Música y folclor

El Encuentro Departamental de Bandas Musicales del Cesar en su mejor versión

Samny Sarabia

24/10/2016 - 06:05

 

Encuentro departamental de Bandas musicales del Cesar en Pailitas (octubre 2016)

Pailitas es desde hace siete años el municipio anfitrión del Encuentro Departamental de Bandas Musicales del Cesar. Con la participación de 16 bandas que trajeron hasta la población a más de 500 visitantes entre estudiantes, profesores de música, talleristas, padres de familia y gomosos de esta expresión musical, se realizó durante tres días la versión más exitosa que hasta el momento se haya realizado, según indicó Dinabey Lemus Rosales, presidenta de la Fundación Acordes de Paz; organizadora del evento.

Jóvenes estudiantes beneficiados de los procesos de formación musical en los municipios de Bosconia, La Jagua de Ibirico, Pelaya, Chimichagua, Valledupar, Becerril, La Gloria, González, Tamalameque, Aguachica, Pailitas, Gamarra y El Carmen del departamento de Norte de Santander, pusieron a prueba sus capacidades ante los evaluadores y el público pailitense, acostumbrados a presenciar magnas presentaciones de las bandas musicales cada año.

En el auditorio del colegio agrícola ‘Rosa Jaimes Barrera’, institución que por su continua vinculación al evento se ha convertido en sede principal del evento, los jóvenes y sus formadores ofrecieron una verdadera muestra de compromiso y crecimiento con los procesos de formación musical impulsados por la Gobernación del Cesar y su Plan Departamental de Música; cuyas políticas están  enfocadas inicialmente en los componentes de formación y circulación, donde los músicos de escuelas públicas y privadas tienen la oportunidad de intercambiar, fortalecer, evaluar y difundir sus prácticas.

Jorge Gil, director de la banda del municipio de Bosconia fue el encargado de dar apertura al encuentro que en su primer día presentó siete bandas musicales. Le siguieron los pasos la banda de La Gloria; dirigida por Fredy García y José Salatiel Madrid, director del Centro Orquestal Sinfónico de Becerril; auspiciado por la empresa minera Drummond.  

Con la interpretación de la obra ‘San Juanito’ del maestro Victoriano Valencia Rincón hizo su aparición en el escenario la banda invitada del municipio de El Carmen de Norte de Santander; posteriormente Samir Gil; quien dirige el proceso de formación musical de la banda de La Jagua de Ibirico se tomó el recinto.

Chimichagua presentó dos bandas, la primera de la zona rural bajo la batuta de Felipe Solano y la segunda fue la escuela de música ‘Heriberto Prettel’ cuya dirección artística se encuentra a cargo de Álvaro Cudris. Los municipios de González y Pelaya participaron con sus bandas musicales, dirigidas por Fred Pava y Fredy García respectivamente.

Dentro del encuentro tuvo representación el cuarteto de música de la escuela ‘Filemón Quiroz’ de Becerriltambién dirigido por Samir Gil, así como la escuela de formación musical de Tamalamequecuya dirección correspondió a José Salatiel Madrid. El profesor Luis Yamith Sánchez se presentó con dos procesos musicales, el de la banda del municipio de Gamarra y el de Aguachicaque codirige con el profesor Ronald Pontón.

Por Valledupar asistió la banda infantil del Colegio Loperena y en calidad de invitada especial, la banda municipal de mayores, ambas a la cabeza del maestro Julio Vanega. El municipio de Pailitas estuvo representado por la banda de la Fundación Acordes de Paz, bajo la dirección del maestro José Alejandro Páez.

El jurado evaluador estuvo conformado por notables músicos nacionales e internacionales, el trompetista cubano Basilio Márquez, Juan Carlos Natera; director artístico de la Banda Sinfónica de la Fundación ACESCO, Julio Frías; maestro de percusión de la facultad de Bellas Artes de la Universidad del Atlántico, el maestro del clarinete Gersón Delgado, Eder Luis Hernández; director de la Fundación Musical Bombardinos de Colombia y María Elvira Araujo, coordinadora del Plan Departamental de Música del Cesar.

Aunque la entrada a la presentación de las bandas era de libre acceso, durante la realización de este certamen musical, los habitantes de Pailitas pudieron disfrutar de muestras realizadas en parques públicos y de un desfile que recorrió las principales calles de la población hasta llegar a la plaza de la iglesia municipal.

El VII Encuentro de Bandas Musicales del Departamento del Cesar es un evento concertado con el Ministerio de Cultura y contó con apoyo de Yamaha Musical, empresa que se vinculó con la realización del taller de reparación de instrumentos de vientos que estuvo a cargo de José Liñán Castillo; así como del taller de metales dirigido por el reconocido Basilio Padilla y el acompañamiento del distribuidor Jazz Music Sound.

Un estimado de 60 millones de pesos costó a la Fundación Acordes de Paz la realización de la séptima entrega de este festival de bandas que busca impulsar esta práctica musical en el departamento del Cesar. La administración municipal y su alcalde Said Castro los grandes ausentes en un evento que dinamiza la cultura regional y que se constituye en un atractivo para el turismo local.

En el evento se entregaron dos estímulos para las actuaciones más destacadas entre los jóvenes y formadores participantes del encuentro. En la categoría de instrumentistas, la ganadora fue Gisell Montero Muñoz; integrante del Cuarteto Filemón Quiroz de Becerril, cuyo premio está representado en una capacitación en clarinete bajo en el Centro de  Música de la Obra de los Padres Salesianos en Bogotá. Por su parte, el estímulo para los directores de bandas es igualmente una capacitación en dirección musical dictada por el maestro Cesar Cano y una firma de instrumentos musicales con sede en Bogotá. En esta categoría el reconocimiento fue concedido a Fredy García de la banda municipal de Pelaya.

Para la próxima versión se espera como siempre, superar lo logrado el presente año que las bandas regresen fortalecidas con lo aconsejado por el selecto jurado de esta oportunidad, que los gobiernos municipales y departamental sigan impulsando esta manifestación musical que ya le abre camino al Cesar en otros escenarios de Colombia y que por supuesto, el pueblo pailitense siga fiel a las bandas musicales invitadas al encuentro y especialmente, que esta expresión siga siendo del disfrute pleno del pueblo.

 

Samny Sarabia

@SarabiaSamny 

1 Comentarios


Darío leguizamo peñate 24-10-2016 01:09 PM

Excelente escenario producto del trabajo comunitario de la Fundación Acordes de Paz, la gestión de recursos ante el Ministerio de Cultura y el proceso de música que desde el departamento del Cesar viene promoviendo personas como Maria Elvira Araujo. El reconocimiento a este espacio de participación ciudadana tejido a través de la música, el apoyo de alcaldes y la apuesta de las familias para hacer de la música un lenguaje de Paz y convivencia.

Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Por diez razones, Carlos Vives le cumplió la promesa a Martín Elías

Por diez razones, Carlos Vives le cumplió la promesa a Martín Elías

  Una cosa es escribirlo y otra sentirlo, cuando la madrugada del primero de mayo en Valledupar, exactamente en el epicentro del fo...

El boom de lo bailable en la Cuba de los 90

El boom de lo bailable en la Cuba de los 90

  La profusión de nuevas agrupaciones de música bailable constituyó un verdadero “boom” desde la década de 1990 en Cuba, conv...

Julio Oñate Martínez, gran ciudadano bolivariano

Julio Oñate Martínez, gran ciudadano bolivariano

  Lo es por sus esfuerzos y aportes a la identidad cultural de Colombia, tanto en la rama comercial, como en la agrícola, la cultu...

Me hurtaron la Pollera Colorá y me la devolvieron de morada: Juan Madera

Me hurtaron la Pollera Colorá y me la devolvieron de morada: Juan Madera

Casi medio siglo le tocó esperar a Juancho para que le reconocieran la paternidad compartida de su hija mayor: La Pollera Colorá. Y ...

Anocheceres  musicales en la Plaza Alfonso López de Valledupar

Anocheceres musicales en la Plaza Alfonso López de Valledupar

Es un hecho. La plaza más representativa e importante de la capital del Cesar ha sido incluida en una programación cultural de larga ...

Lo más leído

La tenebrosa ruta de Alfinger

Pedro Castro Trespalacios | Historia

Una filosofía latinoamericana

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

La violencia empieza en casa

Maira Ropero | Bienestar

Infamias y eternidades: las dos historias de Borges

Gabriel Jiménez Emán | Literatura

Los suplementos literarios en Colombia

Antonio Acevedo Linares | Periodismo

El regalito

Alberto Muñoz Peñaloza | Música y folclor

Bosques y plantaciones forestales: realidades enfrentadas

Adolfo Cordero Rivera | Medio ambiente

Érase una vez Bruce Lee

Diego Niño | Cine

Carnaval, más que una temporada

Camilo Ochoa Montero | Opinión

Síguenos

facebook twitter youtube