Música y folclor

Una noche de cantautores en el callejón de la Purrututú

Redacción

24/09/2012 - 13:00

 

Beto Murgas y Almes Granados Si hay un lugar en el que se vive el vallenato clásico con toda la intensidad, es en los callejones del centro de Valledupar. Mecido por un cuadro pintoresco que invita a apreciar el folclor en su estado más puro, el oyente se convierte en el testigo de un espectáculo de múltiples dimensiones.

Eso fue lo que ocurrió el pasado sábado 22 de septiembre con la Gran noche de cantautores organizada en el callejón de la Purrututú por la fundación AVIVA y la fundación Reyes y Juglares Vallenatos.

Tras la caída de un aguacero, los temores de una posible cancelación se dispararon, pero la calma volvió a reinar cuando a partir de las 7.30pm los primeros invitados se sentaron en las mesas.

Pegado a la casita de la Purrututú, la que da el nombre al callejón y será el objeto de reformas gracias a los ingresos generados por este acontecimiento, el escenario imponía respeto.

Los artistas llegaron poco a poco, arrojando vida en unos callejones que piden a gritos atención y reconocimiento. Los primeros fueron Jimmy Murgas y Almes Granados, seguidos de Beto Murgas y de su famoso tema “La negra”, Enrique Gutiérrez (el hijo del Flaco de oro), Santander Durán, Lucy Vidal, Sergio Moya Molina y el trío de Oro, Adrián Villamizar, Rosendo Romero y Son Tananeo.

Todos adhirieron a la causa de restaurar el callejón y ser promotores de un centro resplandeciente. En sus actuaciones ofrecían bellas anécdotas, y de todas ellas cabe destacar la del maestro Santander Durán quien dijo que su padre, carpintero, había suministrado la madera de carreto hace 60 años para cercar la casita de la Purrututú.

12 millones de pesos era la meta que se impusieron los organizadores para lograr adelantar este proyecto digno de admiración. Y era una meta alcanzable. Sin embargo, la lluvia lo quiso de un modo distinto y la venta de refrescos se convirtió entonces en una forma de maximizar los ingresos.

Así pues, los anuncios o comerciales fueron animando la noche entre un cantante y otro. El secretario de AVIVA  Armando Arzuaga aportó un toque de creatividad con unas rifas de marcos y kits de maquillaje que sublevaron las pasiones del público.

Pero por encima de todo, del talento de los cantautores y de los esfuerzos de animación, quedarán presentes en las memorias de todos los asistentes los mensajes de solidaridad y el apoyo incondicional del sector de la Cultura a la renovación del centro histórico.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

“Juancho Polo, ¿para dónde vas? Voy para el Cauca y regreso ligero”.

“Juancho Polo, ¿para dónde vas? Voy para el Cauca y regreso ligero”.

  La frase: “Juancho Polo, ¿para dónde vas? Voy para el Cauca y regreso primero”, que hace parte de los versos de la canción N...

De La Paz a Aracataca en ritmo de acordeón: los primeros concursos de vallenato

De La Paz a Aracataca en ritmo de acordeón: los primeros concursos de vallenato

  La evidencia documental más antigua que se tiene de una competencia de acordeoneros es a finales de los años treinta y principios...

El Vallenato protesta (II)

El Vallenato protesta (II)

  Otra cara de la protesta vallenata que alimenta no sólo la poética sino la novelística y toda literatura nacional desde los año...

El Vallenato de Carlos Vives

El Vallenato de Carlos Vives

Carlos Vives es el segundo gran innovador y transgresor de los parámetros vallenatos establecidos [después del compositor Rafael Es...

Estaba mi Ana María en la orilla del río

Estaba mi Ana María en la orilla del río

  Cuando Abel Antonio Villa grabó en 1990 Ana María en la orilla del río, señaló: “Disco y mujer de Abel Antonio”, canción ...

Lo más leído

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados