Música y folclor

Sergio Moya Molina, el compositor que yo conozco

Jorge Nain Ruiz

13/09/2019 - 06:00

 

Sergio Moya Molina, el compositor que yo conozco
El compositor Sergio Moya Molina

 

“Los burros se juntan pa’ rascase” es un refrán popular que cae como anillo al dedo para explicar lo que pasaba en el Colegio Nacional Loperena por allá entre los años 1978 y 1980, cuando conocí a niños que me hicieron afianzar más mi naciente amor por la música vallenata. A riesgo de tener que disculparme con los que no mencione, en ese combo estaban: Gonzalo Arturo ‘El Cocha’ Molina, Limedes y Juan de Dios Torres Barrera, Miguel Antonio López, Edigar Morillo López, Adrián Pablo Villamizar, Hernán Gómez Barrios, Wilber Mendoza Zuleta y Sergio Moya Fula, entre muchos otros.

Claro, en esas épocas estábamos motivados porque el rector del colegio era nada menos que el compositor, empedernido poeta y bohemio, Antonio Serrano Zúñiga, muy amigo de Sergio Moya Molina, a quien tuve el honor de conocer en el ambiente familiar de su hogar en el barrio Doce de Octubre, porque ‘Sergito’ su hijo, mi compañero de colegio y de parrandas juveniles me invitaba a su casa. Allí nos atendía la adorada Juanita Fula, quien luego fue conocida en el ámbito nacional como ‘La celosa’, por esa hermosa canción que Sergio le compuso y que, posteriormente, se difundió en la versión de Carlos Vives.

En el antejardín de la casa de Sergio Moya Molina conocí a todos los grandes de esa época dorada del vallenato; por allí desfilaban Jorge Oñate, Poncho Zuleta, Diomedes Díaz, Israel Romero, Rafael Orozco, Beto Zabaleta; todos en busca de una canción de Sergio, porque interprete vallenato que no le grabara al ‘Trio de Oro’ que conformaban Hernando Marín, Máximo Mobil y Sergio Moya Molina, corría el riesgo de no pegar.

Como la canción de Sergio que sin duda más se ha escuchado en el país es ‘La Celosa’, con sus más de 15 versiones en varios géneros musicales, mucha gente lo ha estigmatizado y hasta tiene una percepción equivocada de este gran compositor. Lo ven como un mujeriego, como machista y desconsiderado con su querida ‘Juanita’, lo cual no es cierto en lo absoluto; a Sergio, por el contrario, yo lo describo como un hombre muy apegado a su hogar, a su esposa y a sus hijos, eso se evidencia en sus casi 60 años de matrimonio. Otra cosa es lo que un compositor pueda expresar jocosa y picarescamente en una canción, con las licencias que otorga el arte musical.

Sergio también ha ganado en varios festivales vallenatos con sus canciones, aunque él mismo reconoce que no ha sido muy amigo de los concursos, pero en el año 1998 se logró coronar Rey de la Canción Inédita en Valledupar con el paseo ‘Recuerdos de viejos tiempos’, y entre sus grandes aportes al folclor se destacan dos puyas insignes: ‘La fiesta de los pájaros’ y ‘La cacería’, piezas musicales con las que muchos acordeoneros han ganado festivales.

Colofón: Sergio Moya Molina, ya muy cercano a sus ochenta años, continúa componiendo y cantando sus canciones como en los viejos tiempos, ahora más orgulloso al lado de sus hijos: Fredy, Leónidas y mi eterno compañero de infancia colegial, ‘Sergito’.

 

Jorge Nain Ruiz

@jorgenainruiz

Sobre el autor

Jorge Nain Ruiz

Jorge Nain Ruiz

Vallenateando

Jorge Nain Ruíz. Abogado. Especializado en derecho Administrativo, enamorado del folclor Vallenato, cantautor del mismo. Esta columna busca acercarnos a una visión didáctica sobre la cultura, el folclore y especialmente la música vallenata. Ponemos un granito de arena para que la música más hermosa del mundo pueda ser analizada, estudiada y comprendida.

@jorgenainruiz

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

El inmortal Cantor de Fonseca

El inmortal Cantor de Fonseca

Casi cinco décadas han transcurrido desde que el nombre de Carlos Huertas Gómez quedó grabado con tinta indeleble en las célebres p...

Recuerdos de Juancho Rois que adornan los 25 años de su partida

Recuerdos de Juancho Rois que adornan los 25 años de su partida

  Las etapas del destino marcan una línea invisible que ni los enamorados alcanzan a descubrir en el marco de sus corazones. Esa fig...

¿De dónde vienen las canciones?

¿De dónde vienen las canciones?

  Se cumple un siglo desde la creación de una escuela de acompañamiento de la guitarra por parte de un grupo de pioneros y sólid...

Los gloriosos tiempos de Jorge Oñate (2)

Los gloriosos tiempos de Jorge Oñate (2)

Actualmente, casi toda la fanaticada jorgeoñatista coincide en afirmar que la época dorada del cantante paceño la vivió al lado de ...

 ‘Vallenatología’, reedición de una guía ineludible sobre el vallenato

‘Vallenatología’, reedición de una guía ineludible sobre el vallenato

  Dieciséis años después de la muerte de Consuelo Araujonoguera, uno de sus más importantes libros, ‘Vallenatología’, reco...

Lo más leído

Te equivocaste, Fabio

Fabrina Acosta Contreras | Opinión

Libros de cuentos para conocer África

José Luis Hernández | Literatura

La agricultura urbana en Colombia

Redacción | Medio ambiente

La varita de caña y su historia, un episodio de la vida real

Álvaro Rojano Osorio | Música y folclor

El reloj del Tío Tomás

Diógenes Armando Pino Ávila | Opinión

Una señora Patillalera formó en el Valle una gritería

Juan Rincón Vanegas | Música y folclor

Pa la Matecaña nos fuimos: anécdotas de juglarías (Parte I)

Alfonso Osorio Simahán | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados