Música y folclor

‘La confianza’, un canto de independencia

María Ruth Mosquera

20/07/2018 - 06:27

 

‘La confianza’, un canto de independencia

“Dice la malpensada de mi experiencia: No te creas ese cuento que eso no va. Se están aprovechando de tu inocencia”. Y es que sabe la experiencia que ha sido difícil, que Colombia ha estado por muchos años sumergida en un imaginario de profundidades fangosas donde se le enseñó a la gente a desconfiar, a ‘no dar papaya’. No obstante, sabe también la experiencia que aquel abismo es invivible y que la única forma de salir de él es mudando el imaginario, dando cabida a un nuevo sentir y un nuevo actuar, cimentados en la confianza, en la fe, en la decisión de avanzar hacia un Nosotros que logre conjurar la vocecilla que a menudo susurra al oído que ese es “un cuento muy bonito pa’ ser verdad”. Sabe la experiencia que “seguir como estamos ya es lo peor que nos puede pasar”.

Es aquí donde aparece como único camino acudir a la independencia; libertarse de la desconfianza y la indiferencia, tener la voluntad, el coraje y la decisión de abrirse a un nuevo imaginario en el que sea posible cambiar la ‘ley de la papaya’ por la cultura de la confianza y avanzar juntos para tejer un nosotros, donde los unos a otros puedan mirarse a los ojos y plantearse el desafío: “Intentemos lo imposible y logremos que este sueño sea en verdad inmarcesible”.

‘La confianza’ es el nombre de una canción escrita por el cantautor cesarense Andrés Mendiola, el rapero cucuteño Ahiman; interpretada por ellos con el premio Grammy llanero Cholo Valderrama; la también premio Grammy de Aterciopelados, Andrea Echeverry, producida por Carlos Huertas, y que hace parte una apuesta que durante más de un año se ha venido tejiendo con los hilos diversos de todas las regiones de Colombia en la tarea de construir una nueva narrativa que logre inspirar y mover a los indiferentes en pro de la transformación de la guerra a la paz. Se trata de un proceso de construcción conjunta entre diversos actores de los 32 departamentos del país, la Oficina del Alto Comisionado para la Paz – OACP y la cooperación internacional.

“Hacer esta canción fue un reto muy bonito, Hay unas cosas que fluyen más en la vida que otras y en esta canción todo fue perfecto o yo estoy en una época en la que permito que las cosas fluyan más, no me detengo tanto, entonces fue naturalmente fluido y bello todo el proceso”, dice Andrés Mendiola y añade que “fue muy gratificante encontrar, sin ser –creo- cursi, el sentido de la palabra confianza; tú sabes que no es una palabra tan fácil de digerir ni de aceptar. Fue un proceso muy lindo”.

Cuenta el cantautor que para la grabación convocaron a varios artistas nacionales. “El cholo Valderrama estuvo en nuestros planes desde el principio y buscamos la manera de contactarlo. Así como es de grande es de sencillo; se trasladó ocho horas hasta Villavicencio y nosotros fuimos allá, lo conocimos, grabamos. Es un personaje divino; a mí me impacto mucho su carácter, su buena onda, su grandeza y su humildad. Tuvimos una tarde muy chévere con el maestro y me parece que le dio el color preciso a ese lado de Colombia que queríamos poner ahí en La Confianza”.

De igual forma se expresa sobre Andrea Echeverry, “que es tan nuestra, tan nacional, tan andina, y nos faltaba esa representación andina, también fue súper fluido y fue maravilloso conocerla. De verdad que los personajes que nos acompañaron son inmejorablemente especiales, no pudo haber sido mejor; le dieron el contenido que queríamos a la canción” y menciona a Johana Reyna “una niña de sangre costeña pero bogotana, que canta muy bien”, y mi compadre Ahiman, haciendo su parte de rap como siempre ahí con su buena onda”.

Todo lo produjo Carlos Huertas, al que le exalta la genialidad para lograr incluir tantos géneros en una canción de cuatro minutos, sin que suene a himno. “A mí me tiene muy contento porque metimos rap, reguetón, vallenato, cumbia, papayera, chirimía, joropo, casi todos los ritmos populares nuestros. Y ahora tenemos una expectativa interesante porque vamos a lanzar la canción con 280 artistas en escena, son 280 músicos catando nuestro coro, pero la expectativa mayor es la confianza, sembrar un grano de confianza, cambiar la desconfianza por un poquito de música, por un poquito de ese lado lindo que tenemos por acá, por estas cordilleras de la fe”, concluye Mendiola.

La emoción es un sentimiento generalizado en quienes participaron en esta canción. para Carlos Huertas “trabajar en un tema de estos que es tan sensible en estos momentos para este país, un tema que habla de la paz, la reconciliación, de volver a ser inocentes en el buen sentido de la palabra, creo que es algo trascendental para el arte y para la música en Colombia. Creo que hacer un tema conde participan estos artistas, además con ese mensaje, para mí fue supremamente emotivo saber que me habían llamado a pertenecer a ese proyecto cuando hay tantos productores y gente talentosa en ese país y que yo hubiese sido el escogido es realmente emocionante; mas por lo que significa la canción, por el momento histórico en el que nos encontramos en este país, con respecto a la política y a la polarización y a tantas cosas que están sucediendo”.

Y es ese el propósito de esta canción: “Transmitir un nuevo sentir nacional, que nos contagiemos de él; un sentir que viene desde las regiones como mensaje de volver a confiar, dejar a un lado la ley de la papaya para que estemos en la cultura de la confianza”, dice María Prada, coordinadora de pedagogía y capacidades para a paz, de la OACP, haciendo énfasis en que el mensaje es confiar, “pero también unos ritmos que vienen de las regiones, entonces yo creo que la intención es poder ponernos a sentir esa nueva emoción, contagiarnos con esa nueva emoción, difundirla para que poco a poco volvamos a confiar. Se hace a través de una canción porque Colombia es ritmo, es música, cultura, entonces creemos que es una buena estrategia para llegar a las oficinas, las reuniones familiares, a las rumbas, las celebraciones; queremos que sea nuestra nueva ‘Colombia tierra querida’ que sea el himno para recordarnos y tener la confianza como cultura”.

Detalles del lanzamiento

El lanzamiento de La Confianza se hará en el marco del concierto ‘Colombia un país de regiones’, que tiene preparado el Ministerio de Cultura para celebrar el 20 de julio, en una oda a la interculturalidad que se expresará a través del talento de un selecto grupo de artistas que conducirán un viaje fascinante “por las tradiciones dancísticas y expresiones musicales, poniendo en escena instrumentos que van desde la organología tradicional de las regiones hasta los nuevos formatos y ensambles de fusión los cuales incorporan sonidos con aplicación de la tecnología”, ha dicho el Mincultura, que ofrece esta fiesta como reconocimiento y celebración de la diversidad artística y la riqueza cultural en un mismo escenario, donde se exalta la integración de la música, la danza, el teatro y el circo.

El Ministerio ha destacado la inclusión de ‘La Confianza’ en esta celebración de la independencia, describiéndola como “una inspiración artística, producto del trabajo entre artistas, docentes y pedagogos de los 32 departamentos del país, se ve reflejado en una canción que hace honor a la vida, al respeto por ella, un signo de unidad para confiar en nuestra capacidad de transformar el presente para vivir un futuro mejor, un futuro de todos y para todos, en convivencia y reconciliación”. Y añade que esta canción será interpretada por todos los asistentes a esta celebración del 20 de julio. “De esta forma, la comunidad, en alianza con la Oficina del Alto Comisionado para la Paz y el apoyo de la cooperación internacional, le apostó a contar una nueva historia para que los colombianos volvamos a confiar. El respaldo permanente de Suecia, Estados Unidos, Reino Unido, Canadá y la Organización Internacional para las migraciones (OIM) fue fundamental para la realización de este proceso que será lanzado en esta celebración patria”.

Este concierto, que tendrá lugar en las antiguas bodegas de la Industria de Licores del Valle, un hito arquitectónico y patrimonial de los caleños y vallecaucanos, transmitido en directo, a partir de la una de la tarde, a través de Señal Colombia, Canal Institucional, Telemedellín, Canal TRO, RCN Internacional y, en diferido, por otros canales regionales como Telepacífico. También en la página web del Ministerio de Cultura y sus redes sociales, así como por las redes de Red Territorios Paz.

 

Mariaruth Mosquera

@Sherowiya

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Los ganadores del Festival Vallenato recibieron sus premios

Los ganadores del Festival Vallenato recibieron sus premios

En un concurrido acto realizado en el Parque de la Leyenda Vallenata, la Fundación del Festival hizo entrega de los premios a los gana...

La garra vallenata

La garra vallenata

En algunos sitios de la costa se rumora sin poder probarlo que la canción “Mi pueblo natal” grabada por los Hermanos Zuleta en 2...

Una vida desde la ‘colita’ al acordeón

Una vida desde la ‘colita’ al acordeón

A Ángel Rodríguez Iglesias la música lo ha llevado de un lugar a otro y de un instrumento a otro. Desde muy joven, en su natal Man...

Alejo Durán y su pedazo de acordeón siguen reinando en abril

Alejo Durán y su pedazo de acordeón siguen reinando en abril

  Ha pasado ya medio siglo desde aquel abril en que Alejandro Durán Díaz llegó a Valledupar a concursar en el Festival de la Ley...

La canción para Beto Rada, el papá guerrero

La canción para Beto Rada, el papá guerrero

El recorrido de los años en la vida del Rey Vallenato Alberto Constantino Rada Ospino, le van pasando a lista, minando sus fuerzas y d...

Lo más leído

Una breve historia del desnudo artístico

José Luis Hernández | Artes plásticas

Teatro para todos

Alberto Muñoz Peñaloza | Artes escénicas

López Michelsen: un cachaco con corazón costeño

Fabio Fernando Meza | Ocio y sociedad

El insólito duelo del pintor Édouard Manet

Javier García Blanco | Artes plásticas

La luz de Leo Matiz

Natalia Fernández | Fotografía

Síguenos

facebook twitter youtube