Música y folclor

EL cantante y El Cantante

Alberto Muñoz Peñaloza

03/09/2019 - 05:50

 

EL cantante y El Cantante

 

La historia nos recuerda que antaño los Juglares Vallenato tocaban, cantaban sus canciones y las de otros. Iban de pueblo en pueblo, pregonando a quienes escuchaban mensajes de amor, de pena y recados que melcochaban la comunicación, como fiel manera de avisar, decir y/o advertir.

En la década de los cincuenta, Luis Enrique Martínez, Alejandro Durán, Abel Antonio Villa, Andrés Landeros, Aníbal Velásquez y otros, mecían sus cantos al vaivén del progreso. Salvo escarceos, como la presencia musical de Guillermo Bruitrago quien cantó éxitos, entre 1943 y 1949. De él dijo García Márquez que fue "El primero que puso la música vallenata en el comercio, dando a conocer a muchos compositores, que hoy gozan de mucho renombre." Pedro García Díaz, Alberto Fernández, el pollo ronco Dagoberto López, constituyen excepciones gloriosas en el registro del canto como preludio de lo que vendría después. En 1965, irrumpieron Los Playoneros del Cesar, con cantantes como Rafael Wicho Sánchez, Miguel Yanet, Isaac Tijito Carrillo y otros. Tres años después, Jorge Oñate graba “Campesina Vallenata” y cinco temas más, en un álbum de doce canciones del Dr. Alonso Fernández Oñate, con el comandante Emilio Oviedo. Al año siguiente, Poncho Zuleta grabó seis con Nicolás Elías, de ahí en adelante, hasta nuestros días.

Mientras tanto, la salsa como nuevo concepto musical se acercaba al punto de efervescencia: música latina interpretada en Nueva York desde 1960, liderada por músicos como Ray Barretto y Eddie Palmieri, influidos por ritmos cubanos importados como la pachanga y el chachachá. En 1969, Juan Formell introdujo el bajo eléctrico en los conjuntos soneros. El cuatro puertorriqueño fue introducido por Yomo Toro en la orquesta de Willie Colón en 1971 y el piano eléctrico en los años 1970 por Larry Harlow.

La compañía Fania Records, fundada en marzo de 1964 por el abogado y empresario Jerry Masucci y el flautista dominicano, Johnny Pacheco, comenzó con Larry Harlow y la producción El Malo de Willie Colón y Héctor Lavoe en 1967, le dio el impulso mayor al grabar y distribuir los discos de la mayoría de las estrellas salseras de los años 1970, como Fania All Stars, orquesta que reunió músicos y cantantes de salsa como: Ray Barretto, Willie Colón, Johnny Pacheco, Rubén Blades, Héctor Lavoe, Ismael MirandaCheo FelicianoBobby Cruz, y artistas invitados como Tito PuenteCelia Cruz, y Eddie Palmieri.

El cantante

En el segundo semestre de 1974, los hermanos Poncho y Emilianito Zuleta presentaron su álbum Rio Seco, cuyo introito en el lado A lo fue la canción “El cantante”, de la autoría de Daniel Celedón Orsini, compositor y cantante villanuevero, de reconocidos ‘kilates’ en el Vallenato:

Cualquiera que me ve se imagina que toda mi vida la pasó contento, y mi vieja que me ve enseguida la noto sonriendo, y la pobre que no está sabida que su hijo anda muerto; ay voy cantando esa es mi profesión, aunque sufra yo no lo demuestro, mil gracias me han dado por haber calmado penas con canciones, donde yo he cantado mi voz ha llevado mensajes de amor, hasta el fin yo me he esperado y mi Dios me’ apaciguado mis temores, ay amigos yo he llorado y ustedes han ignorado mis dolores.

Versos certeros en los cuales recogió la carga pesadísima de cantar, pese a los temores, dolores y el mismísimo miedo, superándose así mismo en el propósito de promover, preservar, promocionar y divulgar la música vallenata tradicional, en crecimiento desde entonces.

“Hay personas que no son cantantes pero agonizantes como yo han vivido, hasta ellas quiero hacer llegar mis versos de alivio, más pierde uno si muere su madre que es lo más querido;  ay me resigno oyendo un acordeón, que me toquen un paseo sentido; tal vez con el tiempo no se le oiga el eco a mi voz lastimera, solo mi lamento se escuche latiendo en la inmensidad, soy el cantante que ha muerto que lo han matado por dentro sus mil penas, ahí amigos los recuerdo parrandeando muy contento en Villanueva”.

A la estructura sentimental de la canción se unió la interpretación magistral de Emiliano, con notas que desnudaron la nostalgia reinante, al tiempo que Poncho, la cantó con el candor que brilla en los versos y la melodía, de Daniel Celedón. Honor a tan bonito paseo y a todos los cantantes del Vallenato y del mundo.

Cuatro años más tarde sonó El Cantante, primer sencillo de larga duración. Inspiración de Rubén Blades, producido por Willie Colón, presentado al mercado en 1978 con éxito rutilante, reinventándose el tránsito artístico de Héctor Lavoe y haciéndolo merecedor del apelativo “El Cantante de los cantantes”.

Es considerado como el tema insignia de Lavoe, ​catalogado por la mayoría como canción emblemática de la salsa y una de las más representativas de la historia. Llegó en aquel período de descenso de Lavoe, en cuanto a su popularidad, por el desorden con drogas, la depresión y su estancia en la cárcel, con afectación severa en su vida artística y privada, presagiándose el final de su carrera, pero Willie Colón y Masucci, gestionaron para ayudarlo a resurgir.

Cuando el cantante panameño Rubén Blades, grababa con Willie Colón, su álbum Siembra, recién terminaba de componer “El cantante” con el propósito de llevarlo al disco él mismo. Willie, con la ayuda de su novia entonces, Paula Campbell, lo persuadió de entregarle el tema a Lavoe, quien había sido hallado dentro de un vehículo con una sobredosis, y así lo hizo, en gesto generoso que la historia le reconoce con creces. Sobre eso, Blades dijo alguna vez: No sólo generoso, más allá de ser generoso, es ser realista. Yo me senté y dije: esto que le está pasando (al personaje de la canción) no me está pasando a mí en realidad, le está pasando es a él (Héctor Lavoe), entonces él va a darle a la canción un tono y un giro mucho más genuino que lo que yo puedo hacer. Así que fue más bien, más que generosidad, fue aceptar la realidad, que éste, él está atravesando este problema. (Rubén Blades. Entrevista - Rubén Blades - 1 (Cuarto Poder). Perú. Escena en minuto 5:21. Consultado el 2 de agosto de 2012. Luego admitiría estar feliz de que «El Cantante» se convirtiera en uno de los más exitosos temas de Héctor, reconociendo que «nadie puede cantar el tema mejor que él» (Blades, 2012).

Yo soy el cantante que hoy han venido a escuchar, lo mejor del repertorio a ustedes voy a brindar, y canto a la vida de risas y penas de momentos malos y de cosas buenas, vinieron a divertirse y pagaron en la puerta, no hay tiempo para tristezas vamos cantante comienza. Me paran siempre en la calle mucha gente que comenta, oye Héctor ajam tú estás hecho siempre con hembras y en fiestas, si nadie pregunta si sufro si lloro si tengo una pena que hiere muy hondo, yo soy el cantante porque lo mío es cantar, y el público paga ara poderme escuchar. Yo soy el cantante muy popular donde quiera, pero cuando el show se acaba soy otro humano cualquiera, y sigo mi vida con risas y penas, con ratos amargos y con cosas buenas, yo soy el cantante y mi negocio es cantar, y a los que me siguen mi canción voy a brindar…”.

Willie Colón, como siempre, se fajó con unos arreglos de calídad inigualable, con diálogos trombonísticos, secuencias satisfacientes de trompetas, sonidos percusivos, y la magia de encuentros y desencuentros instrumentales, al ritmo del canto y los pregones de Lavoe.

Al unísono, el verso parrandero de Poncho Zuleta: “cantar bien o cantar mal, en el canto es diferente, y para cantar con la gente, cantar bien o no cantar”.

 

Alberto Muñoz Peñaloza

Sobre el autor

Alberto Muñoz Peñaloza

Alberto Muñoz Peñaloza

Cosas del Valle

Alberto Muñoz Peñaloza (Valledupar). Es periodista y abogado. Desempeñó el cargo de director de la Casa de la Cultura de Valledupar y su columna “Cosas del Valle” nos abre una ventana sobre todas esas anécdotas que hacen de Valledupar una ciudad única.

@albertomunozpen

1 Comentarios


Alvaro Calderón 03-09-2019 03:26 PM

Beto,fuerte abrazo, sólo un apunte al margen ...el verso parrandero de Poncho o mejor el verso que canta Poncho en parranda para que no quede entre la gente que es de su autoría ....¨¨Al unísono, el verso parrandero de Poncho Zuleta: “cantar bien o cantar mal, en el canto es diferente, y para cantar con la gente, cantar bien o no cantar”... es de autor puertorriqueño...Yo mismo lo canto en Karaoke , te lo comparto....https://www.facebook.com/alvaroagustin.calderoncalderon/videos/vb.100000669890293/1578118292220485/?type=3.... Tarea (:Como dice Alberto Linero, en su minutos madrugadores de la Tv) ¿Cual es el autor?

Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Nohelia Mejía Guerra: La Comae Pipi y un carnaval de amor

Nohelia Mejía Guerra: La Comae Pipi y un carnaval de amor

  Cuando se tiene el honor de hablar con una mujer como Nohelia Mejía se emprende un viaje a un universo de alegría, sabiduría, ...

El gran Martín Elías, la adoración de Diomedes Díaz

El gran Martín Elías, la adoración de Diomedes Díaz

  Ya regresa nuevamente el 26 día bonito que me llena de entusiasmo ese fue el día que a mí a este mundo me mandaron. Así co...

Inicia en Valledupar un programa de capacitación de Mincultura para músicos

Inicia en Valledupar un programa de capacitación de Mincultura para músicos

Tres días de capacitaciones gratuitas dirigidas a músicos y trabajadores de la industria musical en el Cesar ha programado el Minis...

Montería recibe a los Reyes Vallenatos

Montería recibe a los Reyes Vallenatos

Siempre afines a las cuestiones sociales, los Reyes Vallenatos no pierden una ocasión de participar en un evento que beneficie a la co...

El eterno Mensaje de Navidad que regaló Rosendo Romero

El eterno Mensaje de Navidad que regaló Rosendo Romero

  En 1980 nacía la canción ‘Mensaje de Navidad’ en Barranquilla, exactamente en una casa del barrio Los Alpes, donde, por el p...

Lo más leído

¿Existe una filosofía de las culturas prehispánicas?

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

Los colores de la bandera de Colombia

Alberto Cajal | Patrimonio

Remembranzas de un auténtico juglar: Calixto Ochoa

Alejandro Gutiérrez De Piñeres y Grimaldi | Música y folclor

Decadencia de un caudillo

Diógenes Armando Pino Ávila | Opinión

El arroz con leche: una tradición en Latinoamérica

Jennifer Maldonado | Gastronomía

Dioses made in Colombia

Leonardy Pérez Aguilar | Opinión

Las Pilanderas, entre lo paródico y el travestismo

Álvaro Rojano Osorio | Artes escénicas

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados