Música y folclor

Resplandores de un festival de música vallenata en guitarra

Redacción

06/08/2012 - 11:10

 

Integrante del trío Oro BlancoEl vallenato sonó este fin de semana en el barrio Primero de Mayo de Valledupar, pero de manera distinta. Durante tres días, la guitarra se transformó en su alma y le devolvió una dimensión poética y sentimental.

El décimo noveno festival de música vallenata en guitarra fue el motivo de este hermoso espectáculo que atrajo agrupaciones de todo el departamento en busca de una experiencia musical animada y gratificante.

Aunque la lluvia pudo retrasar algunos de los concursos, la programación siguió su imperturbable camino y el domingo 5 de agosto fue el día de mayor intensidad con una final reñida entre los tríos de guitarra y un concurso de piquería.

Al pie de la tarima Juan R. Leyva, un ambiente de fiesta se adueñaba de los presentes quienes disfrutaban con mucho gusto de las melodías locales. Sin embargo, en lo alto del escenario, ese calor se convertía en otro elemento de presión.

Antes de entrar en acción, los concursantes se saludaban y manifestaban caras de extrema concentración. El santiamén que repetían en incontables ocasiones era otra clara indicación de ese nerviosismo latente.

El trío Ébano de Santa Marta fue el primero en alegrar el público con su precisión y armonía. Su interpretación del tema “El pechiche” arrancó de entrada los aplausos de un público exigente y expectante.

Luego, siguió el Trío Oro blanco de Codazzi con la canción “El Payaso” y una improvisación osada y deslumbrante en la cual el guitarrista principal usó el palo del micrófono para elaborar una melodía en su instrumento.

El Trío del Valle, el Valletrío y el trío Diamante cerraron esta muestra con una demostración de elegancia y de naturalidad inigualables. El público acompañó cada melodía con cantos encendidos, palmas y bailes espontáneos mientras la lluvia volvía a caer con suavidad.

Tras un leve descanso, el espectáculo musical se animó de nuevo con el concurso de piqueria en el que participaron José Felipe Guerra, Naguib Aguancha, José Felix Ariza y Santander Bornacelli.

El duelo entre José Félix Ariza y Santander Bornacelli ofreció momentos de gran creatividad e intensidad que el público supo reconocer y celebrar. Fue quizás el momento más alegre de una noche única y emocionante, que cerró el grupo Perrenque con temas de su último trabajo (Por buen camino).

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

J. M. Santos: “Qué bellos versos los del maestro Gustavo Gutiérrez”

J. M. Santos: “Qué bellos versos los del maestro Gustavo Gutiérrez”

De todos los momentos que marcan el inicio del Festival, el discurso del presidente siempre es uno de los que más interés genera. No ...

Rosa Elvira, la nueva nieta de Diomedes Díaz

Rosa Elvira, la nueva nieta de Diomedes Díaz

Cuando Diomedes Díaz Maestre contaba con 17 años se dio a la tarea, no de componer, sino de escudriñar en su mente para encontrarl...

Rosana le cumplió a Heriberto el sueño musical

Rosana le cumplió a Heriberto el sueño musical

La tristeza se pintaba en sus ojos y, a veces, se le notaba un tinte de alegría. Todo porque vino a Valledupar a cumplir una misión d...

Calle 13 o la crítica violenta de un sistema violento

Calle 13 o la crítica violenta de un sistema violento

“Sé que mis rimas a veces causan disgustos/ cuando mis neuronas corren, yo hasta mismo me asusto/ Mis respuestas pueden ser tan agre...

‘Así suena Cesar’, una plataforma hecha por y para músicos cesarenses

‘Así suena Cesar’, una plataforma hecha por y para músicos cesarenses

  A partir del año 2016, el Ministerio de Cultura y la Cooperativa Cultural ‘Artecoop’ trabajan conjuntamente en el desarrollo...

Lo más leído

Santander y su historia

Antonio Acevedo Linares | Historia

Tankas, versos de sexo subliminal

Elena Puchalt Ruiz | Literatura

Los suplementos literarios en Colombia

Antonio Acevedo Linares | Periodismo

Infamias y eternidades: las dos historias de Borges

Gabriel Jiménez Emán | Literatura

El vallenato no es cualquier cosa: es asunto de amor

Edgardo Mendoza | Música y folclor

La Guillermina y el travestismo en el Son de Negro

Álvaro Rojano Osorio | Música y folclor

No hay orden

Andy Romero Calderon | Opinión

La sinfonía de Margladys

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

Garrido, el verdadero apellido de García Márquez

Eddie José Dániels García | Literatura

Síguenos

facebook twitter youtube