Música y folclor

El Club Valledupar celebra el carnaval a lo grande

Redacción

13/02/2012 - 13:15

 

Club Valledupar y comparsasEl pasado sábado 11 de febrero, el Club Valledupar organizó en su recinto una fiesta de gran magnitud para celebrar el carnaval. Un escenario majestuoso sirvió para exponer el ritmo de sus protagonistas y las melodías de las orquestas invitadas.

Primero intervinieron las comparsas infantiles y sus coreografías estudiadas con esmero. Entre ellas destacamos la comparsa Afrocaribe que animó el ambiente con temas musicales populares y vestidos radiantes.

Luego, accedió al escenario la maravillosa comparsa “Batucada y samba” que impuso un auténtico sabor brasileño. El fuego manejado por los bailarines de capuera caldeó el ambiente y preparó la entrada de las bailarinas de samba, quienes deslumbraron al público con sus atuendos de colores y sus pasos llenos de alegría.

A continuación, se impuso el sabor colombiano con la comparsa “Así es Colombia” y el tema musical “La Piragua”. La cumbia fue escenificada con maestría y apoyada por una ola de aplausos.

Las “garrotas de mi tierra” pusieron en adelante otras músicas del país –como  la salsa– e integraron en su espectáculo elementos visuales, juegos de luces y vestidos llamativos que alegraron la vista de los espectadores.

El fervor carnavalesco y la alegría colectiva se acentuaron con la llegada de la comparsa de casados –la última comparsa– y  su capitana Liliana Daza de Arredondo. La actuación recibió una gran aclamación y, poco después, subieron a la escena las capitanas de las demás comparsas y una gran parte del público joven.

El espectáculo terminó con la actuación en vivo de varias agrupaciones de larga experiencia. Entre ellas, “Los mismos” se encargaron de animar al público con merengue y música popular (reggaetón y otros temas variados), mientras que “Los Corraleros de Majagual” –un grupo con 50 años de historia, pero tan fresco y vibrante que en sus primeros días– expuso el sabor del Popurrí y emocionó al público entero.

Así pues, el Club Valledupar vivió una noche de ensueño, llena de colores y de alegría, que supo reunir a todas las generaciones y todos los ritmos caribeños.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

La magia de los años 80

La magia de los años 80

La música disco envejecía aceleradamente mientras el pop desplegaba las alas para empezar a volar. Eran los albores de los 80, una ...

Comienza Abril, el mes del Festival de la Leyenda Vallenata

Comienza Abril, el mes del Festival de la Leyenda Vallenata

Comienza abril, el mes del Festival de la Leyenda Vallenata y de inmediato aparece el recuerdo de las inolvidables palabras de Consuelo...

El romanticismo en la canción vallenata

El romanticismo en la canción vallenata

Las primeras andanzas de Gustavo Gutiérrez Cabello por el cancionero vallenato en los años de 1960 tienen como referencias las compos...

Sueños y travesías de una aprendiz del acordeón

Sueños y travesías de una aprendiz del acordeón

Aquella fue una de esas mañanas distintas, en las que sol se apresura a salir con un brillo tan intenso que le imprime a la naturale...

Jorge Oñate recibió el trofeo que le faltaba

Jorge Oñate recibió el trofeo que le faltaba

La noche de la llegada de Jorge Oñate a su casa en La Paz (Cesar) no fue una noche cualquiera porque el pedestal de trofeos se complet...

Lo más leído

La tenebrosa ruta de Alfinger

Pedro Castro Trespalacios | Historia

Una filosofía latinoamericana

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

La violencia empieza en casa

Maira Ropero | Bienestar

Los asaltos del Carnaval Popular de Barranquilla

José Bejarano Pérez | Música y folclor

El regalito

Alberto Muñoz Peñaloza | Música y folclor

Bosques y plantaciones forestales: realidades enfrentadas

Adolfo Cordero Rivera | Medio ambiente

La estancia de Altos del Rosario, Bolívar

Álvaro Rojano Osorio | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube