Música y folclor

Las mujeres en tarima

Jorge Nain Ruiz

15/02/2019 - 03:55

 

Las mujeres en tarima
La agrupación Las samarias en el Primer Festival de la Leyenda Vallenata

Para nadie es un secreto que las mujeres han tenido un papel menos preponderante que los hombres en la música vallenata, pero desde la década del 60 ellas vienen abriéndose camino con Rita Fernández y Cecilia Meza en aquella agrupación que se llamó ‘Las Universitarias’.

Luego vendrían vocalistas como Ludys De la Ossa, Yolandita y Estela Durán Escalona; acordeoneras como Graciela ‘Chela’ Ceballos, Madeleine Bolaño y Maribel Cortina, quien al lado de la gran Patricia Teherán tal vez fueron las féminas que tomaron la iniciativa de compartir una tarima con reconocidos músicos vallenatos.

No olvidemos que la mayoría de los cantantes y acordeoneros vallenatos en sus comienzos cuando subían a las tarimas eran poco expresivos, y casi que se limitaban a interpretar sus instrumentos o cantar, e inclusive, había músicos que se mantenían casi estáticos frente al micrófono.

Las coreografías fueron adoptadas de otros géneros, especialmente de las orquestas tropicales, y tal vez fueron Los Corraleros de Majagual los pioneros, de allí nacen músicos con mayor movilidad y expresión corporal en las tarimas como Alfredo Gutiérrez, Calixto Ochoa y Aníbal Velásquez.

En tiempos modernos del género vallenato, y hablando ya de cantantes, Diomedes Díaz fue el abanderado del histrionismo en su mayor esplendor, eso le abrió el éxito y lo alejó de los demás, lo cual ha sido canalizado y mejorado por artistas como Carlos Vives y Silvestre Dangond, entre otros.

Recientemente, hemos visto en su mayor esplendor y auge a las mujeres en la música vallenata, tanto en el canto como en el acordeón. Ahora, ellas compiten sin limitaciones con los hombres en una tarima, y como es lógico, para ello no sólo se requiere tener una buena voz o interpretar bien el acordeón.

El público espera en una presentación en vivo que los artistas, independientemente de si es hombre o mujer, no solo cante o toque, sino que presente algún show, que haya un valor agregado a la letra y música de la canción que escuchamos, por eso pagamos para ver a nuestros artistas en vivo.

El machismo desmedido que aún impera en nuestro medio se manifiesta en críticas insensatas, como escandalizarse porque una hermosa mujer que tiene una maravillosa voz quiera mostrar sus dotes de sensualidad y buena bailadora en sus presentaciones en vivo.

Es inconcebible que en estos tiempos armemos un escándalo porque la exitosa cantante Ana Del Castillo, en una de sus presentaciones en vivo realizada en la caseta ‘Los Tamarindos’ de Valledupar haya bailado en tarima al ritmo de champeta la canción Rica y Apretadita.

Sin duda, la inmoralidad es relativa, lo mínimo que debemos aceptar es que las mujeres en tarima tienen todo el derecho de manifestar sus dotes histriónicos y sensuales sin que se les pretenda discriminar y tildar de vulgares.

Colofón: En el arte y en la música vallenata la doble moral también pulula en Colombia.

 

Jorge Nain Ruiz

@JorgeNainRuiz

Sobre el autor

Jorge Nain Ruiz

Jorge Nain Ruiz

Vallenateando

Jorge Nain Ruíz. Abogado. Especializado en derecho Administrativo, enamorado del folclor Vallenato, cantautor del mismo. Esta columna busca acercarnos a una visión didáctica sobre la cultura, el folclore y especialmente la música vallenata. Ponemos un granito de arena para que la música más hermosa del mundo pueda ser analizada, estudiada y comprendida.

@jorgenainruiz

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Angélica Cabrera, la más bonita y mejor bailadora del 2015

Angélica Cabrera, la más bonita y mejor bailadora del 2015

¿Qué sería de la danza sin la figura femenina? ¿Qué sería de la danza sin su alegría y sensualidad? Desde hace varios años, ...

El concepto de dinastía en la música vallenata

El concepto de dinastía en la música vallenata

Con el homenaje a Los López, el Festival de la Leyenda Vallenata rindió tributo por primera vez a una familia entera de músicos de...

El Porro colombiano

El Porro colombiano

Muchas expresiones musicales de los pueblos caribeños se inspiran en la filosofía profunda de la gente sencilla, afable al calor de...

Jorge Oñate, gran homenajeado del Festival de Acordeones de Barrancabermeja 2018

Jorge Oñate, gran homenajeado del Festival de Acordeones de Barrancabermeja 2018

La Fundación Festival Vallenato del Magdalena Medio indicó que el 33° Festival de Acordeones del Rio Grande de la Magdalena, que se ...

Sergio Moya Molina, el compositor que yo conozco

Sergio Moya Molina, el compositor que yo conozco

  “Los burros se juntan pa’ rascase” es un refrán popular que cae como anillo al dedo para explicar lo que pasaba en el Colegi...

Lo más leído

La tenebrosa ruta de Alfinger

Pedro Castro Trespalacios | Historia

Una filosofía latinoamericana

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

La violencia empieza en casa

Maira Ropero | Bienestar

Los asaltos del Carnaval Popular de Barranquilla

José Bejarano Pérez | Música y folclor

Infamias y eternidades: las dos historias de Borges

Gabriel Jiménez Emán | Literatura

El regalito

Alberto Muñoz Peñaloza | Música y folclor

Bosques y plantaciones forestales: realidades enfrentadas

Adolfo Cordero Rivera | Medio ambiente

La estancia de Altos del Rosario, Bolívar

Álvaro Rojano Osorio | Música y folclor

Érase una vez Bruce Lee

Diego Niño | Cine

Síguenos

facebook twitter youtube