Música y folclor

La canción vallenata que recuerda el mural “Valledupar, tierra de dioses”

Redacción

01/05/2018 - 06:30

 

El compositor Elbert Araujo frente al Concejo municipal de Valledupar / Foto: PanoramaCultural.com.co

 

En la tarima Alfonso López suena la canción “El mural de Piedrahita”, una canción grabada en aire de merengue que refresca la cálida mañana. Ya son las 9.30am pasadas y, mientras los músicos la interpretan con el corazón puesta en ella, el compositor y abogado Elbert Araujo Daza marca el ritmo con unos leves pasos en el suelo. Luego, cuando la letra señala el mural, él levanta las manos en dirección de la fachada del edificio del Concejo municipal, al otro lado de la plaza, como si esto fuera parte de una coreografía.

La melodía es armoniosa y contagiosa, perfecta incluso para amanecer bailando, pero en la plaza Alfonso López pocos son los que saben que la canción que ahora se escucha en el Concurso de Canción inédita narra la historia de una tragedia: la destrucción del mural de Germán Piedrahita, “Valledupar tierra de dioses”.

Apenas termina su presentación, nos encontramos con el autor. Orgulloso de lo realizado, convencido de que la canción ha sido interpretada de manera idónea, y tras recibir los elogios de quienes estuvieron escuchando la letra, Elbert responde a nuestras preguntas.

Felicidades por esa presentación.

Gracias. Estamos acá dando la batalla con estos temas que mucha gente no conoce. Por las redes uno se entera de lo que hace el mundo, de lo que hacen otros. Con esta canción yo hago una transmisión de lo que la gente está diciendo. Armé la canción para que haya polémica también, y colaborarle a estos cultores que están haciendo una protesta.

¿Cómo nace la canción?

Pensé que era un tema propicio para el festival porque siempre está bien que se presenten canciones con problemáticas sociales de Valledupar. Cogí cada una de las polémicas y las compendié en la letra. Me refiero al Maestro (Germán Piedrahita) en el más allá que reflexiona y dice: “Hombe´, yo que hice tantos esfuerzos por pintar unos dioses y un diablillo me dañó la historia”.

¿El gran tema de la canción es la Memoria?       

Exacto. La memoria plasmada en ese mural era la representación misma de la Leyenda Vallenata, eso era un mural histórico para Valledupar. La crítica nace a raíz de eso. El diablo estaba ahí porque también aparece en la leyenda de Francisco el Hombre. El diablo no tiene nada de bueno o malo, simplemente tenía que estar ahí.

¿Cómo vivió esos días en que artistas y ciudadanos protestaron por la desaparición de ese mural?   

Yo no estaba en la ciudad, pero los apoyé. Me pareció fenomenal que defendieran los asuntos de acá. Aquí casi la gente no protesta, todo lo dejan pasar. Entonces, estos escenarios sirven para hacer crítica de este tipo.

La canción está grabada en ritmo de merengue. Es jocosa y hasta alegre, y sin embargo, habla de una tragedia…

En un principio yo lo quise hacer en Son, pero el Son es un lamento y estos temas de protesta se acostumbran a hacer en Merengue. Trasmite alegría.

¿Usted conoció a Germán Piedrahita?    

Claro que sí. Lo recuerdo como el primer día. Todos los días lo veía pasando en su bicicleta cuando yo trabajaba en la Cámara de Comercio.  

A pesar de que se haya hablado del mural, se seguirá hablando de Germán Piedrahita…

Sí. Para toda la historia de Valledupar es un ícono. Es un profesor que luchó, y de eso se acordará la historia. Y la canción la vamos a tener de recuerdo…

 

PanoramaCultural.com.co  

1 Comentarios


Aurora Montes 02-05-2018 08:23 PM

Qué bien que tomemos posición ante lo que no está bien, ya está bueno de tanto conformismo. Eso no le gusta a la administración que está acostumbrada a los borregos, pero en Valledupar hay librepensadores.

Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Placeres tengo, un viaje al corazón del canto Vallenato

Placeres tengo, un viaje al corazón del canto Vallenato

El pasado seis de diciembre, durante el ‘Foro de la salvaguardia de la composición vallenata’, realizado en el marco del Festiva...

Eliana: “Tengo una guitarra en el corazón y quiero compartirla con ustedes”

Eliana: “Tengo una guitarra en el corazón y quiero compartirla con ustedes”

“Dile al corazón que se enamore, o de lo contrario se entristece”. Palabras que hablan de amor, de vivir cada instante como si fue...

Simón Olano: “Quiero ser único”

Simón Olano: “Quiero ser único”

Era una noche cálida en Cartagena. Los luceros y la luna estaban presentes, pero la plaza de Bolívar opacó su resplandor por un inst...

Fania All Stars: un impulsor universal de la Salsa

Fania All Stars: un impulsor universal de la Salsa

  En 1967, de la mano del empresario Italoamericano Jerry Macusi y el flautista dominicano, quien también sería el conductor de l...

Los concursos de acordeones, un espectáculo popular

Los concursos de acordeones, un espectáculo popular

En la plaza Alfonso López, desde las diez de la mañana del viernes 27 de abril, los profesionales se suceden para interpretar 2 aires...

Lo más leído

La guacharaca: un ave representativa del Valle

José Luis Hernández | Medio ambiente

Las capillas doctrineras: huellas de los tiempos coloniales

Paula Andrea Grisales Naranjo | Patrimonio

Una corta charla con Raúl Gómez Jattin

Wladimir Pino Sanjur  | Literatura

Balzac, la voz de una quimérica idea

Francisco Arias Solís | Literatura

Alicias adoradas y olvidadas

Henry Vergara Sagbini | Opinión

Los trofeos del profesor Armenta

Álvaro Yaguna Nuñez | Opinión

Una raíz y dos piedras

Giancarlo Calderón Morón | Artes plásticas

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados