Música y folclor

Silvio Velásquez, el fundador del Festival Vallenato en Cali

Redacción

14/09/2012 - 07:30

 

Silvio Velásquez El folclor vallenato se ha convertido en uno de los más destacados de Colombia en los últimos años. Por ese motivo, hemos querido entrevistar a uno de sus más importantes representantes a nivel nacional.

Silvio Hugo Velásquez es el director y fundador del Festival Vallenato en Cali, tradicionalmente conocida como la capital de la salsa. Su experiencia es digna de reconocimiento y un ejemplo de superación para todos los que disfrutamos a diario de la música vallenata.

 

¿De dónde viene su amor por el folclor vallenato y esas ganas de que sea reconocido en el resto de Colombia?

Permítame hacerle saber que yo nací en Fonseca (Guajira) y desde muy niño me incliné a difundir la música vallenata en mi Fonseca querida en las parrandas, serenatas y presentaciones que realizaba siempre lo hacía con mi Vallenato del alma.

Con esa voz que el Señor me regaló, armoniosa, sentimental, romántica y parrandera, parida de las entrañas mismas del folclor; la Guajira, soy un Fonsequero vivaz, alegre y bullanguero como los de mi tierra legendaria, cuna de músicos y compositores, donde las parrandas se recrean en los patios de nuestras casas.

El amor del Folclor Vallenato viene desde niño, yo crecí escuchando la música de Jorge Oñate, Poncho Zuleta, Diomedes Díaz, El Binomio de Oro (Rafael Orozco e Israel Romero), Beto Zabaleta, Silvio Brito, José Hilario Gómez, Luis Enrique Martínez “El Pollo Vallenato”, Leandro Díaz, Carlos Huertas “El Cantor de Fonseca”, Julio Vásquez, Colacho Mendoza, entre otros, recuerdo mucho que en mi casa siempre mi papá para las fiestas patronales hacia una parranda con sus amigos y llevaba a una de estas figuras del Folclor Vallenato, donde contaban las anécdotas de las canciones y porqué las habían hecho y porqué la escogieron para grabarlas. Siempre sentí en mi ser que nuestra música tenía que ser reconocida no solo en Colombia sino también a nivel Internacional y gracias a Dios que nos dio la dicha de que el vallenato sea el folclor que representa a Colombia y a todos los colombianos en nuestra patria y en el exterior.

 

En el año 2006 organizó el primer festival vallenato en Cali. ¿Cómo surgió la idea y cuál fue el proceso para concretarla?

Esa es una historia bien larga de contar pero voy a tratar de resumirla en unas cuantas palabras. Resulta que yo me vine a estudiar a Cali, y en cuanto me bajé del avión y tomé un taxi del aeropuerto para la ciudad de Cali, escuché un programa vallenato que me llenó de mucha emoción y dije voy a realizar en Cali el Festival Vallenato, y todos los años presentaba la propuesta en la Secretaria de Cultura (antes era una dependencia de la Secretaría de Educación).

Después de 18 años de insistir, llegó un alcalde a quien le gustaba el vallenato y me dio una cita el 2 de Febrero de 2005 para decirme que quería hacerle un homenaje a su amigo que falleció. Yo le dije así, con palabras textuales: “Te lo tengo Polo hagamos el Primer Festival Vallenato de Cali, homenaje a Leandro Díaz, versión Elix Molina”.

Él me contestó: “vamos a realizarlo para el mes de marzo” y yo le contesté “en Marzo pero del próximo año”. Finalmente, en el año 2006 realizamos el primer Festival Vallenato versión Elix Molina, homenaje al maestro Leandro Díaz. Me acuerdo que la mayoría de las personas a las que les comentaba la noticia me trataban de loco y me decían así: “Este está loco, un Festival Vallenato de Cali, en la capital mundial de la Salsa”. Y sin embargo, este loco va para el Quinto Festival Vallenato de Cali, gracias a Dios y a todos los amantes de esta música que es nuestra y no se la debemos a nadie.

 

¿Ha conocido dificultades para establecer el festival vallenato?

Sí, claro. Hemos tenido muchas dificultades. Tantas como para mencionar unas cuantas: me han amenazado de muerte si seguía con el Festival Vallenato de Cali. Un alcalde, con el apoyo del secretario de la época, al igual que el gerente, trató de acabar con el Festival Vallenato diciendo que Cali no era vallenata si no salsa, y nos tocó en la Fundación Festival Vallenato de Cali instaurar una acción de Tutela.

Y no contentos con que querían acabar con el Festival en la cuarta versión del Festival nos quisieron hacer quedar mal dándonos una publicidad falsa en le prensa sensacionalista y lo más triste fue que un costeño se prestó para escribir esas cosas horribles sobre nosotros, pero aquí estamos dando la batalla por nuestro folclor vallenato del alma.

Durante la administración de ese alcalde, no pudimos seguir realizando el Festival Vallenato porque decidió incumplir el acuerdo concluido con el concejo municipal. No le gustaba el Vallenato. Yo le dije un día, cuando me lo encontré en un hotel: “Doctor recuerde que los cargos públicos y los productos perecederos tienen algo en común”, y ni cuenta se dio que le estaba diciendo que él tenía fecha de vencimiento en su mandato.

 

Después de cinco ediciones, ha tenido tiempo de homenajear a grandes artistas y premiar a grandes acordeoneros: ¿Cuáles son las anécdotas que recuerda con más ternura?

Bueno la verdad es que nosotros siempre hemos homenajeados a grandes del Folclor Vallenato, pero me acuerdo mucho el homenaje que le hicimos al maestro Leandro Díaz, donde lo condecoró el alcalde de la época el Dr. Apolinar Salcedo, para mí fue muy sentido porque ver a un ciego condecorar a otro ciego es emocionante y el Teatro Jorge Isaac todos los asistentes emocionados, también recuerdo en el segundo Festival cuando condecoramos al maestro Rafael Escalona que casi se nos muere en pleno acto inaugural.

Recuerdo que no teníamos cómo hacer publicidad en los medios de comunicación nacional como prensa, televisión y radio, y el maestro Rafael Escalona dio ese percance de salud y realizamos 25 ruedas de prensa y, ahora, siempre digo que el maestro Rafael Escalona hizo un aporte para que el Festival Vallenato de Cali se conociera no sólo en Colombia si no también en el mundo. Le digo siempre “gracias, Maestro”.

También recuerdo con mucha ternura las veces que muchos costeños no me creían y después del lanzamiento vieron que era una realidad. Todos se llenaban de orgullo de saber que en Cali tenemos un Festival Vallenato para deleite de todos los amantes de este folclor.

En el Festival Vallenato de Cali han ganado acordeoneros como Jaime Guerra en el primer festival, Neimer Tetai en el segundo Festival, Miguel Ulloa en el 3er. Festival y Luis Eduardo Daza en el 4to. Festival, hemos tenido concursantes de la talla de José Vásquez, Manuel Vega, El Pollito Herrera, Oswaldo Guerra, Alex Flores, entre otros.

 

¿Qué diferencias existe entre el festival vallenato de Cali y el de Valledupar?

La diferencia que puede existir entre el Festival Vallenato de Cali y de Valledupar es que nosotros estamos siempre difundiendo el folclor y a los artistas de los conciertos que realizamos.

 

¿Siente que el vínculo entre Cali y Valledupar podría mejorarse en cuestiones culturales?

Estoy seguro que sí y no solo en lo cultural si no también que podemos incrementar el turismo de las dos ciudades.

 

¿Cuándo acontecerá el próximo festival vallenato de Cali y qué nos tiene reservado para esa ocasión?

El próximo Festival Vallenato esperamos con el favor de Dios realizarlo en año 2103 y va a ser el encuentro de tres culturas: vallenato, salsa y música del Folclor Pacifico, haciendo un homenaje a las tres culturas musicales que convergen en la ciudad de Santiago de Cali. Versión Rafael Escalona, homenaje a los maestros Lisandro Meza y Luis Carlos Ochoa.

Del maestro Lisandro meza no tengo que decir que todos lo conocemos, el maestro Luis Carlos Ochoa ha sido un incansable forjador de figuras del género de la salsa en Cali y a quien no se ha hecho un homenaje todavía, y también vamos a hacer un homenaje al maestro Jualago: muestra insigne de la muisca del Folclor Pacifico.

Seguiremos realizando nuestros concursos de acordeón profesional, acordeón aficionado, mejor voz, mejor conjunto en vivo, canción inédita. Y en el próximo Festival vamos a realizar el concurso de acordeonero infantil

 

Lleva 23 años viviendo en Cali: ¿qué ha cambiado en cuanto a la percepción de la música vallenata?

La percepción del vallenato para mi es la misma. En lo único que diría yo que puede haber cambiado es que el vallenato puede ser comercial sin perder su esencia, su originalidad, que es lo que lo identifica. Siempre he dicho que el vallenato es el sentimiento hecho canción, vivencias y anécdotas vividas en nuestra vidas, el amor, la amistad, el pueblo, todo lo que a uno lo rodea: eso es el vallenato.

 

¿Cómo se vive el vallenato en Cali y qué tipo de público acude a él?

El vallenato en Cali se vive como si fuera de esta tierra, acude toda clase de público. Todos los estratos socio económicos disfrutan de esta música que ya no es nuestra si no de Colombia entera.

 

Usted también es cantante. Ha grabado 5 producciones que le han permitido difundir el folclor en Colombia y al exterior: ¿cuáles son sus gustos en materia de vallenato?

Siempre me he identificado con el auténtico vallenato, como siempre lo he dicho yo soy criollo y me ha servido mucho porque así me identifican en cada una de mis presentaciones como “El Príncipe Guajiro”, el vallenato autentico es el mejor vallenato es cierto que han surgidos nuevos estilos y gustos pero: vallenato es vallenato y punto.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

El 28 Festival Tierra de Compositores de Patillal ya tiene su afiche

El 28 Festival Tierra de Compositores de Patillal ya tiene su afiche

“Patillal es como una melodía que al oírla nos provoca cantar” José Hernández Maestre El Festival Tierra de Compositores de...

A Diomedes Díaz lo traicionó el corazón

A Diomedes Díaz lo traicionó el corazón

Ay Doctor Eduardo Arredondo hágame el favor vengo aquí porque en verdad es que me siento mal y usted como es un cardiólogo en espe...

Encuentro de Bandas del Caribe y música de viento en Valledupar

Encuentro de Bandas del Caribe y música de viento en Valledupar

Los aplausos retumbaron fuertemente en la noche vallenata y caían pesados sobre esta tierra bañada por el río Guatapurí. Era como e...

El Calypso

El Calypso

En noches que atormentan los tambores y en coros animados por rones de la caña, los cantores y bailadores anónimos esgrimen sus ác...

Tras los pasos de Sergio Bermúdez, el ‘Joe’ Arroyo cesarense

Tras los pasos de Sergio Bermúdez, el ‘Joe’ Arroyo cesarense

Caminando por las calles de El Paso, vi en una de sus casas un viejo afiche del joven que hace dos años ‘pegó’ literalmente a l...

Lo más leído

Los caribes colombianos

José Javier González de la Paz | Pueblos

Sobre la naturaleza egoísta del hombre

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

El manifiesto cultural

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

Macondo: perfil de Gabo

Oscar Pantoja | Literatura

Por el mismo camino

Alberto Muñoz Peñaloza | Música y folclor

La oscura nube del Cerrejón en La Guajira

La Liga contra el silencio | Medio ambiente

Un pueblo con dos patronos

Diógenes Armando Pino Ávila | Patrimonio

La revelación póstuma

Álvaro Yaguna Nuñez | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube