Música y folclor

Los barbaros, una banda que no envejece

Redacción

26/10/2012 - 11:55

 

Los Bárbaros Hay agrupaciones musicales que, pase lo que pase, saben mantenerse en un estado de eterna juventud, que aunque cambien las modas y aparezcan nuevos cantantes en el horizonte, saben cuál es su estilo y logran crear un ambiente de fiesta.

En el Cesar contamos con una banda que hace parte de esa estirpe. Los bárbaros representan un fenómeno musical con más de 20 años en acción, alegrando y emocionando a públicos de jóvenes y no tan jóvenes.

La música que interpretan varía entre el género tropical y el vallenato bailable y siempre le añaden esa notica picante y alegre que los hace inconfundibles en el escenario. Son bailarines expertos y elegantes que, además de moverse con sabor, sincronizan cada uno de sus movimientos.

En el último programa de Vallenatos Fans,  los bárbaros dieron fe de cada una de estas afirmaciones. Con una espontaneidad y fogosidad que contagió a Coco Ramos –en efecto, por primera vez lo pudimos ver bailar a un lado del set–, los músicos demostraron que no sólo son famosos por sus voces melifluas sino también por esos movimientos de cintura y de hombros que deslumbran a cualquier espectador.

Compuesta por dos generaciones de cantantes –Leo el papá y Leo el hijo–, la agrupación ha sabido encontrar un equilibrio y formar a otros jóvenes que ahora cantan con el mismo entusiasmo y elegancia.

Siendo el mayor de todos, el papá Leo dice no estar incomodado por su edad. De hecho, sigue teniendo la misma cara de pelao´ que hace unos años y se mueve con la misma flexibilidad que los jóvenes en el escenario.

“La edad no me limita –expresa con una sonrisa–. El día que yo no me sienta bien le tendré que decir adiós al escenario pero, de momento, disfruto de cada momento”.

Por su lado, el hijo también expone una sonrisa de oreja a oreja. Es el alma de la agrupación y transmite un apasionamiento por la música latina en general que puede verse especialmente cuando empieza a cantar.

Leo el hijo acaba de participar en el famoso programa televisado que tiene a media Colombia encendida (La Voz Colombia) y, pese a su talento, no ha podido avanzar demasiado en las clasificaciones. ¿El motivo? Según Coco Ramos, podría deberse al estilo de música interpretado –“La Colegiala” de Silvestre Dangond–  que no favorece a un cantante más acostumbrado a temas tropicales o románticos.

En todo caso, ver a la banda Los bárbaros en el set es un placer para todos y especialmente para José Antonio Araujo quien, como buen amante de la música costeña, disfruta viendo a las bandas más auténticas.

El joven presentador se sintió realmente conmovido y aprovechó la ocasión para recordar los mejores años de su infancia o la inminente graduación que le espera en el colegio Loperena gracias a temas como “Yo me graduaré” o “De vuelta al barrio”.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Poética de Carlos Vives en el Canto vallenato

Poética de Carlos Vives en el Canto vallenato

  En las tardes, cuando el sol se abraza con el mar, contempla desde la playa de su nativa Santa Marta el tropezar incesante del agua...

La música y las exigencias de su nueva forma de distribución

La música y las exigencias de su nueva forma de distribución

Los desafíos que deben afrontar los artistas musicales en la actualidad son enormes, gracias a la masificación que le ha dado Inter...

Salvaguardar las tamboras

Salvaguardar las tamboras

En una remota noche de mi niñez apacible, en ese pueblo entrañable de San Miguel de las Palmas de Tamalameque, donde tuve la fortun...

El Festival de la Leyenda Vallenata se lució en Bogotá

El Festival de la Leyenda Vallenata se lució en Bogotá

El pasado 22 y 23 de marzo el teatro mayor ‘Julio Mario Santo Domingo’ de la capital del país vibró al son vallenato y del Festiv...

Juancho Rois: el más visitado en el cementerio de San Juan del Cesar

Juancho Rois: el más visitado en el cementerio de San Juan del Cesar

‘El Mono’, así lo conocen todos. Es el mismo que llega cada tres meses en bicicleta desde Santa Marta al cementerio de San Juan ...

Lo más leído

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados