Música y folclor

Lo nuestro también vale

Diógenes Armando Pino Sanjur

15/06/2016 - 06:10

 

La Tambora, la expresión de un pueblo

El Cesar es un departamento que goza del privilegio de ser pluriétnico y  pluricultural y en esa diversidad de etnias y cultura se amalgama sincréticamente una riqueza inexplotada y a punto de extinguir.

Es bueno anotar que la población cesarense está compuesta por blancos, negros e indígenas y que cada una de estas etnias ha hecho su aporte al acervo cultural del departamento.

En este mundo pluricultural de nuestro querido departamento encontramos una identidad cultural denominada “La tambora”, con este nombre se conoce a una modalidad de baile cantao, donde una voz prima versea y un coro de voces responde el estribillo, esta manifestación cultural tuvo una conformación triétnica dado que el Indio, el Negro y el Blanco todos a su medida y a su debido tiempo, hicieron su aporte dentro del acontecer de esta manifestación folclórica. La Tambora tiene cuatro aires: La tambora-tambora, el chandé, la guacherna y el berroche, cada uno de ellos con su rítmica, y sonoridad definidas, lo mismo que con su cadencia y pasos de baile muy singulares. Probablemente en este “baile cantao” se encuentre el génesis del canto vallenato, afirma recurrentemente el investigador Diógenes Armando Pino Ávila en sus diversos escritos.

Es bueno anotar que los municipios de Gamarra, La Gloria, Tamalameque, Chimichagua y Chiriguana los cuales hacen parte de la subregión denominada “Depresión Momposina” y que estos dieron orígenes a municipios como El Paso, La Jagua, Becerril y otros, por tanto estos municipios tienen una cultura común y allí desde edades tempranas, practican y promueven  la máxima expresión musical de esta región “La Tambora”, lo que la ha convertido en la insignia cultural de los pueblos del centro y sur del Cesar.

A pesar de los afanes y constantes intentos de superponer la cultura vallenata por encima de las demás existentes en el Departamento, “La Tambora” sigue indemne, ha resistido con la elegancia de su baile y el contagioso dum-dum de sus Tamboras al plan de imponer por la fuerza una cultura que no es la propia de las comunidades del sur y centro del Cesar, muestra de ello es la decisión de los Honorables Concejales de Gamarra, La Gloria, El Paso, Chimichagua y Tamalameque de Declarar la Tambora Patrimonio Cultural Inmaterial de sus Municipios.

Gran avance, pero es hora que los Honorables Diputados del Cesar, asuman con entereza la responsabilidad histórica y cultural que tienen con estos municipios, su gente y el respeto a la diversidad cultural del Departamento, cumpliendo con el precepto constitucional el cual plantea que el Estado Reconoce y Protege la diversidad Étnica y Cultural, por eso se hace necesario e imperativo que la Duma, mediante ordenanza, declare a la Tambora Patrimonio Cultural Inmaterial del Cesar y asignen recursos que garanticen su Rescate, Conservación y Difusión.

Honorables Diputados, “La Tambora” como Identidad cultural del Sur y Centro del Cesar, espera que con su gestión, le reivindiquen su inmenso valor cultural como Canto Primigenio del Cesar, que manifiesten sin titubear que lo nuestro también vale, de lo contrario la historia y la cultura les tendrán destinados en convertirlos en unos apócrifos representantes de las comunidades, unos asesinos culturales que con sevicia, crueldad y tortura criminal dejaron a la deriva una manifestación cultural de gran parte del Cesar y que jamás entendieron y tuvieron en cuenta nuestra identidad y sentido de pertenencia.

 

Diógenes Armando Pino Sanjur 

 

Sobre el autor

Diógenes Armando Pino Sanjur

Diógenes Armando Pino Sanjur

Tamalamequeando

Diógenes Armando Pino Sanjur, más conocido como May Francisco, nació el 24 de junio de 1976 en un pueblo mágico lleno de historia, cultura y leyendas situado en la margen derecha del Río Magdalena llamado Tamalameque. Hijo de los docentes Diógenes Armando Pino Ávila y Petrona Sanjur De Pino, tiene 2 hijos, May Francisco y Diógenes Miguel, los cuales son su gran amor, alegría, motor y mayor orgullo. Abogado de Profesión, despertó su interés con la escritura de su padre quien es escritor e historiador, se declara un enamorado de su pueblo, de su cultura (la tambora) y apasionado por la política como arte de servir.

1 Comentarios


Producciones Klaridad 15-06-2016 08:35 AM

Felicitaciones opresa gran obra de comunicación que están haciendo. #ColombiaPositiva = www.AquiColombia>com Saludos

Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Abril es el mes del Festival de la Leyenda Vallenata

Abril es el mes del Festival de la Leyenda Vallenata

  Comenzó el mes de abril y Valledupar tiene una característica especial porque el sonido de un acordeón, una caja, una guachara...

La renovación de la piquería

La renovación de la piquería

Valledupar es por naturaleza un pueblo de música y canto. Y contar historias es la impronta de nuestra tradicional oral. Somos de la...

La Bomba de Puerto Rico

La Bomba de Puerto Rico

Por las venas circula el patrimonio musical que a cada individuo remite la experiencia de su corpus vivencial y su respectivo camino ...

Aprender a tocar el acordeón por Internet

Aprender a tocar el acordeón por Internet

El mundo de la web ha abierto grandes posibilidades para los navegantes, desde la compra de pasajes de avión hasta la escucha de video...

El acordeón y el violonchelo, las dos pasiones del Rey Vallenato Julián Mojica

El acordeón y el violonchelo, las dos pasiones del Rey Vallenato Julián Mojica

  Hace apenas una semana Julián Ricardo Mojica Galvis fue coronado Rey en la categoría acordeón profesional del Festival de la L...

Lo más leído

Los caribes colombianos

José Javier González de la Paz | Pueblos

Sobre la naturaleza egoísta del hombre

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

El manifiesto cultural

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

Macondo: perfil de Gabo

Oscar Pantoja | Literatura

La oscura nube del Cerrejón en La Guajira

La Liga contra el silencio | Medio ambiente

El más romántico y revolucionario compositor

Jorge Nain Ruiz | Música y folclor

Un pueblo con dos patronos

Diógenes Armando Pino Ávila | Patrimonio

Síguenos

facebook twitter youtube