Academia del Turco Gil, Mauro dejó a todos los espectadores boquiabiertos. El invitado italiano mostró al principio una leve contención, quizás debida a la admirable prestación de los Niños del Vallenato justo antes, pero, al interpretar un primer tema de vallenato, el público se enardeció y lo acompañó cantando.

Así es cómo Mauro fue recibido en la capital del Cesar: con una aclamación calurosa y un reconocimiento por su labor de representación en Italia. “Aquí tenemos al mejor embajador”, manifestó Lolita Acosta maravillada por el estilo atrevido del cantante.

En el escenario, Mauro tiene un estilo diferente. Su altura hace que el micrófono deba posicionarse al extremo del soporte propiciando tal vez un balanceo frontal. Luego, su manejo del acordeón recuerda a una estrella de rock en pleno solo de guitarra. Mauro es pura energía y, sin embargo, cuando canta, libera una voz sedosa y aguda.

Evidentemente, todos estos atributos hicieron de su actuación un espectáculo distinto. Durante un corto descanso, una espectadora se atrevió a preguntarle si podía interpretar un tema en italiano y él respondió: “Claro que puedo, pero el vallenato no se canta en italiano”.

Se preguntarán cómo le nació ese amor por el Vallenato a Mauro y a esta pregunta, el cantante nos ofrece varios motivos. El primero de todos: su pareja colombiana le llevó a visitar este país en el año 2003 y, al volver a Italia, el joven italiano decidió emprender una lucha contra los estereotipos y mostrar lo mejor de nuestra cultura a través de la música.

El gusto por el vallenato le vino naturalmente. “Junto con la cumbia –explica Mauro–, el vallenato es uno de los ritmos más representativos del país”. Por eso, se “obsesionó” en dominarlo a la perfección.

El aprendizaje lo hizo en gran parte a través de Internet: leyendo consejos, escuchando los temas de Alfredo Gutiérrez y observando videos didácticos del maestro Eris Puentes (que también se encuentra en el Encuentro Mundial de Músicas de Acordeón).

Dos años más tarde, después de ofrecer varios conciertos exitosos en Italia (donde también colabora con el consulado de Colombia), aquí lo tenemos disfrutando del folclor y de la ciudad. Mauro no duda en decirlo: “Es una experiencia única estar aquí con todos estos artistas”.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Vallenato, hijo de la modernidad

Vallenato, hijo de la modernidad

  Desde que se inauguró la Vallenatología, con el libro homónimo de Consuelo Araujo, se ha convertido en un lugar común y monóto...

Clara Cabello sigue casada con el recuerdo de Rafael Orozco

Clara Cabello sigue casada con el recuerdo de Rafael Orozco

Hace 22 años que le segaron la vida al cantante Rafael José Orozco Maestre en Barranquilla. Fue exactamente el jueves 11 de junio de ...

Un homenaje más que merecido: Dinastía López

Un homenaje más que merecido: Dinastía López

Sentado bajo la sombra de un frondoso árbol de higuito en la plaza de La Paz, Pablo se balanceaba en su taburete mientras sostenía ...

Vallenato bravo: Hernando Marín, el cantante del pueblo

Vallenato bravo: Hernando Marín, el cantante del pueblo

El mismo Hernando José Marín Lacouture se autodenominó el “cantante del pueblo” en su famosísima canción La ley del embudo (ca...

Dos grandes juglares que perdimos

Dos grandes juglares que perdimos

  En esta semana que culmina, se conmemoró un aniversario más del fallecimiento de dos grandes y verdaderos juglares de nuestro f...

Lo más leído

Síguenos

facebook twitter youtube