Música y folclor

Tito Puente, un rey entre la Salsa y el Latin Jazz

Isabelle Laymarie

21/01/2020 - 05:30

 

Tito Puente, un rey entre la Salsa y el Latin Jazz
El músico Tito Puente, el Rey de la música latina

 

El prolífico y bullicioso Tito Puente ha desempeñado un considerable papel en la historia del jazz latino. Ha popularizado los timbales, la flauta (antes que Herbie Mann) y el vibráfono (antes que Cal Tjader), dejado centenares de grabaciones y composiciones, y obtenido cinco premios Grammy.

Nacido en 1923 en el Harlem, de padres puertorriqueños, después de un accidente que le daña un tendón, renuncia a una carrera de bailarín. Nutrido de jazz y de música puertorriqueña y cubana, estudia piano, órgano, batería, vibráfono, los timbales y la conga. Comienza como timbalero con diferentes grupos latinos en el Harlem Este y Miami, y, luego, toca con Noro Morales en el Stork Club.

En 1941, con dieciocho años, trabaja seis meses con los Afro-cubans, donde sustituye al timbalero cubano Ubaldo Nieto, experiencia primordial para su futura carrera de director de orquesta y arreglista. Enrolado en la marina durante la Segunda Guerra Mundial, estudia saxo, armonía y composición con Charlie Spivak, piloto de su barco.

Después de perfeccionarse en la Juilliard School of Music, entre en el grupo del cantante y maraquero Pupi Campo (cuñado de la cantante de jazz Rosemary Clooney), del que llega a ser el director musical. Al año siguiente constituye el conjunto The Piccadilly Boys y hace sus primeras grabaciones. “Picadillo”, “Ran kan kan”, “Abniquito”, “Ban ban quere”, le proporcionan una notoriedad inmediata.

Su grupo pronto se amplía, y se convierte en una gran orquesta por la que pasarán músicos de horizontes diversos como Gustavo Más, Tata Palau, Mongo Santamaría, Kai Winding, Doc Severinsen, Bobby Porcelli, Puchi Boulong, Mario Rivera, Victor Paz, José Mangual, Gil López, Ray Barreto y Sonny Bravo. Muy rápidamente se considerará a Puente como “El Rey” de la música latina, título que conservará hasta el final.

Además de sus innumerables discos de la música bailable, graba varios álbumes orientados hacia el Jazz como “Puente Goes Jazz”, “Night Beat”, y “Herman´s Heat and Puente´s Beat” (con Woody Herman) y graba con Count Basie. El espíritu del jazz anima también piezas latinas como “Palladium Days”, con sus solos ardientes.

Hacia 1975 efectúa una gira por Europa con el Latin Percussion Jazz Ensemble (Eddie Martínez, Sal Cuevas, Patato Valdés, y Johnny Rodríguez), y luego, paralelamente a su conjunto de salsa, pone en pie un grupo experimental más restringido, dedicado exclusivamente al Jazz latino, y que incluye destacadamente a Jorge Dalto, Mario Rivera, Jerry González y Alfredo de la Fé. En este contexto, propone estándares (“Prelude to a Kiss”, “killer Joe”) o composiciones menos conocidas de músicos jóvenes como Mulgrew Miller, con tratamientos inesperados.

Su concierto de 1984 en el Great American Music Hall de San Francisco, grabado con el título de El Rey, con “Stella by Starlight”, “Autumn Leaves”, “Equinox”, y “Giant steps” de John Coltrane, “Out of this world” con “All Blues”, y “Straight no chaser”, o aún Mambo Diablo, con “Take five”, “Lush life” y “Lullaby of birdland”, testimonian la cultura jazzística de Puente.

En 1992, organiza los Golden Latin Jazz All Stars con Hilton Ruiz (piano), Dave Valentín (flauta), Charlie Sepúlveda (trompeta), Andy González (bajo), Ignacio Berroa (batería) y Giovanni Hidalgo (percusiones). Poco antes de su muerte, el 31 de mayo de 2000, debida a complicaciones que surgieron después de una operación a corazón abierto, graba con Eddie Palmieri (cuyo primer instrumento fueron los timbales, y su ídolo, Tito Puente) su última obra., un álbum de rumba urbana titulado Masterpiece / Obra Maestra, que asimismo contiene un tango y música de mariachis.

Entre sus innumerables composiciones, dos de los más célebres son “Para los rumberos”, y “Oye cómo va”, inspiradas por “Chanchullo” de Cachao López, y retomadas con una forma más rock por Santana.  

 

Isabelle Laymarie

Pianista, musicóloga y escritora

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

La mujer que sintió celos de una ‘buscona’

La mujer que sintió celos de una ‘buscona’

Estuvo silenciosa durante el trayecto. Iba sentada en la silla del copiloto en una camioneta que la transportaba de La Guajira al Ces...

“Una pilonera debe mostrar alegría y amor por el baile tradicional”

“Una pilonera debe mostrar alegría y amor por el baile tradicional”

Cada año, numerosas comparsas participan en el desfile de piloneras del Festival Vallenato con el fin de avivar una tradición, de dis...

"Volví a llorar" generó emociones a dos grandes del folclor

Cuando se tocaron los propios terrenos del corazón, y se tenía al lado al padrino que es un guía musical, las lágrimas llegaron sin...

Un Festival de música caribeña en Valledupar: ¿sueño o realidad?

Un Festival de música caribeña en Valledupar: ¿sueño o realidad?

Durante los días del Festival Vallenato, el gestor cultural Alejandro Gutiérrez de Piñeres se desplazó a Valledupar con el fin de p...

Charles King: “La música africana es parte de la nuestra”

Charles King: “La música africana es parte de la nuestra”

La champeta es un ritmo que nació hace más de treinta años en San Basilio de Palenque, Colombia, el primer pueblo libre de Amér...

Lo más leído

¿Qué es la oralidad?

Javier Zamudio | Patrimonio

Duane, el arhuaco rebelde

Arnoldo Mestre Arzuaga | Pueblos

Leandro Díaz y las mujeres de sus canciones

Redacción | Música y folclor

El regreso del vampiro en el cine de los 80 y 90: viejos temas, nuevas perspectivas

Norma Cabrera Macías y María Carmen Iribarren Gil  | Cine

Borges, en la eternidad

Luis Carlos Ramirez Lascarro | Literatura

Los mil y un ojos de Leandro

Henry Vergara Sagbini | Música y folclor

Rafael Orozco, de Sempegua al estrellato musical

Juan Rincón Vanegas | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados